julio 30, 2021 3:27 AM

Frontera blindada

Higuera y melo

 

Pobladores serranos temen por matanzas de civiles

 

 

El Procurador General de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, reconoció que el cuerpo de quien se dice ser Benito Portillo Torres, supuesto líder de un grupo de narcocultivadores de mariguana y amapola en la zona de la montaña de Choix y de Urique, Chihuahua, está bajo custodia de la institución, por no tener certeza forense de que se trate del capo serrano.

“Tenemos la versión de una persona que dice reconocer que el fallecido era Benito Portillo Torres, pero no hay información científica que lo confirme. El cadáver se encuentra retenido por el momento, hasta que la Procuraduría General de la República entregue el resultado de las pruebas genéticas y se realice el comparativo con otros resultados. A nosotros no nos interesa retener el cuerpo, porque sabemos que sus familiares lo requieren para sepultarlo, pero en tanto no exista certeza de que se trata de la persona que dicen reconocer, éste no se dará”, dijo.

Higuera Gómez no adelantó más datos del caso y se mostró hermético.

Portillo Torres habría sido asesinado el jueves 28 de mayo en la calle Xicoténcatl, en colonia Las Vegas de Culiacán, Sinaloa, junto con su escolta personal y ex policía ministerial, Manuel de Jesús Barraza Armenta, cuando ambos viajaban en un auto Chrysler línea TP Crusier con placas 6EUL244 del estado de California.

Las primeras hipótesis del hecho es que ambos fueron perseguidos por sujetos armados que terminaron emboscándolos para asesinarlos. El supuesto cabecilla del narcotráfico serrano y su lugarteniente pretendían ocultarse en una casa de seguridad de Culiacán, habiendo salido de la zona limítrofe de Choix y Urique, Chihuahua, luego de que al menos se registraran cuatro matanzas en menos de una semana.

Blinda la sierra

El general Moisés Melo García, coordinador de Seguridad en Sinaloa, reconoció que la muerte de Benito Portillo Torres podría provocar más matanzas en la Sierra Madre Occidental, pero consideró improbable que alcance a Sinaloa, puesto que los límites con Chihuahua están prácticamente blindados.

“Los grupos ministeriales y de élite de la Policía Estatal Preventiva no bajarán de la sierra hasta que ésta se encuentra totalmente en calma. La zona de vigilancia y patrullaje no se va a reducir porque se corre el riesgo de que los grupos en pugna en la sierra pueden descender y pretendan tomar el control de zonas bajas, lo que no se permitirá”, señaló.

Dijo que los grupos de ministeriales se han coordinado con las fuerzas castrenses para tener mayor apoyo en fuerza.

Melo García dijo que si las bandas rivales se enfrentan, ese fuego no llegará a Sinaloa “porque aquí las cosas están en calma. En la zona norte de la entidad no tenemos grupos enfrentados ni zona de mayor riesgo”.

Aventuró que es probable que el grupo interno al que se dice que pertenece Benito Portillo Torres pudiera sufrir una incisión y alguna probable lucha de poder, pero sin consecuencias para los sinaloenses.

Gerardo Amarillas Gastélum, coordinador de la Policía Ministerial del Estado, descartó por completo que el clan Portillo Torres pudiera tener algún estallido violento en contra de la población civil.

“No creo que suceda, porque aquí hay con qué responder. Además los informes que tenemos es que esa organización se ha debilitado por sus pugnas en la parte serrana, en donde podrían tener cierta fortaleza, pero nada que equipara al Estado”.

De acuerdo con informes de inteligencia policiales, hasta el fin de semana no se había detectado avances en la sierra del grupo de Adelmo Lemo Núñez Molina, que peleaba en contra de Benito Portillo Torres.

Los datos revelan que los municipios controlados por el primero en Chihuahua son Batopilas y Morelos, y los afines a Portillo Torres Urique y una parte de Guazapares, también en Chihuahua.

Una semana después de la ejecución de Portillo Tores, la zona de la montaña se encuentra tranquila, dicen pobladores serranos, quienes han comentado que no hay repercusión de sangre en la sierra por la ejecución de Portillo Torres, sin embargo, advierten que hay temor de que en cualquier momento se presente una nueva matanza de civiles.

El final

Benito Portillo Torres concluyó su mandato en la puerta norte del Triángulo Dorado a sangre y fuego. Éste sobrevivió al mayor ataque que comandó en contra de Adelmo Núñez Molina, en el 2012, cuando ambos se distanciaron por un rompimiento en el Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con informes policiales confidenciales, Portillo Torres habría escapado de ser asesinado hasta en tres ocasiones durante el pasado mayo. La más reciente fue en la Cieneguita de Los Trejo (Lluvia de Oro), Urique, Chihuahua, cuando fue rodeado por sus enemigos en la pista de aterrizaje y le impidieron abordar la avioneta Cessna, modelo 206, matrícula XA-UUF, la cual se desplomaría en el arroyo muriendo Rogelio y Juan Daniel Beltrán Castillo, José Pedro Beltrán Rábago, Leopoldo Trejo Beltrán y Javier Flores Villanueva.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.