Crimen de Román Quezada, con tufo político

ROMÁN QUEZADA. Primer crimen en elecciones.

El de Román Quezada Anduaga, secretario general del Comité Directivo Municipal del Partido Acción Nacional en el alteño municipio de El Fuerte, es el primer crimen de un político en el norte del estado, tras arrancar el proceso electoral 2024.

De acuerdo con investigadores de homicidios consultados, el de Romancito, como se le conocía al panista, no apunta al caso de una muerte por asuntos políticos, sino por sus relaciones personales, sin embargo, ninguna línea de investigación será descartada, pues también se indaga un posible teatro montado para ocultar el motivo verdadero, dijeron estos mientras celebraban el auto de vinculación dictado a una mujer por el secuestro agravado de un abogado, el cual habían comenzado a investigar como homicidio pero que en el transcurso de eliminar hipótesis fue cambiando hasta asentarse como la privación de la libertad para obtener un lucro.

El cadáver de Romancito fue descubierto el miércoles 6 de marzo en una hondonada que se excava a un costado de la comisaría de Macoyahui, a unos 27 kilómetros al norte de Los Mochis, justo antes de llegar a la sindicatura de San Blas, en el municipio de El Fuerte. En el lugar hay también un estadio de beisbol.

El cuerpo estaba desnudo y expuesto. Había botes de cerveza vacíos, y un auto Nissan, línea Sentra, color rojo. Las puertas, la tapa de la cajuela y el capote estaban abiertos. Era como si se hubiese pretendido desmantelar el coche, pero no le faltaban autopartes.

En la primera indagatoria, tras el arribo de los primeros elementos que confirmaban la denuncia de hechos, el auto no acusaba deterioro por vandalismo ni por robo, y se desconocía si faltaba alguna pertenencia del que entonces se suponía era un mero trabajador del Mercado 030, en Los Mochis, aseguró el jefe de policía, Natanael Téllez Ibarra, tras conocer los pormenores del hallazgo.

“Parece un crimen de relaciones personales, pero nosotros no ahondaremos más, pues serán los investigadores de la Fiscalía los que se encargarán, desde la entrega de la escena hasta su total esclarecimiento”, precisó mientras explicaba lo que se veía en los alrededores de la unidad.
Hasta antes del hallazgo de Romancito, dijo que las cuestiones políticas estaban en relativa calma.

En la cabecera municipal, el alcalde sustituto, José María Flores Soto, emitió una condolencia a los deudos, pero no manifestó ninguna declaración de condena.

Mientras que el regidor independiente, Jairo Leyva, opinó que la muerte del secretario general del PAN enrarece el clima electoral en El Fuerte, aunque aún no hay indicios de que esta tenga relación con su activismo político. “Pero ciertamente, genera desconcierto y cierta incomodidad con los actores políticos, algunos de los cuales podrían considerarse intranquilos. En mi caso, estoy tranquilo, no tengo problemas con nadie, y absolutamente no han intervenido conmigo. Esperamos que ese clima así continúe”.

Dos días antes de ser perpetrado el asesinato, Juana Rodríguez Pacheco, regidora suplente en el cabildo de El Fuerte despachó al alcalde sustituto, Flores Soto, un oficio por el que exigía el retiro de la vigilancia policial de la casa del ex alcalde, Gildardo Leyva, preguntándole el motivo o excusa para tal beneficio, pues aún no es candidato a nada.

“Y si es porque se trata de un futuro candidato, entonces solicito se le ponga inmediata seguridad a todos los de otros partidos para que la ley sea pareja para todos”, dijo.

De los políticos, sólo el profesor, Luis Manuel Rivera Villela, candidato a diputado federal por el Segundo Distrito Electoral condenó el asesinato y sostuvo que nadie debe atentar contra la vida de activistas de la democracia, independientemente de la trinchera que le hubiese tocado militar. Exigió a la Fiscalía General de Justicia el esclarecimiento del homicidio.

Jacob Pérez Herias, dirigente del PAN en Ahome, opinó que el asesinato de Romancito fue impactante y resulta una tragedia para todos los activistas, y no solo para los deudos.

También se sumó a la exigencia de justicia.

El analista político y abogado de profesión, Martín López Félix, opinó que el homicidio del activista de El Fuerte enrarece el clima electoral pues la hipótesis a descartar que le urge al Gobierno es, precisamente, negar que fue un caso relacionado con el proceso electoral, que ya está encima.

“Al gobernador le urge pactar con quienes él ya sabe, para que hagan un alto y dejen en paz a los actores políticos. Eso es lo que tiene que hacer el gobernador”.

López Félix recordó que la contienda electoral que ganó Rubén Rocha Moya, que se documentó por medios masivos de comunicación y la sociedad, se cometieron atrocidades en una democracia simulada.

Artículo publicado el 10 de marzo de 2024 en la edición 1102 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.