mayo 7, 2021 4:55 AM

Marchas, bloqueos de caminos y cierre de negocios, en puerta en Los Mochis

TRANSPORTISTAS. Protesta callada.
TRANSPORTISTAS. Protesta callada.

Están hartos de que el gobierno no los escuche o que finja sordera. Saturados de ser ignorados, reclaman atención inmediata, y no más mentiras.

Pero aún les queda un poco de paciencia. La suficiente apenas para aguantar una semana más bajo el rayo del sol de marzo, que por esas fechas comienza a ser más intenso.

Son al menos un centenar y medio de camioneros. La mayoría, choferes; otros ayudantes de conductor, y los menos, sus representantes.

Pertenecen a dos alianzas de camioneros. Los más, son afiliados a la Alianza de Trasportadores de Materiales y Agregados para la Construcción adherida a la a la Confederación Nacional de Trabajadores (CTM), y los más pocos a la Confederación de Organizaciones Populares (CNOP).

Pero en ese plantón se mueven como uno solo.

Tienes tres semanas en esa situación. Llegan desde las 7 de la mañana y aparcan sus camiones de volteo en los acotamientos sur y norte de la carretera Los Mochis-El Fuerte.

Es casi una fila india, con la caja levantada al aire, dejando ver un gran pistón hidráulico.

No estorban. Se manifiestan en silencio.

No gritan ni hacen demostración de bravata. Sólo están ahí, protestando parados.

Se sabe que es una inconformidad, porque en las portezuelas de las cabinas hay cartulinas en las que se lee su indignación; quieren que se les respete y cumpla su derecho al trabajo, que de acuerdo con la Ley Estatal del Transporte no debe ser realizado por particulares, sino por concesionarios con su documentación en regla y adecuado parque vehicular.

Quieren su parte proporcional en el acarreo de material pétreo y arenoso de las cribas a las bloqueras o concreteras. La regla es clara: del acarreo diario, el 70 por ciento debe ser asignados a las alianzas existentes y el 30 por ciento debe ser para los particulares. Esa fue una negociación que se adoptó para no perjudicar a los empresarios, pues la ley asigna el total de los acarreos a los aliancistas.

Gerardo Medina Palma, Secretario del Trabajo de la Alianza de Transportadores de Materiales y Agregados para la Construcción, asegura que son seis empresas las que los han desplazado de su habitual parte proporcional de trabajo, por una simple razón: “el que no es compadre, es amigo, ahijado, socio, cliente o cualquier cosa del gobernador, Mario López Valdez. En Ahome y en Los Mochis, ser allegado al gobernador Malova te da patente y permiso absoluto para delinquir, hacer de las leyes un papalote y meterlo en donde quieras. Para los empresarios, esa amistad significa desplazar a los jodidos. Y a los jodidos esa amistad representa estar más jodidos aún, porque nadie, nunca, de ninguna dependencia, te van a escuchar. En Los Mochis, los trabajadores están sometidos por la mafia malovista empresarial”.

Un mochitense adoptivo, jodiendo a otros mochitenses, ese es el gobernador, critica.

Y enumera: desde que Mario López Valdez gobierna en Sinaloa, las constructoras Mezta, propiedad de José Alberto Mezta; Maika, de Francisco Pérez Muñoz, director del Instituto del Deporte de Sinaloa y empresario radiofónico; Calsa, de Martín López; Coesa, de Miguel Soto; Gusa, de Jorge y Miguel Gutiérrez, y Conymat, de Ignacio Gastélum, han desplazado a los transportistas, concentrando todos los acarreos para sus empresas.

Buscando una solución, dijo, se entrevistaron con Domingo Ramírez, Director de Vialidad y Transporte, y con el Subsecretario General de Gobierno, Jesús Antonio Marcial Liparoli, pero éstos sólo respondieron con evasivas y mentiras.

“Hace dos semanas esperamos respuestas, pero ellos han enmudecido y se han quedado sordos, también, porque no responden las llamadas. Creo que como tolerantes que somos, dos semanas de espera para una solución a nuestra demanda, que por demás es justa y legal, es más que suficiente. Si los compañeros se hartan de la espera, va a ver movilizaciones, bloqueos y hasta cierre de negocios con nuestros camiones, porque el hambre aprieta.

—¿Que les dicen los empresarios?

—Nada. No responden nada. Sólo retan a que le hagamos lo que queramos, a fin de que nada los va a mover a contratarlos para el acarreo, pues el compadrazgo o la amistad con el gobernador Malova puede más que la misma ley, puede más que el Estado de Derecho.

— ¿Cuánto más soportaran?

— Ya no mucho. Los camioneros ya no tienen ni para diesel, algunos sus llantas ya no sirven y los acumuladores ya se descargan. Esperaremos hasta marzo, y entonces a movilizarse—, afirmó.

El desempleo

De un parque vehicular de 300 camiones, sólo 45 tienen empleo constante. Y constante es un viaje al día. El resto, se encuentran varados, sin empleo y sin posibilidad de contratación inmediata.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.