Así fue la captura del presunto asesino de Luis Enrique Ramírez; sigue vigente recompensa por autor intelectual

asesinos luis enrique ramirez

Cuentas de Facebook, un cometario de su hermana y un crédito de su mamá, fueron las pistas que condujeron a la Fiscalía a establecer que Samuel Rodolfo “V”, fue una de las personas que presuntamente asesinó al periodista Luis Enrique Ramírez.

Lea: La primera gran pifia de la fiscal en el caso Luis Enrique Ramírez

Samuel fue detenido el sábado 16 de diciembre en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado cometido con premeditación, ventaja y ensañamiento.

Junto con él está involucrado Jorge Ernesto, quien presuntamente fue la persona que ordenó la privación de la libertad y sigue prófugo.

Desde enero de este año, la FGE ofrecía una recompensa de hasta un millón de pesos por información que llevara a la captura de Samuel o Ernesto.

La identidad de Samuel fue establecida por la FGE mediante el rastreo de cuentas de Facebook, un comentario de su hermana y un crédito de su mamá.

Samuel fue presentado ante el juez el martes 19 y la defensa pidió ampliar el plazo para resolver su situación jurídica el jueves, y ese día fue vinculado a proceso penal.

La Fiscalía narró que la madrugada del 4 de mayo de 2021, Luis Enrique se encontraba afuera de la casa de Brisya “F”, en la calle Ríos Acaponeta, en la colonia Morelos, y movía la reja y pretendía entrar.

A las 2:04 horas, la joven llamó a Ernesto, quien es su pareja sentimental y se encontraba en Pueblos Unidos, y éste le dijo que reportara al 911.

A las 2:05, Ernesto se comunicó con Samuel que se encontraba en la colonia Antonio Nakayama y a las 2:20 se vuelven a hablar y Samuel ya estaba en la colonia Morelos.

Vecinos de Brisya declararon que entre las 2:00 y las 2:30 horas escucharon gritos y disparos en la calle y uno de ellos observó cuando un hombre disparó a otro hacia los pies y luego lo subió a la cajuela de un vehículo.

De acuerdo con la FGE, a los 3:02 horas, vuelven a hablar por celular y Samuel se encontraba en El Carrizal y Ernesto en El Salado; a las 3:09 ambos están en El Salado; y a las 3:27, en Tabalá.

Un día después, Luis Enrique fue encontrado asesinado a golpes, en las inmediaciones del ejido El Ranchito, en Culiacán.

La FGE inició las investigaciones y con entrevistas y los registros de llamadas ubicó el número de Ernesto.

En la revisión y análisis del registro de llamadas de Ernesto establecieron que después de que Brisya lo llamó la madrugada del 4 de mayo, él se comunicó con otra persona con número de celular con terminación 92.

En los registros, además, localizaron un número con terminación 53 al que hizo llamadas frecuentes.

Los investigadores hicieron una búsqueda en Facebook con el celular terminación 53 y localizaron dos perfiles con nombre de Adrián y uno con nombre de Agustín. En uno de los perfiles había una publicación con un mensaje que decía “te amo, hermanito”.

Los agentes investigaron a la mujer que puso ese cometario y establecieron quién era su mamá y también la investigaron. La madre estaba registrada en un negocio de vales de crédito y ahí tenía como referencias a dos de sus hijos y uno de ellos era Samuel quien estaba registrado con el número terminación 92 con el que Ernesto tuvo comunicación la madrugada del 4 de mayo y que las antenas de telefonía ubican en la colonia Morelos cuando Luis Enrique fue privado de la libertad.

Los investigadores entrevistaron a familiares y ellos confirmaron que el número con terminación 92 lo usaba Samuel.

La Fiscalía dio a conocer que tienen testimonios de personas que vieron cuando le dispararon a Luis Enrique y lo subieron en la cajuela de un carro.

Los agentes hicieron un ejercicio en el que mostraron a los testigos un set con cuatro fotografías de hombres con características similares y les pidieron que señalaran cuál de ellos era el hombre al que habían visto disparar a otro la madrugada del 4 de mayo y señalaron la imagen de Samuel.

Los abogados de Samuel pidieron al juez que citara a declarar a cinco agentes investigadores y a una testigo.

Los investigadores no acudieron porque tres de ellos están de vacaciones y dos están en comisión en Sonora.

El defensor, Luis Fernando Gómez, dijo que no estaba justificada la inasistencia de los agentes, porque por la naturaleza de su trabajo tienen la obligación de comparecer cuando sea necesario y las veces que sean requeridos por una autoridad judicial.

El Fiscal Fernando García aseguró que sí estaba justificada la insistencia porque las vacaciones son un derecho y en el caso de los dos policías comisionados aseguró que éstos no podían regresar a Sinaloa hasta el 23 de diciembre, cuando termine la comisión.

El abogado Luis Fernando Gómez pidió al juez dictar auto de no vinculación a proceso por que la Fiscalía no tiene datos de prueba objetivos para señalar a Samuel.

Comentó que no existe la probabilidad de que el imputado haya participado en la comisión del homicidio.

Sobre el celular, dijo que no hay certeza de que Samuel lo traía ese día.

El juez resolvió dictar auto de vinculación a proceso por considerar que hay elementos suficientes para presumir que sí cometió el delito.

Los señalamientos hacen probable su participación, expresó.

Comentó que su participación es en coautoría con otro involucrado y la parte que correspondió hacer a Samuel es privar de la libertad a Luis Enrique.

Samuel permanecerá en prisión preventiva en el Centro Penitenciario Aguaruto y la Fiscalía tiene un plazo de tres meses para cerrar la investigación.

Brisya, fue vinculada a proceso por el delito de encubrimiento por favorecimiento en julio de 2022, debido a que supuestamente ocultó el celular con el que se comunicó con su pareja la madrugada del 4 de mayo.

La joven acudió ante el juez por sus propios medios y con amparo para no ser detenida, pero el juez le dictó prisión preventiva y quedó internada en el Centro Penitenciario.

Un mes después fue puesta en libertad tras obtener un amparo porque se violaron sus derechos ya que no podía ser detenida por que tenía una suspensión contra la aprehensión.

Jorge Ernesto, quien presuntamente ordenó a Samuel privar de la libertad a Luis Enrique, sigue prófugo y la recompensa de un millón de pesos continúa vigente.

Artículo publicado el 24 de diciembre de 2023 en la edición 1091 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.