mayo 11, 2021 8:01 AM

A un año de la recaptura del ‘Chapo’, la estructura criminal está intacta

EN EL PUERTO. La ola violenta es por los nuevos mandos.
EN EL PUERTO. La ola violenta es por los nuevos mandos.

Con la “novedad” de que un año después que el presunto narcotraficante, Joaquín el Chapo Guzmán, fue recapturado por elementos de la Secretaría de Marina en condominios Miramar, la estructura del crimen organizado y sus frutos violentos en la zona sur del estado no han sido alterados ni un ápice.

“Dicen que es un reacomodo de las familias y que son nuevos mandos”, aseguró de manera escueta una fuente policiaca al preguntarle sobre las causas de la ola violenta que ha azotado en Mazatlán durante el mes de febrero.

La versión asegura que los recientes hechos violentos ocurridos en el sur del estado son producto del “reacomodo” entre dos grupos delictivos comandados por altos jefes del mismo Cártel de Sinaloa.

“Con la caída de producción de la cannabis, se aumentan las cosechas de amapola y la disputa por el control de las actividades ilícitas, como son robo de combustible en ordeñas clandestinas de PEMEX, de camiones cargados de gasolina, de góndolas de minas cargadas de oro, plata y cobre”, dijo.

Los asesinatos, privaciones ilegales de la libertad, balaceras (en algunos casos con final de toma de rehenes por los presuntos delincuentes), continúan perpetrándose por los grupos delictivos, como si el tiempo violento se hubiera detenido desde antes del 22 de febrero, cuando fue detenido El Chapo Guzmán.

“Son hechos aislados”, ha dicho siempre el alcalde Carlos Felton González, para sustentar su paradisíaca percepción de la seguridad pública en Mazatlán.

 

El “antes y después” del general Melo García

 

Para el general retirado, Moisés Melo García, hay una mejora en materia de seguridad pública luego de la captura de Joaquín Guzmán Loera alias el Chapo: “un antes y un después”.

“Considero que hemos mejorado, tan es así que los resultados ustedes los ven, hay una mejor coordinación entre las fuerzas estatal, federal y municipal.

Aquel sábado 22 de febrero, fecha en la que fue reaprehendido Guzmán Loera en el condominio Miramar, Melo García se desempeñaba como comandante de la Tercera Región Militar, y pasaba las últimas semanas en el cargo, en medio de la llamada guerra contra el narco, que ya le había causado bajas en el norte de la entidad. 

—La recaptura del Chapo ¿vino a modificar la estructura de seguridad en el estado?

—Sí, nos obliga a estar en constante renovación por llamarlo así, y ahora que estuvimos en reunión del grupo de coordinación, se manejó todo eso.

Los ajustes han sido necesarios, indicó, a causa de las bajas que causaron los elementos que no pasaron el examen de control de confianza, pero no ha sido necesario recurrir a la presencia de la Gendarmería.

Durante la celebración del 102 aniversario del Ejército, el militar sostuvo ante los medios de comunicación que no se ha incrementado el índice delictivo en Sinaloa luego de que el Chapo fuera detenido, y que por el contrario, ha disminuido.

Descartó que la sierra sinaloense esté descuidada. Se trata, dijo, de lugares de difícil acceso que se cubre hasta donde se puede llegar de forma oportuna.

“En estos momentos está el Ejército y la Policía Ministerial trabajando de manera coordinada y no saldrán de ahí”, expuso al referirse a la sierra de San Ignacio, donde en días pasados fue asesinado un Síndico.

No se pude decir que en general la sierra de Sinaloa está tranquila, pero se llevan a cabo acciones con la presencia policiaca.

 

Los detenidos con arsenal

 

Desde diciembre de 2014 a febrero de 2015, por las calles aledañas de las colonias contiguas de donde fue detenido el grupo armado con el arsenal bélico, han sido privadas de su libertad al menos 10 personas.

La Policía Ministerial del Estado y Policía Municipal detuvieron a un grupo fuertemente armado y con drogas que circulaba en sendos vehículos por la avenida Antonio López Sainz, a la altura de la Escuela Secundaria Federal número cuatro, ubicada entre las colonias Rincón de Urías y Mazatlán uno.

Los presuntos delincuentes fueron detenidos conforme fueron llegando al retén que las corporaciones policíacas mantenían la tarde del jueves 20 de febrero, por la avenida Antonio López Sainz, a escasas dos cuadras de la calle Albatros de la colonia Mazatlán uno, donde el pasado 2 de febrero un grupo armado ejecutó con fusiles AK-47, a un persona y privó de la libertad a dos jóvenes.

Los vehículos decomisados, con armas, dinero y droga, son un automóvil marca Toyota, Corolla, color rojo, con placas de circulación VN-2201; una camioneta Dodge Caravan, color tinto, con placas VNG- 9325, y una camioneta Jeep, Limited Grand Cheroke, color gris, con placas de circulación  VRV-7845, el primero y la último cuentan con reporte de robo.

Las armas aseguradas fueron: un fusil AK-47, un fusil R-15, un arma .9 milímetros, dos pistolas tipo escuadra, calibre .32 milímetros, tres armas tipo escuadra, calibre .45 milímetros, y una escuadra calibre 5.7 x .28 milímetros.

También les decomisaron decenas de tiros útiles para las diversas armas, varios teléfonos celulares, un radio de comunicación, más de mil dosis de droga (no especificada), diversos accesorios llamados tácticos y una fuerte cantidad de dinero, en billetes y monedas de diversas denominaciones.

Los  integrantes del grupo armado detenidos se identificaron como Sergio Osuna Ríos, de 20 años; Alejandro Salazar López, de 33; Julio César Rodríguez, de 30; Marcelino García Rodríguez, de 30; Jorge García Buenrostro, de 31; Carlos Ochoa Delgado, de 32, y Doriana Maciel Guadalupe Félix Sainz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.