Cine: ‘Tótem’

cine totem

Desde temprano, Lucía (Iazua Larios) deja a su hija Sol (Naíma Sentíes) en la casa de su abuelo paterno Roberto (Alberto Amador), mientras ella se va a un ensayo de teatro. El mayor deseo de la niña en ese lugar es ver a su papá Tonatiuh (Mateo García): ese día es su cumpleaños y quiere felicitarlo, pero sus tías Nuria (Montserrat Marañón) y Alejandra (Marisol Gasé) le piden que espere a más tarde, porque se siente mal y debe alistarse para la fiesta que le preparan, aunque existe la posibilidad de que no esté presente, por su enfermedad en fase terminal. Por diferentes razones, durante la espera se presentan situaciones que ponen en riesgo, no solo la celebración, sino la estabilidad de la familia.

Lea: Cine: ‘Anatomía de una caída’

Con La Camarista (2018), su primer largometraje como directora, Lila Avilés logró hacerse de los halagos de la crítica y varios premios (Ariel a mejor ópera prima/mejor película en el Festival Internacional de Cine de Morelia), y no es para menos: el filme que expone de manera precisa la extenuante jornada laboral de una empleada de hotel y las implicaciones que eso conlleva con los compañeros y clientes, destacó, entre otros aspectos, en la extraordinaria actuación de Gabriela Cartol. Con Tótem (México/2023), su segunda película, la también actriz logró un resultado similar, lo cual la perfila como una de las realizadoras más sobresalientes, con un estilo muy particular e interesante.

En esta ocasión, Avilés, quien además escribió la cinta, lleva al espectador a meterse hasta el último rincón de una casa de campo, para ser testigo de lo que envuelve una enfermedad en su última fase, en el contexto de un festejo/colecta, cuando ya el dinero no es suficiente ni para las terapias de una ¿comprensible? ¿humanitaria? Cruz (Teresa Sánchez), quien tiene que aceptar pagos retrasados y horas extras; en un momento en que las relaciones familiares están a expensas de un desborde de emociones, que lo mismo las sacude, fractura, que las restaura, fortalece y consolida; en un punto en el que después de haber probado tanto para sanar, solo queda la posibilidad de una limpia espiritual, con el riesgo de que provoque un incendio en la casa.

En este disfrutable filme disponible en Netflix, la mirada de Sol (extraordinaria interpretación de Naíma Sentíes), guía a quienes están en el sofá, del otro lado de la pantalla, en el recorrido de un cuarto a otro, en esa marabunta previa/durante la fiesta, con alegatas, gritos, lloriqueos, travesuras, intromisiones, carcajadas… que recuerdan a las imperdibles La ciénega (2001) y La vida de los peces (2010), en esa idea de mostrar la cotidianeidad, lo realista.

Cabe destacar que Tótem fue la seleccionada por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para representar a México en los Oscar de este año, pero Hollywood no la incluyó entre las nominadas para mejor película extranjera, y que la primera obra de avilés, La camarista, también fue elegida para este fin en la entrega de 2020 (además de al Goya), aunque tampoco fue de las escogidas a formar parte de la terna para dicho galardón. Si bien la directora no se quedó con las estatuillas, lo que no está en duda es su habilidad, creatividad y estilo extraordinarios. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 14 de abril de 2024 en la edición 1107 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.