El ‘Tío’, otro miembro del CDS que negocia con EU

RAÚL FLORES.

Desconocido en Sinaloa, fue acusado de traficar toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos desde Sudamérica

El gobierno de Estados Unidos sentenció a 21 años de prisión la semana pasada a Raúl Flores Hernández, uno de los supuestos socios del Cártel de Sinaloa, a quien acusó de ser uno de los principales traficantes de droga de los últimos 30 años, pues según precisa la acusación, llegó a traficar miles de kilos de cocaína a ese país.

“Este hombre evadió la justicia por más de 30 años, y llegó a trabajar con los principales líderes del Cártel de Sinaloa, incluyendo Joaquín el Chapo Guzmán, buscando protección para continuar con sus actividades ilícitas”, dijo el fiscal general de los EU, Merrick B. Garland.

De este modo Flores Hernández, a quien apodan el Tío, se convirtió en la última gran pieza del llamado Cártel de Sinaloa, que decidió negociar con el gobierno de los EU, pues para evitar enfrentar cadena perpetua, debió negociar.

Parte de la negociación incluyó cooperar con los fiscales, y entregar 280 millones de dólares al gobierno para no pasar el resto de sus días en alguna de las cárceles más duras de ese país.

El Tío se une a una lista de narcotraficantes mexicanos que incluye a Benjamín Arellano Félix, Reynaldo Zambada García, Dámaso López Núñez, Osiel Cárdenas Guillén, Javier Torres Félix, el JT, quienes tras ser señalados por la DEA como los responsables de la crisis de drogas que enfrentaba en EU y la violencia que se vivía en México, terminaron negociando, y tras pagar una “cuota” y declararse culpables, recibieron sentencias “no tan severas”.

De acuerdo al expediente 17-cr-00051, radicado en una corte federal del Distrito de Columbia, Flores Hernández era el líder de una organización criminal que tenía nexos con diversos cárteles de la droga en México, aunque no precisa si era uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, o del Cártel de Jalisco Nueva Generación, e incluso, el expediente lo acusa de haber sido parte del cártel de los Beltrán Leyva.

Señala, sin embargo, que el Tío, era el responsable directo de una serie de transacciones criminales valuadas en cientos de millones de dólares, pues movía la cocaína desde América del Sur a través de México y hacia los EU.

“En 2003, Flores Hernández y sus socios utilizaron tanques de petróleo para contrabandear más de 2 toneladas de cocaína a México cada semana, de las cuales al menos la mitad se importaba a Estados Unidos, de tal forma que en 2007 y 2008, el acusado envió decenas de millones de dólares en moneda estadounidense a Colombia para comprar cocaína”, se lee en el expediente.

Agrega: Durante su época como narcotraficante, Flores Hernández estuvo estrechamente ligado con líderes de algunos de los cárteles de la droga más violentos, incluidos Joaquín el Chapo Guzmán del Cártel de Sinaloa, pero también con Héctor Beltrán, y con gente del Cártel de Jalisco.

Personajes de nivel medio asociados con el Cártel de Sinaloa consultados sobre el Tío, dijeron no tener idea quién era ese personaje.

“Tal vez los jefes lo conocían, pero nosotros nunca escuchamos de él”, dijo la persona consultada, pero remató diciendo: “Lo que pasa es que el cártel es muy grande; gente que ni siquiera nosotros conocemos”, observó.

En los documentos judiciales no se precisa cómo Flores Hernández pagará los 280 millones de dólares que acordó con la fiscalía, pero en otros casos similares el acusado acuerda entregar propiedades, yates, joyas, además de presentar estados de cuenta bancarios que tengan él y sus familiares, incluyendo préstamos, hasta que se cubra la deuda acordada.

El Tío fue arrestado el 20 de julio de 2017, pero fue extraditado en febrero de 2021. Luego de una serie de acusaciones relacionadas con tráfico de drogas, Flores Hernández acordó declararse culpable y cooperar con el gobierno de los EU en marzo de 2023, pero no fue sino hasta que acordó pagar los 280 millones de dólares que fue sentenciado.

5 mdd, la recompensa que ofrece EU para capturar a ‘Chuy’ González

Luego que en mayo de 2021, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó al sinaloense Jesús González Peñuelas, Chuy González y a la organización independiente que dirige por tráfico de drogas, el pasado 17 de enero el Departamento de Estado de EU ofreció una recompensa de 5 millones de dólares por información que lleve a su captura.

Las autoridades estadounidenses señalan que González Peñuelas es líder de una organización independiente de producción y distribución de metanfetamina, mariguana y heroína desde al menos 2007, supervisa múltiples laboratorios de procesamiento de heroína en Sinaloa y se encarga del transporte y venta de cocaína y M-30 (pastillas de fentanilo).

Las Fiscalías Federales para el Distrito de Colorado y el Distrito Sur de California acusaron a Chuy González de múltiples delitos de tráfico de drogas en 2018 y 2017, respectivamente.

La organización delictiva de González Peñuelas, de acuerdo a EU, está alineada con Fausto Isidro Meza Flores el Chapo Isidro, y opera principalmente en Sinaloa y Sonora, así como en varios puertos de entrada a los EU, y cuenta con células de distribución con sede en California, Texas, Colorado, Washington, Utah y Nevada.

La OFAC también designó EN 2021 junto con Chuy González a sus hermanos Ignacio y Wilfrido González Peñuelas, además de Efraín Mendívil Figueroa, Adelmo Núñez Molina y Raúl y Juana Payán Meraz.

Artículo publicado el 21 de enero de 2024 en la edición 1095 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.