El show de ‘Barbie Corcholata’

sheinbaum-culiacán-3

Dinero en efectivo para los asistentes a un evento masivo en el parque Culiacán, Claudia Sheinbaum cierra su campaña por la coordinación de defensa de la cuarta transformación….

Con un aforo traído de seis estados de la república se montó el espectáculo de Claudia Sheinbaum en el parque Culiacán.

“Acarreados” de Baja California norte y sur, Chihuahua, Sonora, Durango y Sinaloa, prestos para la comparsa de la exjefa de gobierno de la Ciudad de México en el cierre de campaña por la eufemística coordinación de defensa de la cuarta transformación.

Contingentes coordinados por líderes de grupos para la disposición en el escenario al aire libre y pequeños grupos desbalagados que aprovechan el viaje para conocer los alrededores.

Es la confirmación del “Carnal Marcelo” sobre el piso disparejo pa’ las “corcholatas” y el apoyo para la Sheinbaum: acarreo masivo y entrega de dinero en efectivo a los asistentes.

“¡Es la hora de las mujeres!”, grita Claudia…

EL PAGO.

La “corcholata” se deja querer en su trayecto al escenario. Se inmortaliza en los pixeles de los celulares con personas que jamás volverá a ver, cargando niños que nunca volverá a cargar…

Es Claudia y es su fiesta con invitados de la región noroeste del país, del México de la cuarta transformación que corea su nombre a rabiar.

Ajena al desmadre en las calles adyacentes al parque Culiacán, la Sheinbaum se granjea el aplauso del pueblo bueno y sabio que se cocina a baño maría bajo las carpas.

“Llevamos un año arriba en las encuestas… así que el 6 de septiembre va a haber coordinadora nacional de la defensa de la cuarta transformación”, presume.

“De fiesta con Claudia” es la frase que sustituye a la de asamblea informativa en el escenario, donde un grupo de danza folclórica entretiene la espera de los asistentes.

Claudia hace un recuento de lo que dice es la cuarta transformación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ya no son los poco más de 5 millones de dejaron la pobreza moderada, según el Coneval. Ahora el número es superlativo.

“Andrés Manuel López Obrador sacó nueve millones de mexicanos y mexicanas de la pobreza. Ningún gobierno lo había hecho. Ha significado la reducción de la desigualdad, por eso el pueblo de México está contento con la cuarta transformación…” expresa.

DINERO PARA LOS ASISTENTES. Aplausos comprados.

A unos metros de distancia de las carpas hay una entrega de dinero en efectivo. El prócer de AMLO, el Benemérito de las Américas impreso en papel moneda, en circulación de mano en mano.

El parque Culiacán es un hervidero de gente, ajena a Claudia como ellos para la “corcholata”.

El show de Claudia continúa en el escenario, en su perorata innecesaria porque el aplauso ya está comprado.

El segmento de “que pase el desgraciado” es la apoteosis del talkshow de Claudia.

“…y que los güevones no caben en el gobierno y tampoco en el país”, se escucha en voz del expresidente Vicente Fox, “ya se acabó este ofrecimiento de programas sociales. A trabajar, cabrones, como dice Xóchitl…”

En la prolongación de la avenida Álvaro Obregón y la México 68 el congestionamiento es brutal, lento. Salpicado de florituras verbales.

Pero Claudia es ajena al despelote externo. La fiesta es de ella. Por eso la frase en su escenario “De fiesta con Claudia”.

EL REPARTO.

La “maestra” Claudia da paso al innombrable, al cállate, chachalaca, y al teniente Borolas, para continuar con su espectáculo.

Entacuchados y enmascarados de Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox y Felipe Calderón, son exhibidos en el banquillo de los acusados. Expuestos al escrutinio de la cuarta transformación y echados del escenario con el televisivo “¡fuera… fuera…!”

“Los personajes estos que aparecieron allá en Jalisco y hoy aquí en Sinaloa, no crean que ya desaparecieron… Ellos quieren regresar por sus fueros. Pero, ¿¡los vamos a dejar!? “¡No…!” se pregunta y responde Sheinbaum.

Sé lo que quieres ser…

El sopor de los treinta y cinco grados a la sombra empapa los cuerpos y el aire se enrarece en el parque Culiacán, la tarde del 25 de agosto.

Empoderada, la exjefa de gobierno hace una consulta a la cuarta transformación.

“Quiero preguntarles a todos para que no quede ninguna duda. ¿Quién vino por su propio pie como voluntario?”, pregunta.

“¡No estás sola… no estás sola…!” se escucha como respuesta.

La Sheinbaum continúa:

“Adelante… atrás… a los lados… aquí no hay acarreados…”

En el evento “De fiesta con Claudia” la anfitriona asegura que es tiempo de mujeres. Después de 200 años del México independiente, ya es hora de la mujer.

“Las mujeres podemos ser lo que queramos…” exclama.

Y enumera un catálogo de profesiones que las mujeres pueden desarrollar: ingenieras, abogadas, astronautas, arquitectas… ¡presidentas…!

“Que levanten la mano los hombres que creen que es tiempo de mujeres”, consulta a su auditorio, “las mujeres no pedimos más. Pero tampoco pedimos menos…”

El éxtasis de la asistencia alcanza la cima de la fiesta. El humo artificial ofrece aires de espectáculo. De un estado orgiásctico…

“¡Presidenta… presidenta… presidenta…!”

Claudia, en estado seráfico, hace un “flash forward”. Ya se observa con la banda presidencial impuesta en la certidumbre de su triunfo…

“Por eso decimos que una mujer puede ser lo que quiera ser…” dice Barbie Corcholata.

Artículo publicado el 27 de agosto de 2023 en la edición 1074 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.