¿Hay placer sexual en los obesos?

La respuesta ni es contundente ni se puede generalizar, pero de que hay un porcentaje reducido de obesos que la fuente principal de su erotismo es la gordura, los hay.

Excepto en la anastimafilia, que es la atracción sexual o preferencia por personas con obesidad, el erotismo y la erotización de las personas obesas tiene que ver con los órganos de los sentidos y la imaginación, sin embargo, la movilidad o agilidad queda limitada por el exceso de grasa, sin que esto signifique que las sensaciones placenteras desaparezcan.

El placer sexual en los obesos está presente, lo que se dificulta es la interrelación con otra persona fundamentalmente en la genitalidad, es decir, en el acoplamiento genital con fines placenteros o reproductivos.

Hay muchas opciones cuando se habla de placer sexual, una opción es la interrelación de dos personas obesas, otra es la interrelación entre una persona obesa y otra con peso ideal, de cualquier manera, la obesidad sigue siendo una limitante más física que emocional.

Las fantasías y las diversas posiciones coitales, se reducen. Si bien es cierto que la mente puede estar abierta a cualquier pensamiento, recuerdo o imaginación, también es cierto que los movimientos coitales requieren esfuerzo y condición física, una cosa es convertirse en receptor de las caricias y otra cosa en actor de las caricias acompañadas de movimientos y esfuerzo físico.

Es cierto que el placer se construye en la mente de cada persona, sin embargo, el aprendizaje cultural asocia los estímulos físicos, visuales, auditivos, gustativos y olfativos al placer sexual. En el estímulo visual o auditivo, no hay esfuerzo físico, pero si el gusto o reclamo de la pareja es el estímulo físico o la penetración, entonces, las personas obesas entran en dificultades por más jóvenes que sean o más aventurados que parezcan.

El placer sexual en las personas obesas está condicionado a dos variables: su propio autoerotismo, o la negociación con la pareja.

El autoerotismo en los obesos puede darse por distintas vía o sentidos, si se circunscribe a los genitales en un proceso masturbatorio clásico, las cosas se dificultan, tanto los hombres como las mujeres obesas, con abdomen globoso, corren una suerte de alejamiento de sus genitales por la grasa que los circunda y hacen ver, en el caso de los hombres, genitales pequeños, aunque la realidad no sea esa.

El tema del placer sexual parte de la intimidad de cada persona, del permiso previo o psicológico que cada quien se dé a sí mismo, después, viene el erotismo sano que se relaciona con las experiencias tempranas en el conocimiento de las propias sensaciones placenteras y los significados de las representaciones consigo mismo y con los demás.

La salud sexual puede verse disminuida por un cuerpo con exceso de grasa, los obesos tienen muchas limitantes, una de ellas es la dificultad para compartir físicamente su erotismo.

Artículo publicado el 28 de enero de 2024 en la edición 1096 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.