Castro-Inzunza al Senado, el desdén por las bases

IMELDA, EL GOBERNADOR E INZUNZA. La apuesta de Morena.

Camilo Valenzuela Fierro, exaspirante por la vía externa a la senaduría por Morena, asegura que esta fórmula no representa a la izquierda y sus luchas

Con el ajuste de la fórmula al Senado de la República, dos cosas quedan claras: el predominio de los intereses del grupo político-empresarial en el estado y el desdén de la dirigencia nacional por las bases sociales de Morena.

Camilo Valenzuela Fierro, exaspirante al Senado por la vía externa de Morena, a un día de la publicación de la lista de fórmulas de senadores, lo reconoce: sus posibilidades de encabezar una candidatura a ese puesto de elección popular eran limitadas dado el peso del grupo en el poder local en Sinaloa, que proponía al secretario de Gobierno, Enrique Inzunza Cázarez, primero en la lista y a la senadora Imelda Castro Castro, en segundo lugar.

“Creíamos posible y conveniente que quienes tenían la última palabra, que es la dirección nacional, tomara en cuenta que en el estado hay una gran inconformidad de la parte más activa y de lucha de Morena, de la ciudadanía que integra Morena y del activismo político, que se expresó desde el 23 de septiembre en aquella rechifla del primer evento de masa local, al que concurría Claudia definida como coordinadora de la cuarta transformación”,

“El madruguete”

Esa inconformidad y esa rebeldía de las bases de Morena, dice Valenzuela Fierro, se expresó también cuando se dio el “madruguete” de la lista que se publicó el 3 de enero, subrayada por Inzunza Cázarez, el 9 de enero.

“…cuando primero el secretario de Gobierno y precandidato al Senado, muy temprano, lanza la frase esa de la ‘lista es la lista’ y luego el gobernador ya en la Semanera, refrenda literalmente la misma frase, y eso acentúa las expresiones de rechazo, de inconformidad a esa actitud”, expresa el político de izquierda.

La dirigencia nacional, subraya, lejos de buscar soluciones y reducir los costos de imposiciones de candidaturas, ratifica la fórmula al Senado con un ajuste, invirtiendo las posiciones: Imelda Castro Castro en primera posición y Enrique Inzunza Cázarez, en la segunda.

CAMILO VALENZUELA. Decisiones costosas.

“Lo que la publicación de la fórmula expresa es que predominaron los intereses del grupo político-empresarial que hegemoniza los gobiernos y al aparato de gobierno en el estado”, puntualiza Camilo Valenzuela.

La fórmula al Senado, continúa, hegemoniza al grupo político-empresarial que no cuenta con ninguna política pública ni cambios legales que hagan ver que la cuarta transformación esté siendo empujada desde el estado.

El experredista reitera que la dirección general está subestimando la inconformidad, manifestada con la rechifla del 23 de septiembre en el evento de Claudia Sheinbaum y la toma de oficinas y las conferencias de prensa de diputados federales y locales para expresar el “madruguete” de la lista de aspirantes a candidaturas por Morena.

Los candidatos

El exaspirante a la candidatura al Senado por la vía externa de Morena asegura que la fórmula por la Senaduría está integrada por un burócrata y una candidata que dejó de ser de izquierda.

“La planilla está integrada por un varón que nunca ha tenido una idea democrática ni un roce con un mínimo de participación en la lucha democrática. Es un burócrata formado en el aparato de gobierno, empoderándose a través de como se hace en esos aparatos, y construyendo una red de complicidades que le permiten ser factor que controla el Poder Judicial del estado”, manifiesta.

Imelda Castro Castro, agrega Camilo Valenzuela, hace mucho dejó de ser una política de izquierda, al formar parte del equipo de Mario López Valdez en 2010 como diputada local, no porque tuviera peso en el Partido de la Revolución Democrática.

En sus seis años como senadora, continuó, Castro Castro no ha buscado resolver los problemas de la sociedad sinaloense, mucho menos que haya manifestado algún apoyo a las luchas sociales como la de Ohuira, el movimiento por el derecho humano a la vivienda, la defensa de áreas públicas urbanas verdes y deportivas, que están siendo despojadas por los grupos políticos-empresariales.

“Refrendar esa candidatura es refrendar que va a seguir habiendo en Sinaloa representantes populares que también carecen de toda valoración crítica del proceso post dieciocho, y específicamente del proceso post 21 aquí en Sinaloa, de manera particular”, expresa.

Señalamientos en contra

Camilo Valenzuela Fierro asegura que la acusación hecha en abril de 2018 por una jueza por acoso sexual en contra de Enrique Inzunza Cázarez, cuando era presidente del Supremo Tribunal de Justicia, y el arropamiento del gobernador Rubén Rocha Moya, va a ser un elemento que “va a costar”.

“El gobernador metió la pata de manera muy gacha y se sometió a fuerte crítica, incluso nacionalmente, por aquello que, en lugar de proponer medidas para excluir del gobierno a gente acosadora, incluso, plantear que se les inicien procesos penales, lo que hace es cambiarlo y mantenerlo en la función pública”, indica.

El desánimo

El político de izquierda lamentó que, de seguir con la exclusión y la promoción de ese tipo de candidaturas, se generará mayor inconformidad y desánimo en el activismo de quienes han empujado los cambios en el país.

Artículo publicado el 04 de febrero de 2024 en la edición 1097 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.