mayo 8, 2021 1:05 AM

Ciclo

ciclo 2

En 1956, los hermanos Arturo y Gustavo Martínez partieron de la Ciudad de México rumbo a Canadá, la idea era llegar a Toronto en bicicleta, lo que los convirtió en los primeros mexicanos en hacer un recorrido de ese tipo, atravesando tres países.

El día que salieron, los despidieron familiares, amigos, vecinos y la prensa, que a la mañana siguiente publicó la interesante hazaña de los jóvenes, uno de 22 y otro de 25 años.

El objetivo era llegar, pero lo que nunca imaginaron los ciclistas eran todas las experiencias que vivirían en el camino: los apoyos por autoridades en algunas ciudades, la hospitalidad, que publicaran su viaje, la gente que conocieron… y, mucho menos, que la vida les cambiaría para siempre.

Después de 53 años (la filmación del segundo viaje fue en 2009), la hija de uno de ellos (Andrea Martínez Crowther), que desde niña escuchó el viaje de su padre y su tío, les propuso hacer exactamente el mismo recorrido, sólo que en carro, eso sí, con las mismas bicicletas como adorno en el capacete.

Los hermanos llegarán a cada uno de los lugares que visitaron décadas atrás, y se darán cuenta que esa ciudad que les había parecido muy bonita, ahora está muy descuidada y prácticamente sola, nada más habitada por los de más edad; recrearán un accidente que tuvieron en la carretera; cuestionarán la posición de un edificio en el que se tomaron una fotografía; y encontrarán que uno de los lugares donde durmieron fue demolido, entre muchas otras cosas.

El recibimiento en Toronto, en este nuevo viaje, con festejo incluido, no se hará esperar, por parte de sus más allegados, a diferencia del primero, donde fueron desconocidos con quienes se encontraron.

Ciclo (México/Canadá/EU/2013), la roadmovie documental de Andrea Martínez Crowther (Cosas insignificantes, 2008 ) es una cinta de un logro alcanzado, de éxito, de cumplir un sueño, entrañable y nostálgica: es evidente el realce que Arturo y Gustavo hacen de su hazaña, pero no de manera petulante, sino como esa experiencia que los llevó directo al que era, indiscutiblemente, su destino (no Toronto, sino en la vida), que les cambió todo, y del cual están más que satisfechos, conformes y orgullosos.

Es muy interesante cómo los hermanos, en cada pueblo o ciudad a la que llegan en México, se ven gustosos de reencontrarse no sólo con esos lugares que formaron parte de su primer viaje, sino de sus raíces y costumbres (es curioso hasta cómo disfrutan de comer ese aguacate en taco).

Uno de los aciertos del filme es esa manera de comparar y contrastar el primer recorrido con el segundo, en donde los ciclistas tienen la oportunidad de ver los cambios de un momento y otro, sobre todo por las bellas imágenes registradas por Carlos Arango de Montis.

Martínez Crowther logró transmitir muy bien ese sentimiento que implica la experiencia de su padre y su tío: el recordarla y el vivirla de nuevo, en donde, por más particular que sea para los hermanos, el espectador indudablemente terminará involucrado y conmovido, incluso, por la vida personal actual de los protagonistas.

La cinta se encuentra en mubi.com y sería una pena que se la pierda. Véala… Bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.