Cae el ‘Quillo’, líder de asesinos de Javier Valdez

 

El segundo implicado en el asesinato de Javier Valdez fue llevado ante un Juez y presentaron un nuevo testimonio que señala a Juan Francisco Picos Barrueta, el Quillo; Heriberto Picos Barraza, el Koala; y a Luis Idelfonso Sánchez Romero, el Diablo, como autores materiales del crimen.

El imputado es Picos Barrueta, quien se encontraba detenido en un penal de Mexicali desde el 24 de agosto del año pasado, vinculado a proceso por el delito de portación de armas de fuego.

El miércoles por la tarde, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) ejecutó la orden de aprehensión en su contra por el homicidio de Javier.

Un día después se llevó a cabo la audiencia inicial presidida por el Juez de Control, Édgar Rafael Juárez Amador.

El Quillo estuvo presente en la audiencia mediante una videoconferencia enlazada al Centro de Justicia Penal Federal de Mexicali.

Durante la audiencia de alrededor de cinco horas de duración, los Fiscales presentaron un nuevo testimonio.

Se trata de la declaración de una mujer con identidad reservada, que tenía un vínculo sentimental con el Diablo, quien fue asesinado y calcinado en San Luis Río Colorado, Sonora, el 29 de septiembre del año pasado.

Según el testimonio de la mujer, en una ocasión el Diablo le dijo que necesitaba desahogarse y le platicó que posiblemente esa sería la última vez que se verían.

De acuerdo con la testigo, el Diablo le preguntó sí había visto las noticias del periodista y ella contestó que sí y le preguntó por qué.

VILLA JUÁREZ. Tiroteo con militares en donde el ‘Quillo’ escapó.

El Diablo respondió que él había asesinado al “pájaro” y ella le preguntó quién era el pájaro y que si lo había hecho solo.

El Diablo contestó que el pájaro era el periodista y que en el asesinato también habían participado el Quillo y el Koala.

Esa ocasión, dijo la mujer, el Diablo llegó todo golpeado y recibió una llamada del Quillo y la contestó en altavoz por lo que ella escuchó.

En la conversación, el Quillo le preguntó cómo había salido del enfrentamiento, quiénes habían salido lesionados, quiénes habían muerto y quién se haría cargo de darle dinero a las esposas de los fallecidos.

El Diablo le comentó a la mujer que se quería ir del estado y operarse la cara y cambiarse el nombre para que los “contras” no lo encontraran.

De acuerdo con la testigo, el Diablo le platicaba de lo que hacía y le contaba que no andaba bien, pues se dedicaba a patrullar en Eldorado y levantar “contras” junto con el Quillo y otro hombre al que le apodan el Gordo.

La mujer declaró que el Diablo le comentó que trabajaba para una célula liderada por el Quillo, que operaba para Los Dámaso.

En una ocasión, señaló, el Diablo le presentó al Quillo.

JAVIER VALDEZ.

Los Fiscales señalaron que cuentan con fotografías en las que la esposa del Quillo y su hijo aparecen en el vehículo Versa gris, que presuntamente usaron el día que asesinaron a Javier.

Las imágenes fueron obtenidas de las redes sociales de la suegra del Quillo.

Como datos de prueba, la Fiscalía también presentó la declaración del testigo protegido que usó en la audiencia de vinculación del Koala, el 29 de abril pasado.

El testigo narró en su declaración que en una ocasión el Quillo y el Koala lo invitaron a tomar en San Javier, en San Ignacio.

Cuando se encontraba en una zona conocida como La Lomita, narró, escuchó que el Quillo le dijo al Koala “pues nos tuvimos que aventar un jale” y cuando preguntó de qué hablaban le dijeron que habían tenido que matar al periodista.

El Quillo, según el testigo, dijo que lo habían asesinado porque a la gente de Eldorado no le había gustado una publicación y sacó una pistola calibre 9 milímetros que recibió como pago por el homicidio.

El testigo describió que el arma era de color plata con las cachas blancas con una imagen de Dámaso y su hijo el Minilic.

Los Fiscales además presentaron una llamada telefónica intervenida al Koala y a uno de sus amigos.

En la conversación, el amigo le dice que se cuide porque su primo, quien hoy es el testigo protegido, “Los está poniendo” con la policía y que está soltando toda la sopa y hacen referencia que también está dando información sobre el Quillo.

Los abogados defensores del Quillo solicitaron interrogar a los dos testigos y que se presentaran a declarar en la continuación de la audiencia inicial el lunes 11 de junio por la mañana.

El Juez autorizó la solicitud y pidió a los fiscales que proporcionen instalaciones para que se lleve el encuentro entre los testigos y los defensores con todas las medidas necesarias para que no se vulnere la reserva de su identidad.

El Juez también pidió a los Fiscales que los lleven a declarar al Centro de Justicia Penal Federal, donde se implementarán medidas de protección para los testigos.

En la audiencia, el Quillo se reservó su derecho a declarar pero hizo uso de la voz para pedir al Juez que lo trasladara del Centro Federal de Readaptación Social de Mexicali al Cefereso número 8 de Guasave.

El imputado mencionó que quería ser trasladado para estar presente en las audiencias.

El Juez autorizó el traslado al Centro Penitenciario de Aguaruto, pero solo para la continuación de la audiencia inicial y una vez que termine será devuelto a Mexicali.

La mañana del lunes se realizará la continuación de la audiencia inicial ya con la presencia física del Quillo.

En la audiencia el Juez resolverá si hay suficientes datos de prueba para vincularlo a proceso o dicta auto de no vinculación a proceso.

Historia criminal

El Quillo fue detenido el 24 de agosto del año pasado por elementos de la Policía Federal y la Marina, en Mexicali.

De acuerdo con los agentes, el Quillo se pasó un alto a exceso de velocidad por lo que le marcaron el alto.

En la revisión del vehículo hallaron una pistola Ruger 985, dos armas calibre 9 milímetros, una calibre 45 milímetros y una caja con 35 cartuchos.

El Quillo fue acusado de los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

De acuerdo con la Feadle, el Quillo participó en varios enfrentamientos y homicidios.

El Quillo es ubicado como líder de una célula al servicio de Los Dámaso, a la que también pertenecían el Koala y el Diablo.

Un testigo dijo a la Fiscalía que junto con el Diablo y el Koala, levantaron y asesinaron a Filiberto Gómez Tostado porque trabajaba para el Ingeniero, quien es compadre del Mayo Zambada y primo hermano de Caro Quintero y también asesinaron a su novia.

La pareja fue asesinada en un vehículo y sepultada junto con el automóvil.

Según el testimonio, el año pasado el Quillo huyó de Eldorado junto con su grupo debido a que un sicario de los Chapitos le dijo que tenía la orden de asesinarlo, pero como eran amigos le dio un plazo de 24 horas para que escapara.

Junto con un grupo de hombres armados, el Quillo dejó Eldorado y se fue hacia Mazatlán y llegaron al motel Xtasis.

Elementos de la Policía Estatal llegaron al motel y detuvieron a cinco presuntos delincuentes, pero el Quillo alcanzó a escapar.

En abril del año pasado, el grupo del Quillo se enfrentó con elementos del Ejército en Elota, cuando pretendían “reventar” la casa de un hombre que trabajaba para los Chapitos.

Los delincuentes abandonaron los vehículos y escaparon por la playa en lanchas que los llevaron hasta Ponce, en Eldorado.

Una semana después del homicidio de Javier, el Quillo y su célula pusieron un retén en el entronque de la autopista Culiacán-Mazatlán con la carretera 20 que conduce a Villa Juárez, con la intención de levantar “contras” que pasaran por el lugar.

Un grupo de militares se acercó a la zona y se inició un tiroteo que dejó un saldo de un soldado lesionado, un presunto delincuente muerto y cinco detenidos; el Quillo logró escapar.

En febrero de 2017, el Quillo y su célula rescataron a un sicario de Dámaso identificado como Javi, que había sido detenido por militares.

“O bajan las armas o aquí nos morimos todos”, presuntamente dijo a los soldados.

Minutos después hubo un tiroteo entre sicarios y fuerzas federales, y la célula del Quillo acudió en apoyo y logró desarmar a los federales.

Artículo publicado el 10 de junio de 2018 en la edición 802 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Inundaciones en Francia dejan al menos una decena muertos

» Impreso

Aztecas en playoffs de MLB

Son cuatro los peloteros nacionales en los equipos calificados a las fiestas de octubre en las Grandes Ligas Terminó la temporada regular de las Grandes Ligas, 162 encuentros por equipo son historia. Un total de 17 peloteros nativos de México participaron este año en el mejor beisbol del mundo, cuatro de ellos han calificado junto […]

Ahora ponen a Martino como director técnico de la Selección Mexicana

Tomateros vienen por otro título

Regresa Johnny English a la pantalla grande

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

¿Por qué fue fracaso lo de Monclova?

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El título, lo único que mantendrá al ‘Piojo’ Herrera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Sudor

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Las pruebas de oro para la nueva legislatura

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Morena, sus demonios y la memoria del PRI

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

Ernesto Hernández Norzagaray

El cóctel esperado

José Antonio Ríos Rojo

Hace 50 años

Ernesto Hernández Norzagaray

Mi 68 en Los Mochis

» Ñacas y Tacuachi

197000

Servicio de Uberkiller

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com