Acusan a marinos de dar muerte a ‘jornalero’

JORNALEROS EN PALACIO. Una extraña manifestación.

Se manifiestan y piden la salida de la Armada de México de la entidad

Lo cuenta el sobreviviente mientras convalece en el Hospital General de Culiacán. De su puño y letra:
“Yo estaba en San Pedro cuando me cayó el Toño, me dijo cómprame uno (no especifica qué), simón, yo andaba vendiendo limones cuando nos fuimos por lado de La Curva (de San Pedro), nos topamos una rápida de frente y subiendo la autopista nos paró, nos tumbaron de la motocicleta, el Toño quiso correr y le comenzó a disparar y se dejó ir pa donde yo estaba, me puso la pata en la cabeza y le jaló sin hacernos ni una pregunta, recuerdo que era una patrulla con terminación 071 y tres elementos fueron los que se bajaron, un güero, un moreno y el otro no sé, la camioneta era una Ford gris con tubos atrás, doble cabina, eran marinos”.

Alguien le pidió que lo escribiera, para que su testimonio fuera integrado a la carpeta de investigación. Presenta un balazo que le entró de atrás hacia adelante y de arriba hacia abajo en la cara. No puede hablar y solo se comunica con señas.

Se llama José Daniel López Peña y ronda por los 40 años de edad.

Martes 11

El reporte lo recibió la policía el martes 11 de julio alrededor de la 1:40 horas. Por la carretera vieja a Navolato, entre el ejido Buenos Aires y la curva de San Pedro, se encontraban un hombre muerto y un herido. Al hombre herido lo trasladaron a un hospital y el cuerpo fue levantado dos horas más tarde, luego de las diligencias ministeriales.

Se llamaba José Antonio Castro Gastélum y traía en uno de sus brazos tatuado el nombre de su hija “V”. Era jornalero, dicen su madre y su viuda. Y vivía en un pueblo llamado Campo Romero, ubicado por la carretera 50, entre San Pedro y Villa Juárez. “Anduvo metido”, dice alguno que lo conoció, vecino de ese pueblo.

De José Daniel saben poco. Sólo que es de una comunidad de Guasave y que en Villa Juárez vive con unos amigos. Su madre vino a verlo cuando se enteró que estaba herido.

Las primeras versiones del hecho surgieron en el mismo lugar donde quedaron tirados el muerto y el herido. Un hombre que estaba en el lugar y fue entrevistado por reporteros locales, afirmó que vio a los dos hombres, los llevaban en la caja de una patrulla de la Marina, que los bajaron, que luego los muchachos se echaron a correr y que los marinos les dispararon. Algo así como la Ley Fuga.

“Yo venía de San pedro —se escucha en el audio— y me encontré un camión que decía marina, y le seguí p´a delante y luego vi que estaba una camioneta de la marina parada y pues miré que bajaron unos chavalos corriendo y les tiraron con armas, les tiraron y pues yo me arrendé, pos dije que chou y ya más al ratito escuché otros balazos, como que corrieron los señores y escuché otros balazos… se escuchaba como con pistolas, pero no sé porque yo me arrendé porque a uno también le da miedo… primero había pasado el camión y luego la camioneta. Era una rápida (matrícula) 071”.

Una rara manifestación

Pasaron los días, y el lunes 31 de julio se llevó a cabo una manifestación de alrededor de 400 personas, la mayoría trasladadas desde Villa Juárez, Navolato, a Culiacán. Fueron utilizados 30 camiones de los que se usan en los campos agrícolas para el traslado de jornaleros. Traían mantas elaboradas en imprenta, con consignas contra la Armada de México, dirigidas a su titular, José Rafael Ojeda, y también al presidente Andrés Manuel López Obrador, en su calidad de comandante supremo de las fuerzas armadas. En ellas alegan levantones por parte de elementos de la Marina, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales.

Muchos de los asistentes a la marcha no sabían siquiera a qué habían venido a Culiacán. Fuentes de Ríodoce que radican en Villa Juárez, afirmaron que por la mañana se vio a gente armada organizando la salida de “manifestantes” hacia Culiacán; y que fue esa gente la que pagó el diésel para los camiones.

Cuando la abogada promotora de la marcha, Delia Quiroa, fue cuestionada al respecto, dijo desconocer, incluso, de dónde había salido tanta gente. Lo mismo respondió la madre de José Antonio. “¿Le pagaron a la gente para que viniera?” “Nosotros no”. “Algunos afirman que había gente armada en la manifestación…” “No es cierto, nadie andaba armado”.

A las 9:04 de la mañana, el titular de la Secretaría de Seguridad, Cristóbal Castañeda, tuiteó que “ante señalamientos de civiles armados en Villa Juárez, Navolato, se desplegó un operativo para realizar recorridos; no se ha localizado nada, pero se mantendrá la seguridad en la zona…”.

El mismo día de la marcha-manifestación, el gobernador Rubén Rocha daba su conferencia semanera, y al referirse a la protesta dijo que también hay marinos con huaraches. Dijo que podrían ser delincuentes con uniformes y patrullas falsas de la Marina los que están cometiendo ejecuciones. Y comentó que hay que ver qué es lo que está moviendo a la gente que se manifestó.

Recordó que hace una semana, en Villa Juárez, decomisaron 20 uniformes parecidos a los de la Marina y 16 armas; y que el mes pasado, en El Tamarindo, aseguraron una patrulla clonada de la Marina y una de la Guardia Nacional: “es común que te encuentres a Marinos con huaraches”.

El deslinde de las rastreadoras

Ese mismo día, los Colectivos de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Sinaloa publicaron un posicionamiento donde se deslindan de las actividades de Delia Quiroa en Sinaloa. Alma Rosa Rojo, de Voces Unidas por la Vida y la Dignidad Humana, dijo que no fueron tomadas en cuenta para la movilización y que ninguno de sus colectivos propone que la Marina se vaya de Sinaloa.

Como familiares, como madres, como hermanas, como padres que somos de nuestros desaparecidos creo que merecemos respeto y no sé con qué fin lo haría, pero nosotros nos deslindamos de eso”, mencionó.

También cuestionaron el origen de los recursos para hacer la manifestación, pues saben, como colectivos, que para ello se requiere de mucho dinero.

Artículo publicado el 06 de agosto de 2023 en la edición 1071 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.