Cada mes, durante un año, la exigencia: ‘¡Justicia para Javier, Justicia para todos!’

FLORES PARA JAVIER. Al pie de la Catedral.

La primera vez que la gente salió a gritar justicia fue la mañana del martes 16 de mayo. No habían pasado 24 horas del asesinato de Javier Valdez y las movilizaciones comenzaron.

El pronóstico del tiempo fue acertado. Lluvia ligera para las primeras horas de ese día.Igual que las lluvias fueron los gritos de cada protesta. Constante y tupida. No moja pero empapa, dicen los viejos. Y así, cada día 15 de cada mes, cientos de rostros salieron a gritar “¡Justicia para Javier Valdez!”

La lluvia de aquella primera protesta no lavó la mancha de sangre. Con los rostros entumecidos por la incredulidad, familiares y amigos marcharon. Los gritos de indignación no desfallecieron, fueron constantes.

La mancha se fue, ya no está en el pavimento de la calle Vicente Riva Palacio. Frente al sitio queda solo un cenotafio con veladoras y carteles. El sitio fue expropiado por ciudadanos ofendidos, ningún vecino objetó al respecto. Y las protestas continuaron. Aún hoy día se mantienen.

EL RECLAMO. Frente a funcionarios federales. (Foto: Rashide Frías/Cuartoscuro).

Son 12 meses de manifestaciones. Desde un inicio con un cuestionamiento, la idea fue captada: “¿Y qué pasaría si nos uniéramos los periodistas, si nos uniéramos los doctores, que nos uniéramos los abogados, si nos uniéramos los empresarios y los agricultores?”. Lo hizo Ismael Bojórquez Perea en su primer discurso de protesta. Tuvo eco.

También te puede interesar: Un año después del crimen de #JavierValdez, la Feadle afirma tener a los autores materiales https://tinyurl.com/yctze9e3

De manera religiosa decenas protestan en diferentes escenarios. Ataviado con un sombrero un hombre estaciona una vagoneta vieja. Otro se acerca y le ayuda a bajar una bocina. Otro más coloca una lona gigantesca en una camioneta. Son Óscar Loza Ochoa, José Magdaleno Milán y Salomón Monárrez. La escena se repite 12 veces. Cabalístico.

Aquella primera ocasión comenzó entonces con la instalación de un modesto equipo de sonido. La bocina, los cables, el micrófono. Nada más. Lo siguen haciendo a la fecha. De manera constante los mismos de siempre. Ellos saben quiénes son. Cada día 15 ven el calendario y saben cuál es el pronóstico del tiempo.

LA GRAN MARCHA. A un mes del crimen.

Los escenarios cambiaron pero el pronóstico jamás. El punto de encuentro casi siempre en la Catedral y sus escalinatas, que la noche del 16 de mayo quedaron cubiertas de ofrendas florales que una por una, se fueron dejando.

La Fiscalía General del Estado fue donde más lluvia cayó. Con más de mil 500 homicidios dolosos en 2017 el nombre de Javier no puede quedar relegado a esa estadística. También la explanada del Palacio de Gobierno tuvo que escuchar el eco de la lluvia que caía cada día 15 cae entre 9:00 y 11:00 horas.

También te puede interesar: #AgendaDePeriodistas: una renuncia de alto costo para el periodismo https://tinyurl.com/yb97gvz7

La protesta sigue. Algunos comentaron que la marcha realizada a un mes del crimen es la más larga jamás vista en Culiacán. Se replica cada día 15 de cada mes. Y no termina aún. No hay que cantar victoria. Al menos eso fue lo acordado en la más reciente movilización.

PROTESTA. Ante el gobernador Quirino Ordaz.

Lo dijo Ismael en su primer discurso: “Javier vivió y murió por Sinaloa. Javier vivió dando la voz a las víctimas de la violencia, a las madres y padres con hijos desaparecidos, a las mujeres y niños abandonados en su soledad después de que sus esposos y sus padres habían sido ‘levantados’. Javier entregó su tiempo y su alma por los desplazados de la violencia, que como ríos trágicos bajaban de la sierra para recibir, cuando mucho, migajas del gobierno”.

También te puede interesar: Cada mes, durante un año, la exigencia: ‘¡Justicia para Javier, Justicia para todos!’ https://bit.ly/2rJsQJP

La indignación se propagó no solamente en Culiacán. En Mazatlán y Los Mochis retumba el eco de esas lloviznas que cada día 15 caen sobre la capital sinaloense. También en la Ciudad de México, incluso hasta Madrid, Washington y otras latitudes, el eco de esa lluvia se escucha.

También tuvo eco en un rincón de Mocorito. Un pueblo llamado Recoveco rindió honor a la memoria de Javier. Ahí, como si se tratara de un oasis, las lluvias de cada día 15 tuvieron su cosecha a través del profesor Cruz Hernández y su club de La Hojarasca.

LA CONSIGNA. Para las autoridades.

El pronóstico de lluvia erró una sola ocasión en los meses de protesta. La mañana del 14 de abril Javier habría cumplido 51 años. Reunidos alrededor de la plazuela Álvaro Obregón, familiares, amigos y ciudadanos en general se reunieron. Se dio lectura a la obra de Javier Valdez. Esa fue la lluvia. Constante.

También te puede interesar: Siguen agresiones contra periodistas en total impunidad; en Sinaloa Unidad de Protección a medias https://tinyurl.com/yc9vycv3

La Malayerba nunca muere. Así son los gritos de consigna. Suena lógico que la Malayerba siga viva. Cada día 15 es regada con una lluvia que cae. A veces un poco antes o después, pero invariablemente cae. Así han pasado 12 meses. El pronóstico del tiempo puede acertar las condiciones climáticas de cada día 15 de cada mes: lluvias constantes y tupidas.

Y el pronóstico del tiempo según el Servicio Meteorológico Nacional habla de un día mayormente soleado. Con temperatura máxima de 39 grados centígrados. Equivocado. Este día 15 de mayo se pronostican más lluvias. De ligeras a fuertes pero constantes. Malayerba nunca muere.

OCHO MESES. Caravana de autos a la delegación de la PGR.

Artículo publicado el 13 de mayo de 2018 en la edición 798 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Caos provoca en CU en Culiacán cierre de la mayoría de los accesos y salidas

» Impreso

La ola

 Las personas suelen cuestionar la reacción de quienes presencian una situación trágica. Preguntan que, si estaba en sus manos, ¿por qué no hicieron algo para evitarlo? Pero de esos que se quejan, ¿cuál sería su reacción en un acto similar? El profesor Ron Jones tuvo esa duda en abril de 1967, cuando impartía la asignatura […]

 Ecos del M68 Parte (4)

Ataque al colectivo ‘Las Rastreadoras’; secuestran, golpean y liberan a integrante

‘Perdón, pero con justicia’: Padre Jesús Mota

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Morena hizo de las cámaras un mercado

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com