Control de peso en los padres, más efectivo que la atención directa a los niños: estudio

control 72

La obesidad infantil es uno de los principales retos de salud para la humanidad. Esta requiere de un enfoque preventivo y terapéutico.

Regularmente, quienes llegan a atender el control de peso de sus hijos lo hacen mediante la atención directa de los menores con citas programadas y controles en ocasiones generalizados y en otras personalizados.

Las recomendaciones internacionales acuerdan que el tratamiento y el seguimiento al control de peso debe ser multifactorial y centrado en el núcleo familiar de cada caso.

Un estudio de revisión sistemática analizó 522 artículos y 15 publicaciones científicas, en los que evaluaron la calidad de la información y la sistematización de los datos.

Como resultado, se determinó que las intervenciones exclusivas con los padres y las intervenciones de padres e hijos son más efectivas que la atención por lista de espera, ya que estadísticamente tuvieron mejores resultados en el control de peso, la salud y la autoestima de los menores.

Los factores que mejoraron los resultados fueron la asistencia a las sesiones, la edad y el peso del niño al iniciar el estudio, el nivel socioeconómico y la modificación del entorno alimenticio en el hogar.

Los dueños de la casa

El Profesor de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, Boyd Swinburn acuñó el término de ambiente obesogénico, y lo definió como “la suma de influencias que el entorno, las oportunidades o las condiciones de vida tienen en el fomento de la obesidad en individuos o poblaciones”.

Entonces, un ambiente obesogénico puede resultar de la suma de varios factores como disponibilidad y consumo de comida rápida, de alimentos ultraprocesados y de bebidas azucaradas, alta exposición a publicidad de este tipo de alimentación en medios de comunicación y redes sociales, sedentarismo, tiempo excesivo frente a las pantallas, trastornos de sueño, estrés y hasta barrios con pocos espacios adecuados para la práctica de actividad física. Situaciones que al unirse en una comunidad o en una persona, incrementan la creciente tasa de sobrepeso y obesidad, incluida la población infantil y adolescente.

Es precisamente en este punto donde la terapia de control de peso que incluye a los padres, la autoridad de la casa, juega su papel primordial: una pareja bien informada, con un plan apegado a las necesidades de salud en su espacio personal obtendrá mejores resultados que el tratamiento individual de los niños.

Una alacena donde no entren galletas, un refrigerador sin litros de nieve, una mesa donde no se sirvan refrescos en cada comida, predominará como un espacio donde siempre sea más complicado ganar peso.

Artículo publicado el 28 de enero de 2024 en la edición 1096 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.