DEA ‘afilará’ la caza de Los Chapitos y el CJNG

AGENTES DE LA DEA. Al combate del fentanilo. Foto: DEA.

La Administración de Control de Drogas de EU enfocará gran parte de su presupuesto de 2024 para acabar con los responsables de la fiebre del fentanilo

La Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) solicitó al Congreso de EU un presupuesto por más de 3 mil 700 millones de dólares para el ejercicio fiscal 2023-2024, para poder acabar con Los Chapitos y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), a quienes señaló como los principales responsables de la fiebre de fentanilo que enfrenta el país.

“Hemos tenido que rediseñar nuestra estrategia para enfocarnos principalmente en esos dos cárteles, y asignar a agentes especializados y de gran experiencia, con analistas de seguridad, y expertos en el tema para acabar con esos grupos”, objetó Anne Milgram, administradora de la DEA durante una comparecencia ante miembros del Congreso de los Estados Unidos.

Al final el Congreso no aprobó los 3 mil 700 millones que solicitaba la DEA, sino un presupuesto por 3 mil 286.6 millones de dólares, es decir, casi 55 mil millones de pesos mexicanos, que la agencia empezó a utilizar a partir del 1 de octubre de este año, y que correrá hasta el 30 de septiembre del 2024, fecha en que finaliza el año fiscal estadounidense.

Los argumentos de Milgran entonces para convencer al congreso estadounidense fueron tajantes, pues acusó directamente a los hijos de Joaquín Guzmán Loera como los principales responsables del problema que enfrenta Estados Unidos desde 2019, y señaló que el arresto de Ovidio Guzmán López, era apenas la primera pieza del rompecabezas para acabar con ellos.

“Se están logrando avances, pero necesitamos que se apruebe el presupuesto para continuar con la labor que ya hemos empezado y con la que estamos avanzando”, dijo entonces Milgram.

PRESUPUESTO MILLONARIO.

Para la administradora de la DEA, Los Chapitos, como se identifica a los hijos de Guzmán Loera, son los líderes absolutos del cártel de Sinaloa, y nunca ha mencionado a ningún otro narcotraficante sinaloense que quiera arrestar, aún cuando los hermanos Guzmán enviaron una carta aclaratoria al noticiario de Azucena Uresti, en donde aclaran no ser ellos los líderes, sino uno más de los grupos que operan en un mismo territorio.

“Del cártel de Sinaloa, no somos la cabeza ni estamos interesados en serlo Lo que sí existe es un sinnúmero de grupos pequeños y grandes que tienen su base de operaciones en el estado o son integrados por personas de Sinaloa y operan en otras partes del país o incluso, en otras partes del mundo. Estos grupos operan de manera totalmente independiente a los demás y no nos rinden cuentas a nosotros, ni se las solicitamos. ¿Por qué la necesidad de establecer esto? Porque, desgraciadamente, el nombre de Joaquín Guzmán Loera, conocido comúnmente como Chapo Guzmán se ha vuelto famoso internacionalmente”, se lee en la carta, entregada por el abogado José Refugio Rodríguez, quien en su momento representó a Guzmán Loera.

Lea: La defensa mediática de Los Chapitos

Posteriormente, Los Chapitos y otras cabezas afiliadas a los que la DEA identifica como el cártel de Sinaloa, emitieron una orden para advertir que nadie más cocinara fentanilo en Culiacán y sus alrededores, aunque fueron personas afiliadas a los hijos del Chapo quienes firmaron una serie de lonas que aparecieron en Culiacán confirmando la prohibición.

“A nosotros no nos importa lo que digan esas mantas, sino la información que tenemos, y lo que nos dicen nuestros investigadores es que son Los Chapitos quienes están detrás de la producción y tráfico de fentanilo”, dijeron voceros de la DEA en Estados Unidos.

De acuerdo a los parámetros que utiliza la DEA para identificar y presentar acusaciones contra narcotraficantes del cártel de Sinaloa, esto se hace a través de testigos protegidos y que en su momento negociaron con fiscales estadounidenses e informan a los agentes sobre los líderes y modus operandi de cada cártel, en este caso el de Los Chapitos, y quienes en su etapa de negociaciones dan con lujo de detalles quiénes son, dónde están, y cómo opera ese cártel.

Mike Vigil, ex jefe de operaciones de la DEA en México, detalló que los informantes son personas que pueden estar dentro de las organizaciones criminales, por ejemplo, dentro de la facción de Los Chapitos, y que muchas veces los identifican antes de arrestarlos y los convencen para que colaboren con ellos a cambio de no ser arrestados.

“Puede ocurrir que agarran a uno de ellos, lo sueltan, pero esa persona sabe perfectamente que está libre para informar sobre una persona en particular”, dijo Vigil.

Sobre el presupuesto solicitado por la DEA al Congreso de Estados Unidos, Vigil consideró que era justo, puesto que cada año la Administración crece más, y anualmente contrata más agentes, y desarrolla más redes de informantes, a quienes les pagan bastante bien, además de comprar equipo de espionaje contra grupos delictivos, intérpretes que monitorean llamadas telefónicas, aviones, helicópteros, armamento, y demás equipo de operación.

En lo que no estuvo de acuerdo Vigil es la marca personal que la DEA mantiene contra los hijos de Guzmán Loera, pues aunque los arresten a todos mañana, eso no solucionará las crisis de fentanilo que vive Estados Unidos.

“Parece que los ven como si fueran una medalla que se quieren colgar, pero la verdad es que ellos no son todo el problema, porque para empezar el cártel de Jalisco y La Familia Michoacana, también están produciendo fentanilo, y de ellos no se habla, en cambio Los Chapitos se han vuelto como una presea que todos quieren tener”, dijo.

Aun cuando el congreso no aprobó en su totalidad el presupuesto solicitado por la DEA, si representó un aumento de 138 millones de dólares comparado con el ejercicio fiscal de 2022-2023 que, de mantenerse la variante, aumentará para el año fiscal 2024-2025.

Artículo publicado el 24 de diciembre de 2023 en la edición 1091 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.