mayo 6, 2021 12:56 AM

Municipios: Deudas en aumento

LA HERENCIA. Endeudamiento público.
LA HERENCIA. Endeudamiento público.

Al concluir el primer año de los actuales alcaldes, los ayuntamientos continúan con falta de liquidez para enfrentar sus obligaciones financieras; lejos de disminuirlas, en muchos casos se han incrementado durante el primer año de gestión.
Un ejemplo es el Ayuntamiento de Ahome. Cuando recibió sus arcas municipales registraban un pasivo por 127 millones de pesos. Hoy, sus estados financieros a septiembre del presente año reportan un total de 164 millones de pesos. El pasivo circulante era de 47 millones de pesos y ahora es de 85 millones. El anterior alcalde Zenén Xochihua Enciso había heredado deudas con proveedores para pagar a corto plazo por 10 millones 254 mil pesos; ahora con Arturo Duarte, eran a septiembre, de 17 millones 684 mil pesos. El renglón de los servicios personales por pagar a corto plazo eran de 2 millones 13 mil pesos, mientras que ahora con la nueva administración era de 25 millones 892 mil pesos.
De acuerdo a la información financiera al cierre del tercer trimestre del año, el Ayuntamiento de Mazatlán, con el alcalde Carlos Felton González, tenía un pasivo de 372 millones 206 mil pesos, mientras que la información disponible en el portal oficial del gobierno municipal, refiere que al cierre de 2013, se tenía un pasivo de apenas 321 millones 201 mil pesos.
Mazatlán tenía un pasivo circulante al cierre de la administración anterior de 46 millones 688 mil pesos, mientras que el registrado al cierre del tercer cuatrimestre de 2014 era de 97 millones 693 mil pesos.
La misma documentación refiere que al cierre de la administración anterior había cuentas por pagar a corto plazo por 30 millones 941 mil pesos, en tanto que en el primer año de Felton González era de 93 millones 232 mil pesos. En el reglón a cuentas por pagar a corto plazo a proveedores, había un monto total de 15 millones 334 mil pesos, mientras en el primer año de gobierno, al mes de septiembre, la cifra ya era de 35 millones 413 mil pesos.
Escenarios similares se repiten en municipios como Guasave, uno de los gobiernos municipales, junto con El Fuerte, que cerró el año anterior con su vida financiera colapsada, al no tener capacidad para enfrentar los gastos operativos básicos, como el pago de nómina al personal que laboraba en la institución.
Los informes financieros de Guasave indican que había un pasivo de 334 millones 847 mil pesos, mientras que para la actual administración de Armando Leyson Castro, el pasivo no ha sido posible disminuirlo, sino que va a la alza. A cierre del segundo trimestre era de 369 millones 864 mil pesos.
El pasivo circulante en el gobierno de Guasave era de 91 millones 125 mil pesos, mientras que con la nueva administración alcanzaba los 123 millones 070 mil pesos. Las cuentas por pagar a corto plazo se han duplicado. De 23 millones 723 mil pesos pasaron a 47 millones 425 mil pesos.
En el caso del Ayuntamiento de Culiacán, los estados financieros señalan que en el primer trimestre del año tenía cuentas por pagar a corto plazo por el orden de los 309 millones 590 mil pesos, mientras que al cierre del tercer trimestre, la contabilidad interna ya registraba un total de 370 millones 139 mil pesos, es decir, por más de 60 millones de pesos adicionales.
También el renglón del pago a proveedores en el corto plazo al inicio tenía adeudos por 211 millones 286 mil pesos, en tanto que septiembre la cuenta disminuyó apenas en 4 millones 919 mil pesos, al contabilizar en el cierre del tercer trimestre un adeudo por 206 millones 367 mil pesos.
SERVICIOS PERSONALES. De 2 millones crecieron a 26 millones de pesos.
SERVICIOS PERSONALES. De 2 millones crecieron a 26 millones de pesos.

El único renglón que registró un marcado descenso en sus adeudos fue el rubro de pago de contratista de obra pública, al tener registrado en el primer trimestre un pasivo de 309 millones 590 mil pesos, del cual se pasó a tan solo 22 millones 391 mil pesos. La gestión del entonces alcalde Aaron Rivas Loaiza se caracterizó por una alta inversión en obras, pero el pago de las mismas quedó como pasivo para la actual administración de Sergio Torres.
A finales de 2013, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, accedió a atender las necesidades financieras de los municipios para que pudieran sacar los compromisos pendientes del fin año y el cierre de las administraciones de los alcaldes salientes.
En reunión celebrada el 4 de diciembre de 2013, el funcionario federal advirtió a los alcaldes, por conducto del gobernador Mario López Valdez, que sería la última ocasión que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público daría auxilio emergente a los municipios de Sinaloa, en un año en que la población sufrió embates climatológicos por los huracanes Manuel y Sonia.
El mensaje fue claro del gobierno federal. No establecer la entrega de estos recursos emergente en diciembre, como una conquista que se repita año tras año.
Lo cierto era que los ayuntamientos estaban sin liquidez financiera desde antes de las coyunturas climatológicas, pero los embates de Manuel y Sonia agudizaron la escasez de recursos municipales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.