Dos mexicanos rehenes en Gaza

CISJORDANIA. Se extiende la guerra. Foto: Témoris Grecko.

Entre los fusiles de Hamás y las bombas de Israel

Un par de jóvenes mexicanos, Orión Hernández e Ilana Gritzewsky, se encuentran entre los dos centenares de rehenes en Gaza. Sus vidas se encuentran en extremo peligro.

En México, la sociedad ha ido aprendiendo, poco a poco y por las malas y peores, que una cosa es perder a las personas que se ama de golpe, y que es terrible; y otra, es perderlas en la confusión, la incertidumbre, la oscuridad… que desaparezcan. Y un día sí y otro no, se pasa del dolor espantoso de imaginarlas muertas al dolor de la esperanza de que quizás estén vivas y algún día regresen, pero no lo hacen; y luego volver a la sospecha devastadora de que no llegará esa fortuna, ya no están, ya no son… pero tal vez sí.

Los desaparecidos son como muertos que no han muerto, y quienes los aman, almas que penan en vida.

Es algo distinto en Israel, donde las cifras de muertos y de desaparecidos en la ofensiva del 7 de octubre, lanzada por las milicias Hamás y Yijad Islámica, han ido cambiando. La de fallecidos descendió de 1 mil 400 a 1 mil 200, así, en cifras imprecisas. La de los aparentemente secuestrados se elevó a 239, más cuatro personas que fueron liberadas.

Y menos un número indeterminado de muertos. Según Hamás, los bombardeos israelíes han matado a una cincuentena de rehenes. Israel sólo ha confirmado un caso, el de la soldado Noa Marciano, de 19 años, sin reconocer que fue víctima de sus ataques: solo dijo que murió “en manos del enemigo”.

GAZA DESPUÉS DE LOS BOMBARDEOS. La venganza israelí. Foto Témoris Grecko.

Este conjunto de casos no sería el primero en el que un gobierno se desentiende o responde erráticamente ante la exigencia de hallar a los desaparecidos. Lo que resulta muy grave es que, ahora, el primer ministro Benjamín Netanyahu (cuya popularidad en las encuestas ha alcanzado un récord de 4 por ciento porque es considerado el primer responsable de la situación) por un lado usa la causa de los rehenes para justificar sus decisiones, y por el otro, maltrata e ignora al Foro de Familiares de Rehenes y Desaparecidos.

El que, a su vez, se enfrenta a la insólita y abrumadora paradoja de que sus seres queridos se encuentran no entre la espada y la pared, sino entre los fusiles de Hamás y las bombas de Israel.

Este caso es distinto del de México porque el problema no es indiferencia o ineficacia, sino que su gobierno utiliza en su beneficio la causa de los desaparecidos, y dice querer rescatarlos al tiempo en que los está matando.

Familiares, abandonados por el gobierno

“¡Netanyahu, haz tu trabajo!”, han venido gritando los familiares por la carretera 1, que conecta a Tel Aviv con Jerusalén. Es el fin del tercer día desde que partieron de la primera ciudad, en una marcha de cinco jornadas.

En paralelo, cientos de miles de habitantes del norte de Gaza se mueven hacia el sur. La Media Luna Roja Palestina, parte de la Cruz Roja Internacional, ha difundido videos del dramático avance a pie de pacientes, personal médico y en general refugiados que se albergaban en hospitales como Al Quds, y que en condiciones terribles se han visto forzados por el ejército israelí a caminar hasta zonas que, si la ofensiva continúa como va, pronto serán forzados a abandonar también.

La coincidencia temporal es una de las pocas similitudes. La otra es que los familiares de unos y otros están siendo asesinados o en riesgo de muerte por decisión de Netanyahu y sus aliados.

Esta gente se dirige a la oficina del primer ministro, en Jerusalén, a exigir las explicaciones que él no les quiere darles. A fines de octubre, tuvieron que bloquear el cuartel general del ejército, en Tel Aviv, para que el mandatario y el ministro de defensa, Yoav Gallant, los recibieran. Les dijeron que los bombardeos masivos ponen en peligro las vidas de sus familiares. Los gobernantes les prometieron que el rescate sería prioritario… y luego declararon a la prensa que las prioridades eran dos: el rescate, sí, pero también ganar la guerra. Aunque son objetivos incompatibles: no pueden seguir arrasando Gaza sin matar a una gran cantidad de secuestrados, si no es que a todos.

El Foro de Familiares ha estado oscilando en sus posturas: de pronto pide el cese al fuego para que no acaben con los suyos, y después exige no conceder un cese al fuego si no los han liberado.

Es el reflejo de un duro debate interno. Lo que han dejado claroes que, si la liberación de los rehenes solo puede resultar de un acuerdo con Hamás, y lo que esta milicia pide a cambio es la liberación de los presos palestinos en cárceles israelíes, entonces Israel tiene que pactar con Hamás.

Ya volvió a pasar el tiempo y el gobierno ha seguido ignorándolos. De esa forma descaradamente hipócrita: en el discurso, hablan de ellos todo el tiempo, se conduelen de su tragedia, reivindican la causa. Pero no les hacen caso.

CISJORDANIA. Se extiende la guerra. Foto: Témoris Grecko.

Hace unas horas, la manifestación se desvió para detenerse en la casa de Noa Marciano, la joven dos veces víctima, primero secuestrada por Hamás y después muerta por los bombardeos de Israel.

“Ya fuimos abandonados una vez el 7 de octubre, fuimos abandonados una segunda vez cuando nos notificaron la muerte de Noa. No podemos permitir que el gobierno israelí nos abandone una tercera vez”, dijo el padre de la chica, a nombre de la familia. Que envió un mensaje para el gabinete de seguridad: “Bibi (Netanyahu), Gantz (líder opositor) y Gallant (ministro de Defensa), ustedes nos abandonaron. Queremos a Noa en casa (en referencia a sus restos). Hablen con las familias, ustedes no van a decidir el acuerdo por su cuenta”.

Después, los marchistas continuaron su camino hacia el complejo gubernamental en Jerusalén. Piden que los reciban Netanyahu y su gabinete de guerra para que les expliquen qué están haciendo: si están negociando con Hamás y en qué términos, qué es lo que piden unos y qué plantean otros, y cómo van avanzando.

Porque ni siquiera eso les han querido aclarar. En casi seis semanas, solo los han usado como bandera y justificación, sin al menos compartir con ellos qué están haciendo, qué pretenden conseguir ni cómo lo van a lograr.

Liberación, cese al fuego, no al genocidio

En México, los amigos y familiares de Orión Hernández se han movilizado, con una postura crítica. Lanzaron una petición pública (para la que necesitan apoyo con firmas en bit.ly/47CkoO4) que han apoyado con varios comunicados.

En el tercero, el más reciente, piden la libertad de los rehenes y un “cese al fuego inmediato para establecer corredores humanitarios y abrir negociaciones de paz para la presentación con vida de todos los cautivos”.

Así como le exigen “al gobierno mexicano, que rompa relaciones diplomáticas con el Estado de Israel en protesta por el genocidio en marcha que también atenta directamente contra la vida de los secuestrados”.

Artículo publicado el 19 de noviembre de 2023 en la edición 1068 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Policías jubilados y viudas de policías se manifestaron en palacio de gobierno, piden la homologación de sueldos y el pago justo a las viudas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.