Quirino, un virrey sin imperio

El gobernador luce como si el PRI hubiera ganado todos los distritos federales, el congreso local y hasta la presidencia de la república. No le cabe la sonrisa en el rostro y no deja ver un dejo de tristeza ni de preocupación. El mismo 1 de julio habló con el presidente Enrique Peña Nieto para reiterarle su lealtad; aclara que trabajará con los nuevos alcaldes y diputados sin distingos. Pero está consciente que los escenarios cambiaron y que hay que esperar para ver qué viene y cómo.

Entrevistado en su despacho, dice que el PRI debe leer muy bien lo que pasó y renovarse porque le hace falta una “buena oxigenada”.

 

—¿Pensaban que iba a ocurrir esto? ¿Tenían encuestas? ¿Cómo recibiste los resultados del  1 de julio?

—Sin duda siempre se apreció una tendencia muy clara, que no se vio variar; a pesar de todas las críticas que hay a muchos estudios y encuestas, siempre se vio, no hubo movimiento; siempre se mantuvo el que iba hasta arriba. Segundo y tercer lugar siempre estuvieron ahí en esta disputa. Lo que llamó la atención a mi juicio, es una favorable alta participación ciudadana, creo que eso es un gran logro de la ciudadanía, es un gran paso que se da porque la gente llegó caminando, y ahí  estaba haciendo colas enormes.

“Dos, la contundencia del resultado, la gran encuesta siempre es el día de la elección porque también se apreciaban los estudios, las tendencias, pero la gran encuesta es el día de la elección, y ese día vimos también como arrastró las elecciones locales; yo sí vi una real sacudida, una gran ola hacia todo lo local; vi en muchos casos votos cruzados pero en la mayoría de los casos se apreció voto muy lineal. Creo que el haber empatado elecciones locales con las elecciones federales trajo efecto a las realidades locales.

 

—¿No anticiparon ese impacto en los distritos federales, en los locales y las alcaldías?

—No, yo creo que no se anticipaba de esta manera, yo creo que ningún escenario, por lo menos en lo que yo apreciaba en los mismos estudios de opinión que te muestran y ves, yo veía una disputa cerrada.

 

—Finalmente el llamado de Andrés Manuel de votar parejo, sí impactó.                                            

—Sí impactó y bueno la gente a veces se va en línea, como parece que en muchos casos sucedió, y pues cada quien al momento de estar frente a su urna y con tus boletas, pues cada quien decide por quién vota.

 

—¿Cómo queda Sinaloa y cómo quedas tú como gobernador priista?

—Mira yo siempre he estado por encima de partidos, nunca he trabajado por colores; yo no estaba registrado en el PRI cuando fui candidato a gobernador, fui el primer candidato simpatizante, ciudadano del PRI, a nivel gobernador que hubo en el país.

—Pero no te vas a Morena ¿verdad?

—Yo siempre he estado donde estoy, trabajando fuerte y al lado de la gente y con la ciudadanía, haciendo equipo con todo mundo. Yo siempre dije que iba a hacer un “Puro Sinaloa”, trabajé y he trabajado con alcaldes de diferentes colores, les he dado todos los apoyos, obras y recursos, a los chicos y también a los grandes.

 

—Cómo va a ser tu operación en un escenario donde Morena va a tener la mayoría en la Cámara de Diputados, en el Senado;  va a tener la mayoría en el Congreso local; pero vámonos por partes, ¿Cómo vas a operar ahora la política con el Congreso del estado, con mayoría de Morena?

—Bueno, como lo he hecho siempre, creo que la negociación, el diálogo es lo que siempre debe de prevalecer, creo que todos queremos que a Sinaloa le vaya mejor, entonces creo que se tiene que operar y trabajar con mucha comunicación, con mucha apertura, con mucha transparencia, siendo como eres, buscando hacer equipo con los alcaldes y en el caso de los diputadas y diputados respetando ese otro poder, y creo que eso habla de la pluralidad  en la que estamos viviendo.

 

—¿Cómo trabajar con los diputados federales el tema del presupuesto, ahora que serán todos de Morena?

—El presupuesto yo creo que se tendrá que presentar en su momento y negociar y platicar con todas las áreas, y explicar adecuadamente la asignación de las partidas…

 

—Tenías un buen aliado con Meade…

—(José Antonio) Meade ha sido siempre un buen amigo, la verdad desde que estuvo en Hacienda, yo fui secretario de Finanzas de la Cámara de Diputados y tuve muy buena relación y siempre en las diferentes etapas jaló muy bien con las gestiones que hice. Sé los tiempos que estamos viviendo, uno está por encima de todo… tenemos diputados federales sinaloenses que lo que quieren es jalar lana para Sinaloa, tenemos senadores también pues que van a estar pujando por Sinaloa.

 

—Entre ellos un ex colaborador tuyo, Rubén Rocha…

—Y amigo, y además le toca primera minoría a Zamora también, y pues va a haber que buscar a ellos, preferencialmente haciendo equipo por Sinaloa.

 

—Gobernador, ayer seis  gobernadores panistas hicieron un bloque para trabajar juntos con AMLO, ¿qué va a pasar con los gobernadores priistas que quedan?

—No ha habido una definición clara en ese sentido…

 

—¿Están esperando línea?

—No, la verdad no, no estamos esperando línea, sino más bien la línea es chambear cada quien en su trinchera, en lo que nos interesa, mi caso concreto pues es que a Sinaloa le vaya mejor.

 

—Has estado muy ligado al grupo de Atlacomulco y a la gente del Estado de México… y ahí también les arrimaron una paliza en la elección ¿has hablado con ellos?

—Sí, yo hablé el mismo domingo con el Presidente. El Presidente fíjate que yo no lo conocía hace tres años y hoy tengo una muy buena relación. Yo hablé ese mismo día con él, el día de la votación en la noche, antes de que saliera incluso a televisión.

 

—¿Qué le dijiste? ¿Lo siento mucho?

—No, le dije “presidente estamos con  usted, mi respeto, mi aprecio, mi solidaridad y siempre mi gratitud y lealtad a usted”; él ha sido amigo con los sinaloenses, cuantas veces he tocado la puerta he encontrado una magnifica cara y disposición de ver cómo ayudar y creo que uno tiene que estar siempre en las buenas y en las malas con los amigos; la verdad me lo agradeció mucho y lo noté tranquilo, sereno, y bueno hay que ver lo que sigue y lo que sigue es ver para adelante y seguir chambeando.

 

—¿Cómo ves el futuro del PRI a nivel nacional y en Sinaloa?

—Bueno, lo primero es que desaparecen varios partidos, quizás no les alcance porque además  había muchos y creo que están muy desgastados los partidos, hay cansancio, molestia, se han convertido en verdaderos entes patrimoniales con poca representación social. Creo que el PRI dejó de hacer lo que lo mantuvo tantos años en el poder, que es estar cerca de la ciudadanía, de lo que le llamaban la gestión social, se cerró muy cupularmente y desatendió la base social. Y creo que el PRI debe dar una repensada en el sentido de entender la lectura de la sociedad, cuál es el mensaje, el hartazgo, la molestia… Entonces creo que en el caso de partidos como el PRI pues tiene que dar ese viraje a rescatar y entender el sentimiento, lo que la gente quiere, demanda, exige y ponerse a la vanguardia en ese sentido.

 

—¿Fue una mala decisión del presidente designar a José Antonio Meade?

—Sí, yo creo que el PRI en su momento lo que leyó, es que había un gobierno con desgaste y una marca lastimada y se buscó a un ciudadano o a una persona honesta, con mucho reconocimiento, prestigio, honorabilidad y alejado, digamos, de la marca. Un ciudadano que pudiera traer un valor agregado a lo que tenía el PRI como base.

 

—¿Le afectó mucho a la campaña la figura presidencial, pesó el desprestigio del presidente?

—Yo creo que pesó mucho el desgaste al gobierno, que no venía de la campaña, yo creo que  ya venía de tiempo atrás.

 

—La Casa Blanca, Ayotzinapa…

—Sí, hubo muchas cosas que se fueron acumulando; increíble porque se hicieron las grandes reformas que se añoraban desde muchísimos años atrás, grandes reformas que al país le van a dar en el futuro mayor fortaleza económica.

 

—Si no les dan marcha atrás…

—Creo que algunas nos dejarán, pero otras van a estar en la discusión y quizá algunas otras le den marcha atrás o replanteen, o les den otro sentido; yo creo que cada una tendrá su análisis… y bueno (Peña Nieto) fue un presidente muy entrón en ese sentido, sin embargo efectivamente eso como la Casablanca, como Ayotzinapa, el tema de la seguridad, fueron lastimando mucho. La impunidad también.

 

—A nivel estatal el PRI vive la crisis más grande de su historia ¿qué causas lo llevaron a esto?

—Yo creo que a nivel local el PRI debe también entender muy bien el mensaje, el lenguaje, creo que hay grandes fortalezas, hay muchos factores, hay mucha gente muy talentosa, jóvenes, se tiene que refrescar mucho la política, dar espacios a nuevos liderazgos, a nuevos talentos; a veces a la gente no le gusta seguir viendo las mismas caras, traen desgaste y bueno las calificaciones ahí están, por las razones que tú quieras y mandes, me parece que hay que darle una muy buena oxigenada.

 

—¿Cómo visualizas al PRI como oposición?

—Ha sido oposición (PRI) responsable, yo te diría cuando Felipe Calderón asumió la presidencia de la república, pues fue gracias al PRI de alguna manera que lo validó para que tomara protesta y lo acompañó de alguna manera  en el gobierno. Creo que el PRI ha sido una oposición responsable, pero tendrá que ser una oposición muy, seguir siendo o ser muy responsable pero con otras mentalidades también, mucho más frescas.

 

—Vamos a ver cómo funciona, porque vas a tener cinco diputados locales…

—No sé cuántos, con los de Representación Proporcional, pero bueno ahí van a estar, los que estén, hay estados a los que les fue peor incluso en ese sentido. Yo soy el gobernador y sigo siendo el gobernador, pero tendré que estar buscando los acuerdos y las negociaciones, el diálogo y la apertura y la comunicación con todos los actores, sean de los colores que sean.

 

—Cuando llegaste a la gubernatura “recomendaste a varios tesoreros, por lo menos en las alcaldías más importantes, sin embargo, esto ya no será así ¿cómo te va a mover la operación en la parte financiera?

—Mira, cuando se sienten van a ver la realidad, la realidad de que no hay lana para responder a las demandas de la gente; yo te diría que el 80 por ciento de la obra pública en el estado, es con recurso estatales y lo que yo he conseguido a nivel federal; no hay recurso municipal, es muy poco. Sin embargo, yo siempre estaré abierto. Primero que nada seré muy respetuoso de todos ellos, tienen su autonomía, pero siempre estaré abierto a seguir haciendo equipo, a trabajar de la mano y a construir para que a Sinaloa le siga yendo muy bien.

 

—Olga Sánchez Cordero acaba de anunciar que empujará para despenalizar la siembra, trasiego y el consumo lúdico de la mariguana ¿qué piensas de ello?

—Hay que revisarlo bien, generar y buscar las opiniones realmente de los diferentes actores porque hay opiniones en pro y en contra, ha resultado en algunos lugares a nivel internacional  pero en otros no. Yo creo que todo lo que venga a abonar y a fortalecer el combate a todos estos casos y hechos de drogas y todo esto pues ayuda, pero a mí me parece que sí hay que tomar en cuenta a todos los actores y sacar lo mejor que sea para el país.

 

—Una vez que el PRI perdió de nuevo el poder, los gobernadores de tu partido tendrán que definir quiénes podrían sustituirlos, como ocurrió después de 2000, cuando el PRI perdió por primera vez la presidencia ¿has pensado qué vas a hacer?

—Mira, todo tiene su momento, su circunstancia y la circunstancia que estamos viviendo es totalmente diferente a lo que ha pasado en otros momentos; no es lo mismo el 2000, el 2006, que el 12 y menos ahora el 18, con una ciudadanía además más joven, pero también hay más esperanza de vida y hay mucha información. Yo creo que hay que ser muy abiertos en ese sentido y ver cómo se va desarrollando todo, creo que no hay que predisponer.

 

—¿Has pensado a quiénes tienes a tu lado, con quiénes podrías contar para ese momento?

El gobernador suelta la carcajada:

—No pues llevo año y medio en el gobierno y ya me tocaron las primeras elecciones; la verdad es que me toca ver qué sigue, traer lana, construir, y en eso estamos en el diálogo con todos los sectores.

—Rubén Rocha dice que no es un “puente” contigo…

—El gobernador tiene una relación, siempre tendrá por la posición que representa, una relación directa con todos los actores y sectores y creo que sin duda la posición que tendrá Rubén Rocha como senador, así como Imelda Castro y Zamora, pues siempre será de hacer equipo para que nos vaya mejor.

—¿La presencia de Rubén Rocha en el senado te alivia un poco la derrota?

—Yo creo que a Sinaloa le va a ir muy bien…

Artículo publicado el 08 de julio de 2018 en la edición 806 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Caos provoca en CU en Culiacán cierre de la mayoría de los accesos y salidas

» Impreso

Óliver no es un Pérez cualquiera

  Óliver Pérez está teniendo una de las mejores temporadas de su carrera en Grandes Ligas y es casi un hecho que renovará contrato para el próximo año con los Indios de Cleveland. Con 0.96 de efectividad en 45 apariciones, el sinaloense podría romper la marca para un mexicano de uno de sus paisanos, Dennys […]

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Morena hizo de las cámaras un mercado

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com