Desaparecidos: ¿qué hacen con ellos…?

SABUESOS GUERRERAS. En la lucha.

La dirigente de Sabuesos Guerreras dice que a los desaparecidos ya no los entierran porque no los están encontrando

María Isabel Cruz Bernal hace una pausa. Recorre el espacio con la mirada y respira. El respiro es una bocanada de aire que absorbe una vida de lucha, de tenacidad y frustración. Hace una introspección y la pregunta emerge desde las profundidades de su ser.

“¿Pa’ dónde se los llevan… qué están haciendo con ellos, porque no los estamos encontrando?”, cuestiona.

La dirigente del colectivo de búsqueda Sabuesos Guerreras se queda pensativa. Las preguntas son una maraña en la que no encuentra un hilo conductor.

Todos los días desaparecen personas en Sinaloa y no los pueden encontrar, sostiene, porque ya no los están enterrando.

MARÍA ISABEL CRUZ. Una búsqueda sin fin.

“¿Acaso los están enterrando en los panteones…? Ahí nunca los vamos a encontrar. Nunca vamos a dar con ellos. ¿Los busca la Comisión (Estatal de Búsqueda)? no los busca”, expresa.

Ante las preguntas sin respuestas, viene la especulación. La suposición nacida de la frustración.

“Tal vez en el panteón. Tal vez van y abren las tumbas y ahí los meten, y cuándo los vamos a encontrar ahí… Obvio, con la aquiescencia del estado”, supone.

Las desapariciones

De acuerdo con información estadística de la Fiscalía General del Estado, de enero de 2020 a enero de 2023 en Sinaloa se tenían registradas 2 mil 763 desapariciones forzadas, de las cuales 476 eran mujeres.
En la entidad existen 26 colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, y tan solo el que dirige María Isabel Cruz Bernal, Sabuesos Guerreras, hasta principios de año buscaba casi mil desaparecidos.

La declaración del gobernador Rubén Rocha Moya durante su primer encuentro público con los colectivos de búsqueda, de que ya no habría desapariciones en Sinaloa, resultó contraproducente.

“Mejor no hubiera dicho nada. Las desapariciones se han incrementado un 80 por ciento…” indica.

Comisiones que buscan

María Isabel lamenta la falta de oficio de la Comisión Estatal de Búsqueda por el casi nulo trabajo que realizan para localizar a personas desaparecidas.

“Debería darles vergüenza que cada día nazcan más colectivos porque eso quiere decir que, por su ineptitud, han sido rebasadas”, subraya.

Y de la reciente renuncia del comisionado estatal, Víctor Manuel Pérez López, ni hablar, porque solo apoyó en la pega de fichas en lugar seguro, pues evitó hacerlo en los inseguros.

“Es una comisión de búsqueda para buscar, sin embargo, somos nosotras las que hacemos la chamba. Nosotros somos las que buscamos, las que decimos adónde vamos… voy a buscar aquí”, comenta.
Los colectivos son los que hacen el trabajo de la Comisión Estatal de Búsqueda, insiste, porque carece de iniciativa propia hacer esta labor.

“Es una comisión que está a expensas de lo que la familia diga”, subraya.

Las buscadoras no tienen por qué sufrir calores y el riesgo de sufrir un golpe de calor en esta temporada, abundó, cuando hay un ente gubernamental encargado de este trabajo.

“A ellos les están pagando pa’ buscarlos, entonces ¿por qué no los buscan?”, cuestiona.

Y critica el comentario del gobernador que dice que cualquiera puede apuntarse para la Comisión Estatal de Búsqueda.

No, insiste, no es cualquiera, sino una persona que tenga empatía con las familias, que conozca el problema y lo que significa la desaparición de un familiar.

“Si no conoce cómo destroza, cómo masacra, cómo fulmina a una familia por dentro una desaparición, no creo que entienda el tema”, puntualiza.

Panteón forense

Entre los ofrecimientos del gobernador Rubén Rocha Moya está el panteón forense y servicios de identificación de restos óseos a la espera de estudios de identificación.

La sabueso guerrera sostiene que la ya próxima conclusión de este edificio, no será suficiente si solo se trata de trasladar los restos de su lugar actual al panteón forense.

“Si van a terminar el panteón forense para ir a sacar los restos de un panteón pa’ guardarlos ahí, volverlos a dejar ahí sin identificar, pa’ qué chingados los sacamos de un lado pa’ meterlos en otro. Aquí se trata de sacar e identificar, y el que sigue, porque si nomás vas a sacar y guardar, no tiene caso que lo saques”, externa.

La lucha sigue…

En Sinaloa dos madres buscadoras han sido asesinadas y la búsqueda de sus hijos ha quedado trunca, impune y hasta en el olvido de la autoridad.

Sandra Luz fue asesinada de 15 disparos la tarde del 12 de mayo de 2012 en Culiacán y más reciente, en 2022, Rosario Lilián fue privada de su libertad y después asesinada en Elota.

“El camino es duro. Nosotros no buscamos culpables, pero los culpables se sienten agredidos y tratan de acallarnos”, dice María Isabel.

La sabueso guerrera hace una pausa. Respira hondo. Pasea su mirada por la oficina donde cada detalle es un recuerdo de su hijo desaparecido, Yosimar, y exclama con resignación. Con voz de madre…

“Si nos matan por buscarlos, qué le vamos a hacer. Tenemos que seguir buscándolos, porque si no, nadie los va a buscar…”

Artículo publicado el 09 de julio de 2023 en la edición 1067 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.