mayo 15, 2021 11:52 PM

El mito del ‘Chapo’

Saul Lopez
LA CAPTURA. Sin el Chapo, el mercado continúa.

 

Luis Astorga: Guzmán fue enaltecido por EU y los medios

 

Luis Astorga Almanza acompaña siempre, en sus explicaciones sobre las organizaciones criminales del narcotráfico, la necesidad de desmontar la carga de mitos alrededor.

Uno, y enorme, es el Chapo. A Joaquín Guzmán Loera lo engrandecieron los propios estadunidenses nombrándolo el enemigo público número uno, de la talla de Al Capone —el mafioso de Chicago que lo mismo ponía alcaldes que compraba elecciones—. Y se le suman los medios, que lo llevaron a la lista de los más ricos del mundo.

La lógica de los americanos se llama cortar cabezas, e inicia al crear un personaje mítico “…al que etiquetan como el más poderoso del planeta. Y después tienen que crear otros personajes igual o más poderosos, según ellos, para poder continuar con esa lógica y seguir teniendo presupuestos para continuar en esta estrategia cortando cabezas y hacer creer que con eso disminuye el negocio y disminuye el poder de las organizaciones para seguir con sus actividades.”

Están convencidos, en el principal país consumidor —dice—, que quitando la cabeza de una organización criminal se desmantela a toda la red, pero no es así.

 

— ¿Qué ha ocurrido con la captura del Chapo?

— La famosa captura del Chapo es lo mismo que ha ocurrido con las otras grandes capturas de líderes importantes de organizaciones criminales. El mercado continúa funcionando, no es una persona la que controla el mercado. Son otras variables. Y la manera en que están organizados los grupos criminales varía mucho. No todas son organizaciones jerárquicas, hay otras que son horizontales. Hay organizaciones que funcionan más como redes. Es absurdo que se siga reproduciendo esa noción de cártel. Eso nunca ha existido. Es muy útil mediática y políticamente para designar grupos criminales, y dar la impresión de que son grupos jerarquizados, monolíticos, y que controlan toda la cadena de valor del mercado de las drogas con las que negocias. Y eso es absurdo, nunca ha existido”.

 

 

Una mentira repetida

 

Luis Astorga —doctor en Sociología del desarrollo y titular de la cátedra de la Unesco Transformaciones económicas y sociales relacionadas con el problema internacional de las drogas—, es un sinaloense que ha hecho su carrera de investigador en la UNAM, se mantiene como miembro del Instituto de Investigaciones Sociales y es autor de varios libros sobre narcotráfico, entre ellos el clásico, El siglo de las drogas.

Dice que Estados Unidos empieza armando el mito que permea en la opinión pública, ésta empieza a creer ese mito y lo reproduce.

“Más ahora: En el regreso del PRI, Enrique Peña Nieto cambió la estrategia que siguió su predecesor Calderón. Ahora la información desde el gobierno se restringe y los medios que ahora sabemos eran co-dependientes de esa información, difunden lo muy poco que sale desde el gobierno.

“No solo es la cantidad de notas sino la profundidad de esa información. La co-dependencia también está con la información que Estados Unidos genere, a través de los informes anuales. La estrategia de Peña es concentrar información, difundirla a cuentagotas, sin mencionar organizaciones criminales. Tenemos que esperar a que EU le ponga nombre y apellido a algunas de las conocidas y otras en coaliciones”.

LUIS ASTORGA. La negociación con narcos, estrategia del gobierno americano.
LUIS ASTORGA. La negociación con narcos, estrategia del gobierno americano.

Estados Unidos quiere el dinero

 

Para Astorga Almanza, Estados Unidos seguirá reclamando a Joaquín Guzmán, o al menos lo tendrá que hacer con todo lo que dijo sobre él en la última década. A un año de su captura en el edificio Miramar de Mazatlán, Sinaloa, lo que queda claro es que la organización criminal del Chapo no era de las que se desmantelan cortando la cabeza principal, que es la estrategia del gobierno americano.

“A Estados Unidos lo que le interesa es exprimirlos al máximo y negociar con ellos. Exprimirlos en qué sentido: si tú me das información relevante que me permita a mí continuar con la burocracia antidrogas, que es seguir capturando a más traficantes de cierto nivel desarticulando redes, te reduzco la sentencia”.

Sin embargo, el gobierno norteamericano no ha mostrado con los traficantes mexicanos lo que ha venido haciendo durante muchos años con los traficantes colombianos:

“Si tú investigas un poco sobre la cantidad de traficantes colombianos que han negociado con las autoridades estadunidenses, o sea la política que tiene frente a Colombia en cuanto a la negociación con sus traficantes, no la tiene con México. Hay ene cantidad de traficantes colombianos, no puchadores, de mucho peso, que han negociado con el gobierno estadunidense, que se queda con la mayor parte de su dinero y de sus bienes. A muchos de ellos les ha dado visa a ellos y su familia. Y luego han vuelto a Colombia, son de la época de Pablo Escobar, de gran peso en ese momento, y no han dejado de trabajar en lo que saben”.

El único caso que se parece a la política que han seguido con los colombianos es el caso de Vicente Zambada, donde claramente se ha demostrado que hay una colaboración previa.

Conociendo el comportamiento del gobierno de Estados Unidos en cuanto al tráfico de drogas y las organizaciones criminales, solo tienen una salida:

“Habiéndolo promocionado como el líder criminal del planeta, se vería muy mal no buscar llevárselo a los Estados Unidos, y tratar de quitarle la cantidad de bienes que el gobierno de Estados Unidos dijo que tenía”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.