Crece el conflicto de la UAS y sube el nivel de las protestas

JESÚS MADUEÑA AL SALIR DE LA AUDIENCIA.

Cuando los universitarios que apoyan a Madueña toman la sala de audiencias, incurren en el delito de privación de la libertad, según la Fiscalía

Los ánimos de los universitarios se caldearon y tomaron la sala de audiencias del Centro de Justicia Penal, después de que el juez Carlos Alberto Herrera dio por terminada la sesión y salió corriendo cuando la defensa del rector separado, Jesús Madueña Molina, pretendía hacerle una solicitud.

Esta es la primera vez que el público bloquea la salida de una sala, pero no es la primera que un juez cierra la audiencia sin dar respuesta a la defensa y sale apresurado; en 2021 lo hizo la hoy fiscal General del Estado, Sara Bruna Quiñónez Estrada, en el proceso contra funcionarios malovistas de la Secretaría de Administración y Finanzas, cuando le solicitaron dejar la causa por considerar que era parcial y de manera abrupta dio por terminada audiencia y salió apresurada sin dar respuesta.

La audiencia en el proceso de los funcionarios universitarios fue celebrada el jueves pasado y era para solicitar una prórroga para terminar la investigación complementaria del proceso que se sigue en contra de Madueña Molina y el encargado del despacho Robespierre Lizárraga Otero, por el delito de abuso de autoridad por presuntamente negarse a una auditoría de la Auditoría Superior del Estado.

Al iniciar, Lizárraga Otero dijo a la juez que su abogada Guadalupe Avendaño no pudo acudir porque tuvo un accidente automovilístico y requería de 15 días para recuperarse, según las constancias médicas.
La Fiscalía solicitó al juez asignar un defensor de oficio para celebrar la audiencia y no retrasar el proceso, pero Robespierre rechazó tener un defensor público.

El juez resolvió reprogramar y dio como nueva fecha el lunes 4 de diciembre y mencionó que de no acudir la abogada nombraría un defensor público, y el imputado insistió en que su defensora no podía asistir, porque requería de 15 días.

El defensor de Madueña Molina, Milton Ayala, dijo que él tampoco podía ir porque ese día tiene una audiencia en el Estado de México.

El juez sostuvo su decisión y reprogramó la audiencia para el lunes y cuando daba por cerrada la audiencia, Milton solicitó la palabra para pedirle que revocara su decisión, pero el juzgador se levantó de su silla y salió corriendo de la sala.

El público que acompañaba a Madueña Molina y a Lizárraga Otero empezó a gritar “que salga el juez”, “corrió como perro” y cuando los Fiscales intentaron salir, les bloquearon la salida.

A la sala ingresaron elementos de la Policía Procesal y los universitarios desbloquearon la salida y permitieron que salieran los fiscales, pero ellos permanecieron dentro esperando que el juez regresara; y tras varios minutos los universitarios abandonaron la sala de audiencias.

Al salir de la audiencia, Madueña Molina dijo que “lo que hoy sucedió es algo bochornoso, vergonzoso para un Poder Judicial el actuar de esta manera deja mucho que desear”.
 
El defensor Milton Ayala manfiestó que “el juez, el señor Gobernador y todos los funcionarios del Gobierno del estado protestan cumplir y hacer cumplir las leyes que emanan de la Constitución, pero en este caso ni siquiera un derecho tan elemental como pedir copia de audio y video nos dio el juez, así de grave están las cosas”.

 Señaló que la intención de nombrar defensores de oficio es violatorio a los derechos humanos y la seguridad jurídica.

“Qué significa esto, que van a traer abogados al servicio del señor gobernador, porque esos sí están al servicio porque están adscritos a la secretaria General de Gobierno, imagínense quién quieren que nos defienda o quien quiere que defienda a los compañeros universitarios, trabajadores al servicio de Enrique Inzunza Cazares, así de grave están las situaciones, pero le decimos que al final de cuenta esto como consecuencia trae el enlodamiento de las instituciones de impartición y procuración de justicia del estado de Sinaloa”, expresó.

La Fiscal, Sara Bruna Quiñónez Estrada, comentó que el bloqueo de la salida hubo una privación de la libertad momentánea.

Mencionó que la FGE no abrirá una carpeta de investigación, pero si persiste esa actitud sí tomarán medidas drásticas.

“Se dio (la privación de la libertad), momentáneamente, pero se dio, desde el momento en que obstruyeron la salida estaban ya incurriendo en esa modalidad, pero el juez ya había salido del recinto y por eso creo que yo que no tuvo mayores consecuencias”, expresó.

Indicó que, además, se trató de una falta de respeto tanto para el juez como para el tribunal.

“Ahí fue directamente contra el juez, el problema era por supuesto con los agentes del Ministerio Público como acusadores, pero le faltaron el respeto al juez y al recinto judicial, no debieron en ningún momento haber hecho eso”, señaló.

Abundó que el juez puede tomar medidas o imponer una sanción para evitar que se vuelva a repetir.
“Es muy grave que en una cosa tan sencilla como esta, se hayan pronunciado de esa manera, qué se puede esperar cuando se tomen unas medidas más drásticas o una resolución que sea de mayor peso que esta”, dijo.

Desde que se inició con el nuevo sistema de justicia penal, es la primera vez que el público bloquea la salida; y la segunda, que un juez termina la audiencia y la abandona sin responder a la defensa.

El 17 de febrero de 2021, Quiñonez Estrada, entonces jueza de control, protagonizó un episodio similar al del juez Carlos Alberto Herrera.

La jueza era quien llevaba el proceso penal contra el ex secretario de Administración y Finanzas, Armando Villarreal Ibarra; el ex director de la Tesorería, Ernesto Herrera Félix; y el ex auxiliar de Caja General, José Carlos López Ramírez.

Ese día, la defensa de Villarreal pidió a la jueza que se excusara de seguir con la causa penal porque en diversas ocasiones se había mostrado parcial.

Quiñonez Estrada escuchó la solicitud y de manera repentina se dio por terminada la audiencia y se retiró apresurada de la sala, sin contestar la solicitud ni dar oportunidad de los abogados de pedir copia del video de la audiencia.

Artículo publicado el 03 de diciembre de 2023 en la edición 1088 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1099
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.