¿Cuándo empiezan los problemas sexuales en las personas obesas?

Lesbian couple embracing at park

No existe una fecha exacta para determinar en qué momento empiezan los problemas de la respuesta sexual en las personas obesas, lo que existe es un deterioro progresivo que se traslapa con otras alteraciones físicas como los dolores articulares, problemas del corazón, de los pulmones, hígado graso, y la enfermedad por reflujo gastroesofágico, principalmente.

Una de las primeras alarmas en las personas obesas son los dolores articulares. El diseño estructural y funcional del cuerpo es para cargar en las articulaciones mayores un promedio de 70 a 80 kilos.

Primero el sobrepeso y después la obesidad, producen un desgaste y una inflamación articular que se traduce en dolor y después en limitación para deambular. Al focalizar la atención en las enfermedades que producen dolor o incapacitan a la persona para desarrollar sus actividades en forma normal, la parte de la respuesta sexual pasa a un segundo término.

Es la pareja quien extraña el acercamiento erótico genital, él o ella, dependiendo el caso, empiezan a recordarle a la pareja obesa que la frecuencia sexual baja a tal grado que incluso pueden pasar años sin acercamiento erótico en tanto el enfermo prioriza otras dolencias y el deseo sexual generalmente es bajo.

Cuando la persona obesa no tiene pareja, las cosas no son tan catastróficas en materia de vida de relación, sin embargo, una vida con un erotismo ausente o apagado, es una vida con una potencialidad en suspenso.

Si la obesidad llegó después de una vida en pareja funcional, con presencia de hijos, las consecuencias son menos catastróficas, por eso decía al principio que no hay una fecha exacta para determinar cuando empiezan los problemas sexuales en las personas obesas.

De manera general se puede entender que lo primero que se afecta en el obeso es el deseo, al entrar en receso las ganas, la erección también puede fallar y en consecuencia la vida erótica genital desaparece.
Estas personas no buscan ayuda porque al no experimentar deseo, es como esperar que alguien tome agua si no tiene sed.

En la práctica clínica, los obesos están ausentes, es decir, representan un segmento muy bajo de la estadística. Buscan ayuda en las primeras etapas, cuando solo es sobrepeso, tienen conciencia de la importancia de no aumentar de peso y son ellos los primeros en prometer que harán ejercicio e intentarán bajar de peso.

Se puede afirmar que los problemas sexuales de los obesos empiezan cuando el deseo erótico es superado por la obesidad, hay una especie de competencia entre atender la obesidad o la respuesta sexual.

Las enfermedades se priorizan, no es lo mismo cáncer que dermatitis, y no es lo mismo obesidad que placer erótico sexual, curiosamente la obesidad termina aplastando el buen desempeño sexual y sumando una comorbilidad más.

Artículo publicado el 25 de junio de 2023 en la edición 1065 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.