Informe maquillado

pobreza 2

El gobierno de Peña privilegia a trasnacionales por encima del bienestar de la población: Wadgymar

 

 

Ciudad de México.-Académicos e investigadores del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM revelan que las finanzas del país son un verdadero desorden y detrás del informe que rinde el presidente Enrique Peña Nieto se ofrecen datos contradictorios que ocultan el advenimiento de recortes drásticos al gasto social, mayor desempleo y pobreza, aumento en las tasas de interés y una crisis de mayor intensidad durante éste y los próximos años.

Para el doctor Arturo Ortiz Wadgymar, la deuda externa que llega hasta diciembre del 2014 a 474 mil millones de dólares, la salida de capitales que los ricos mexicanos se llevan del país para invertirlos en otros países —que suma alrededor de 12 mil millones de dólares—, y la política fiscal que se empeña en no cobrar IVA a las grandes empresas maquiladoras, junto con las caída de los precios del petróleo, están asfixiando a la economía mexicana.

Dentro del presupuesto para el 2016 hay una escasísima capacidad de maniobra porque tan solo en abonarle al pago de la deuda externa se va casi la mitad del gasto presupuestado. Y lo peor es que los compromisos que hay con los intereses del capital trasnacional son intocables, dice Ortiz Wadgymar, “porque ni el pago de la deuda externa ni los subsidios otorgados a las empresas maquiladoras trasnacionales, se pueden suspender, son intocables, esos no perdonan”.

Durante la mesa redonda que organizó el Instituto de Investigaciones Económicas de la máxima casa de estudios para analizar los primeros tres años de economía del actual sexenio, Ortiz Wadgymar, uno de los más reconocidos economistas del país, desmiente al Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, cuando afirma que la baja en los precios del petróleo no impactará el presupuesto porque la pérdida de los ingresos se habrían de compensar con la nueva recaudación fiscal.

“Tal vez las cifras del Secretario de Hacienda sirvan para tranquilizar, pero los datos que cita para justificar su afirmación no checan, son falsos. La recaudación fiscal jamás alcanzará una cifra mayor a los 6 mil millones de dólares que mínimamente dejó de percibir el Estado por las exportaciones petroleras”, afirma, contundente.

Sostiene que el Gobierno de Peña Nieto maquilla sus estadísticas con cifras y conceptos que no reflejan la realidad. El peso mexicano no está depreciado frente al dólar, como suelen decir. En economía esto significa que nuestra moneda está devaluada, pero el Gobierno actual disfraza la realidad con números y conceptos porque se sabe que un Presidente que devalúa el peso es un Presidente devaluado, recalca.

Indudablemente que este desastre en las finanzas no es de este sexenio sino que viene desde 1982, por la crisis de deuda que se arrastra, la apertura indiscriminada al exterior que ha incrementado la dependencia, y las políticas orientadas a privilegiar a las empresas trasnacionales por encima del bienestar de la población.

Con la firma del TLC se determinó que las grandes empresas maquiladoras quedarían exentas de pagar el IVA. En 20 años se han llevado como subvenciones casi la mitad del PIB nacional. Estas empresas que no pagan el IVA, sumadas a las exportaciones de capital, es decir, el dinero que sacan los ricos mexicanos y que lo invierten en otros países, son sangrías que explican el fracaso de la política tributaria en México y en parte, la caótica situación económica actual.

Además, desde que se firmó el TLC con México, el crecimiento prometido de la economía ha sido muy bajo y malo, a pesar de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le ofreció a Vicente Fox blindar la economía mexicana de las devaluaciones a cambio de impulsar las reformas estructurales de segunda generación. Desde entonces, la deuda externa contraída por los últimos tres presidentes de la República ha crecido exageradamente, dice el académico.

Destacó que es en el sexenio de Felipe Calderón cuando se dispara la contratación de deuda pública externa, pero en 2012 rompió record. Y el economista se pregunta: “¿Cómo es posible tanta deuda si estaban altos los precios del petróleo, había recursos, no había problemas presupuestarios ni de la reserva? ¿Que los indujo a contratar tanta deuda?”

Esto es terrible, porque al entrar Peña Nieto se contrató todavía más deuda y ahora el problema es grave, porque si no se va a contratar más deuda para subsanar la caída del precio del petróleo, ¿qué se va a hacer?, pregunta. Se nos vendió la idea de que la Reforma Energética sería una manera de administrar la sobre abundancia de los recursos petroleros y eso fue un engaño.

Los grandes directivos y expertos asesores en política energética en el país, esos que ya sabían que el precio del petróleo bajaría, esos mismos operadores que trabajan para el Consenso de Washington, son los responsables de esta situación, concluye.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1101
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.