Naranjeros vs. Tomateros, el clásico de la LMP

EL BORREGO SANDOVAL pone out a Vinicio Castilla en la final de 1995 entre Naranjeros y Tomateros.

¿En qué momento nació la gran rivalidad entre Hermosillo y Culiacán en la Liga Mexicana del Pacífico?
Ambos equipos pelearon las Series Finales de 1980 y 1983 –con un título para cada bando y en 6 juegos–, pero el odio deportivo comenzó realmente en la edición 1994-95.

Coincidió con la gran remodelación del estadio en Culiacán y la llegada de varios ligamayoristas, entre ellos Benjamín Gil, y ya en la final, acompañado por Vinicio Castilla en tercera base, Éver Magallanes en segunda y Memo Velázquez en primera.

Esa final fue contra los Naranjeros, quienes se impusieron en seis juegos gracias a su tremendo pitcheo, con Andrés Berumen, Rich de Lucía y Antonio Osuna (cerrando los tres a partir de la séptima).
Los Naranjeros querían llevar a varios ‘tomateros’ de refuerzos a Puerto Rico, pero Gil les mandó decir que no porque ellos eran los campeones.

Durante esa final, hubo una jugada muy polémica que se marcó en contra de los Tomateros, cuyo propietario Juan Manuel Ley –estrenando pantalla gigante en el estadio esa temporada–, exigía que la jugada se repitiera en la pantalla para ver si la modificaban, lo cual provocó que la presidencia de la LMP prohibiera que eso se volviera a repetir en ningún parque.

La derrota caló hondo en la directiva guinda y sus aficionados, sin saber que lo mejor estaba por venir para el equipo.

Al año siguiente se coronaron sobre los Venados de Mazatlán, pero la mayor hazaña fue ir a Santo Domingo 1996 y ganar su primera Serie del Caribe al pasar dos veces sobre el Dream Team de Dominicana.

El Club Tomateros quería ser sede de su primera SC en 1997 y la solicitó ante la LMP, pero le correspondía por rotación a Hermosillo y entonces sucedió lo inverosímil: En una decisión salomónica, Arturo León Lerma –presidente de la Liga–, les pidió que jugaran un volado para definirlo, el cual ganó el Club Naranjeros.

El Chino Ley hizo el coraje de su vida y decidió armar el mejor roster posible, de tal forma que los Tomateros llegaron a la final contra los Naranjeros y los derrotaron en seis juegos con un imparable de Benjamín Gil sobre Juan Acevedo para dejarlos tendidos en el terreno y viajar a Hermosillo para la SC.
Sin embargo, en el año 2001 cuando por fin le tocó la sede del clásico caribeño a Culiacán, los Naranjeros se la cobraron y ganaron el campeonato para viajar a la capital sinaloense.

Esa gran rivalidad la siguieron protagonizando en los siguientes años con varios enfrentamientos en postemporada y la más reciente final fue la del año 2020, cuando Tomateros se levantó de un 1-3 para terminar coronándose en el séptimo juego en el Estadio Sonora.

ROLETAZOS:

*PARA EL año 2014, Hermosillo derrotó en la final a Navojoa para llegar a 16 títulos y despegarse seis de Culiacán, pero al año siguiente debutó Gil en el timón culichi y lograron cuatro cetros para acortar distancias 13-16, combinado con la peor sequía de Naranjeros en su historia.

*EXISTEN OTRAS fuertes rivalidades como Yaquis vs. Naranjeros, y Venados vs. Tomateros, pero el gran clásico de la LMP nació en 1995: Hermosillo vs. Culiacán.

TWITTER: @purobeisbolfb

¿Qué tan bueno era Christy Mathewson?

En la Serie Mundial de 1905, Christy Mathewson tuvo récord de 3-0 y 0.00 de ERA en 27 innings, es decir, tres blanqueadas contra los Atléticos de Filadelfia para llevar al título a los Gigantes de Nueva York en solo cinco encuentros.

Ese año había ganado la Triple Corona de Pitcheo de la Liga Nacional con 31-9, 1.28 de ERA y 205 ponches.

Entre 1903 y 1905, Mathewson obtuvo al menos 30 victorias en cada una y en 1908 volvió a ganar la Triple Corona con 37-11, 1.43 de efectividad y 259 K.

Fue de los creadores del screwball en 1900 y su recta era endemoniada, a tal grado que en Nueva York había un dicho: “No hay nada peor en la vida que pararte a batear contra Christy Mathewson”.

Curiosamente, a principios de su carrera, los Gigantes se habían arrepentido de haberlo firmado en 1899, cuando terminó la universidad y jugando ya para el Norfolk en la Liga de Carolina del Norte, tuvo record de 20-2.

Nueva York compró su contrato en mil 500 dólares, pero en su debut en Grandes Ligas tuvo récord de 0-3 y 5.08, lo cual ocasionó que lo regresaran a Norfolk y hasta exigieron de vuelta el dinero.

Los Rojos de Cincinnati lo reclamaron a través de un Draft, pero en diciembre de ese mismo año 1900, lo cambiaron de nuevo a los Gigantes por el pitcher y jardinero, Amos Rusie.

Mathewson, quien nunca lanzaba los domingos debido a su religión cristiana, terminó su carrera en 1916 con Cincinnati y finalizó con 373-188 y 2.12 de ERA en 17 años.

En 1918 ingresó al ejército estadounidense y estuvo expuesto accidentalmente a las armas químicas, lo cual debilitó su sistema respiratorio y contrajo tuberculosis, de tal forma que falleció en 1925 a los 45 años de edad.

Christy ingresó al Salón de la Fama de Cooperstown en 1936 dentro de la lista de los primeros cinco inmortales.

¿Los otros? Walter Johnson, Ty Cobb, Honus Wagner y Babe Ruth.

Artículo publicado el 25 de junio de 2023 en la edición 1065 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.