Nace ‘sietemesinos’ el IMSS-Bienestar

julio quintero

El delegado del programa en Sinaloa dice que no cuenta con presupuesto propio y faltan 80 unidades médicas de federalizar

Con una gestación de 19 meses, el IMSS-Bienestar en Sinaloa nace deforme.

El modelo de salud pública que pondrá a México al nivel de Dinamarca y que convertirá al sistema de salud del estado en uno de los mejores del mundo, a decir del presidente Andrés Manuel López Obrador, no cuenta con presupuesto propio, 80 unidades no han sido federalizadas ni los hospitales emblemáticos de la entidad, como son el nuevo General de Culiacán y Pediátrico de Sinaloa, están concluidos en su totalidad.

Lea: IMSS-Bienestar, tan cerca de Imala y tan lejos de Dinamarca

Pero el programa que sustituye al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), arrancó el 21 de marzo en el país.

IMSS-Bienestar

Julio Quintero Ledezma, delegado del IMSS-Bienestar en Sinaloa, explica que con el nuevo programa se hará una separación “exclusivamente administrativa” y operativa de la Secretaría de Salud, que será la parte rectora a cargo de Cuitláhuac González Galindo.

“No va a haber cambio y funcionalidad. Todo va a seguir funcionando exactamente igual… La separación que existe es exclusivamente de origen administrativo. Los recursos y las clínicas, las unidades, el recurso humano, todo el personal, pasa a ser federalizado… Todo va a seguir siendo igual”, expresa.

Hasta el 25 de marzo, informa, 179 unidades médicas han sido federalizadas, es decir, de haber pertenecido al estado, hoy pasan a la federación, y 80 quedan pendientes de este proceso.

“Las unidades que se transfirieron es porque ya cumplieron con todos los requisitos legales para irse del estado a la federación. Desde el 98 para acá se hizo la (des)centralización. Las unidades federales se hicieron estatales y ahora se hace todo lo contrario”, explica.

El funcionario asegura que el que 80 unidades estén pendientes de federalizar no afecta los servicios médicos, porque este proceso es solo del orden jurídico.

El personal de base, federalizado, regularizado y homologado, asegura, continuará con las mismas condiciones de trabajo y solo en los casos de las contrataciones nuevas tendrán variaciones en sus condiciones laborales.

Responsabilidad compartida

Quintero Ledezma dice que mientras las unidades que no han sido reconvertidas, comparten responsabilidad con la federación en el otorgamiento del servicio médico.

No se tiene una fecha precisa para que estas 80 unidades médicas sean federalizadas, indica, pero de ninguna manera afecta la funcionalidad.

“No afecta para nada. Desde el año pasado que se inició, es más, desde agosto de 2022, a la fecha, ya vamos a cumplir dos años con este proceso de la conversión del IMSS-Bienestar, se han rehabilitado unidades de primer nivel. Las inversiones han sido muy grandes”, agrega.

Sin presupuesto propio

El delegado del IMSS-Bienestar comenta que para este año no se cuenta con presupuesto propio, pero en el futuro se contará con este.

“Ahorita estamos compartiendo algunas partidas (con la Secretaría de Salud de Sinaloa), algunos compromisos, pero sí va a llegar el momento en el que nosotros tengamos nuestro recurso propio de la federación. Precisamente de esto se trata. De convertir todo lo estatal en federal, de todo lo que es nómina, abasto, lo que es equipamiento, equipo nuevo, sea a través de IMSS-Bienestar”, comparte.

Los peros

Quintero Ledezma acepta que el nuevo Hospital General de Culiacán “Dr. Bernardo J. Gastélum” no funcionará en su totalidad cuando sea inaugurado en agosto, como fecha tentativa.

Ya se cuenta con un presupuesto de 38 millones de pesos para subsanar “fallas de origen” en los sistemas de flujo de aire y electrificación.

“Es muy delicado si nos cambiáramos, porque hay aire que puede estar contaminado y que nos puede cambiar las condiciones de un paciente que prácticamente va en un estado de salud no tan grave o que lleve otro problema. Se puede salir con otro problema respiratorio por esos ductos que se conectan en toda la unidad… Sugerimos que tiene que ser de manera parcial para ir corrigiendo las fallas poco a poco”, comenta.

El Hospital Pediátrico de Sinaloa, agrega, que también cuenta con algunos “problemas de origen” que se están subsanando, esperan inaugurarlo antes que el General de Culiacán.

“Mucho antes de que inauguremos el Hospital General, ya vamos a terminar con esos pendientes que tiene el Pediátrico”, puntualiza.

Mijail Suárez, director del Hospital Pediátrico de Sinaloa, dice que este está operando al 70 por ciento.

“Estamos más o menos al 70 por ciento ya en el hospital nuevo. Faltan solamente lo que son áreas críticas, unidades de cuidados intensivos neonatales, terapia intensiva, pediátrico y quirófano… No tenemos fecha (de conclusión), pero se está avanzando muy fuertemente con unos pendientitos que teníamos por resolver, y esperemos que pronto nos podamos mudar al cien por ciento”, manifiesta.

Hospital Civil

El delegado del IMSS-Bienestar Sinaloa asegura que el Hospital Civil de Culiacán no pasa, por el momento, a este nuevo programa de salud pública.

“El Hospital Civil de Culiacán queda intacto hasta ahorita. El Pediátrico no, porque vamos a compartir trabajadores, por lo tanto, se reconvierte”, dice Julio Quintero Ledezma.

Artículo publicado el 31 de marzo de 2024 en la edición 1105 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.