junio 22, 2021 1:43 PM

Hospital Pediátrico, apoyo social… para altos funcionarios

AUDITORÍA 2013. Irregularidades por 2 millones 22 mil pesos.
AUDITORÍA 2013. Irregularidades por 2 millones 22 mil pesos.

Pago de viajes, regalos y maestrías; puestos inexistentes y facturas ficticias
A pesar de tratarse de una institución pública con vocación filantrópica y de asistencia social, la auditoría al ejercicio de los recursos de 2013, en el Hospital Pediátrico de Sinaloa, arrojó una serie de irregularidades que ocasionaron un daño o perjuicio a la hacienda pública por el valor de 2 millones 22 mil pesos.
El pago de dos maestrías y sus trámites de titulación para funcionarios de primer nivel, un viaje a Canadá con cargo al hospital, el manejo de facturas apócrifas y la creación de un puesto inexistente para contratar a una persona recomendada, destacan entre las observaciones señaladas por la Auditoría Superior del Estado (ASE).
Aunque en el dictamen presentado por la Comisión de Fiscalización ante el Congreso del Estado se propone la aprobación de la cuenta del HPS, la institución médica recibió 76 observaciones, posicionándose negativamente en el primer lugar de los 11 entes públicos auditados.
Maestrías, diplomados, regalos y viajes
La auditoría encontró que con recursos del hospital se pagaron dos maestrías en la Universidad TecMilenio para Iván Rafael Mendoza Zúñiga, jefe del departamento de Calidad y Julio César Báez Sánchez, quien en enero de 2014 fue cesado de su cargo como director Administrativo.
De las arcas del Hospital Pediátrico se emitieron 20 cheques para el pago de las mensualidades de las maestrías, por un importe total de 63 mil 41 pesos.
Además, los trámites de titulación de las maestrías también corrieron por cuenta del instituto, al erogarse 14 mil 337 pesos para el trámite de cada uno de los funcionarios.
Durante su gestión como administrador, Báez Sánchez también autorizó el pago de un diplomado en la Universidad Autónoma de Guadalajara para el jefe del área de urgencias, Alberto Páez Salazar.
El diplomado en Administración de Hospitales y Sistemas de Salud le generó al Hospital Pediátrico de Sinaloa, un gasto de 21 mil 193 pesos.
De acuerdo con la ASE, tanto las maestrías, como el pago del diplomado no contaron con la autorización del Patronato del Hospital Pediátrico de Sinaloa.
La auditoría señala directamente a Báez Sánchez, el entonces director administrativo, como el responsable de autorizar la compra de obsequios como dvd, tablets e impresoras para un congreso de enfermería, realizado en octubre de 2013.
Sin embargo, en la revisión de los gastos, se encontró que no existe evidencia fotográfica, ni una relación firmada por las personas que recibieron los obsequios.
En otro caso de recursos gastados en la capacitación del personal médico, el Hospital Pediátrico también pagó un curso de dos días al Centro Nacional de Entrenamiento en Resucitación Cardiopulmonar por un importe total de 91 mil 872 pesos.
Por esta acción, la auditoría señala que no se logró justificar la asistencia de los empleados a dicho curso.
Al revisar los gastos por viajes y giras de trabajo, la ASE detectó un viaje a Quebec, Canadá, del jefe del Departamento de Medicina, Giordano Pérez Gaxiola, a quien el hospital le reembolsó la inscripción al curso y el hospedaje en un hotel de cuatro estrellas.
El medico se hospedó en el hotel Chateau Laurier con un costo de 14 mil 364 pesos generado al Hospital Pediátrico de Sinaloa.
Además del hospedaje, la institución pública le regresó al médico lo gastado en la inscripción al curso y la comisión por pagar con tarjeta bancaria, lo que sumó un importe total de 21 mil 987 pesos.
Respecto a estos movimientos, la ASE señaló que no se encontró un oficio de comisión para autorizar el viaje y los viáticos, tampoco se presentó una justificación por escrito del viaje y el informe del curso recibido.
Además, el funcionario pagó los gastos del viaje con su propio dinero, sin autorización previa del hospital y fue posteriormente, una vez realizado el viaje, cuando el hospital le reembolsó el gasto.
De acuerdo con notas periodísticas, en enero de 2014, el administrador del Hospital Pediátrico, Julio César Báez Sánchez fue cesado de su cargo por presuntos malos manejos administrativos; en su lugar se nombró al actual director administrativo, Luis Octavio Villaseñor Zataráin.
Pero, según la auditoría, Villaseñor Zataráin ya estaba en la nómina del hospital desde julio de 2013, aunque con un cargo distinto y según la ASE, inexistente.
De julio a diciembre de 2013, la ASE encontró pagos por una suma total de 119 mil 408 pesos, emitidos a Villaseñor Zataráin por su trabajo como contralor del Patronato, un puesto que no se encontró en el reglamento interno ni en el organigrama del hospital.
Según la investigación realizada por la auditoría, Villaseñor Zataráin fue contratado por el director general del hospital, Carlos Alberto García Bueno, a solicitud del presidente del hospital, Juan Manuel Kuroda San.
Por pagar el sueldo de una categoría de puesto inexistente, la ASE presumió un daño o perjuicio al patrimonio del Hospital Pediátrico.
En otra revisión, al verificar los folios de algunas facturas de proveedores ante el Sistema de Administración Tributaria, la ASE encontró dos facturas presuntamente apócrifas.
Se trata de facturas por la adquisición de cinco camas hospitalarias y nueve sillones para quimioterapia por un importe total de 368 mil 089 pesos.
De la auditoría realizada al ejercicio de 2013, la ASE emitió 76 observaciones, de las cuales se promovieron 52 responsabilidades administrativas sancionatorias y 18 observaciones de tipo resarcitorio.
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.