Pide poeta a la FGE que siga las investigaciones sobre el caso de Aimé

FAUSTINO LÓPEZ OSUNA. El poeta exige claridad y justicia.

Las dudas razonables del “accidente” de la reina de la Feria de la Ciruela

Fuerte es el silencio que se cierne a casi un mes del “accidente” donde perdió la vida Aimé, pero en medio de un silencio de cementerio, surge la voz del poeta, el compositor del himno de Sinaloa, el ganador del Premio Sinaloa de las Artes, enarbolando el sentimiento del pueblo de Concordia, Sinaloa.

Ríodoce preguntó al poeta Faustino López Osuna, oriundo de Aguacaliente de Gárate, qué le pediría a la fiscal Sara Bruna Quiñónez Estrada (FGE), sobre el caso de su paisana Aimé Joanna Millán Estrada, de 23 años, quien el 1 de abril, según reporte oficial, fue encontrada dentro de su vehículo, Sentra, en el fondo de un barranco, en el kilómetro 40 de la carretera Malpica, Concordia:

“Que siguieran las investigaciones hasta el último—, para quedar bien las dos partes, ¡vamos! Que en eso quede bien el gobierno, que deslinde las cosas y que quede claro, y compruebe tal y como sucedieron las cosas”, respondió López Osuna.

—¿Conociste a la reina de la Feria de la Ciruela?

—Sí. En junio del año pasado la coronaron reina de la ciruela tradicional, y a mí me entregaron un reconocimiento por la comunidad del pueblo, firmado por el presidente municipal y el síndico municipal. Entonces de alguna manera me relaciono yo con los últimos acontecimientos que tienen que ver con la vida de ella.

—La fiscal informó que el 31 de marzo el automóvil fue registrado a nombre de Aimé…

—Bueno Precisamente esas dudas, la gente cuando las tiene, empezó a especular. Uno, qué casualidad…dicen que no tenía carro y apareció con carro.

Dos, que no sabía manejar y que iba manejando. Tres, que el mismo día que ella muere, aparece el carro ¡registrado! Tal vez todo es cierto, pero como sucedió una cosa, el resultado es que la gente duda sobre eso. Entonces a qué iba para Concordia si iba a Aguacaliente, se desvió para la izquierda, no hay aclaración sobre eso. Supongamos que sí, tenía una familiar a la que iba a ver. Pero otra vez se junta dentro de ese montón de elementos no comprobables, que no se pueden comprobar y queda en especulación o en la pura cuestión imaginaria, ¿no?

—Escribiste versos con título Feminicidio en memoria de Aimé…

—Sí, porque además me duele por ser del pueblo, por ser una joven ella con mucha vida por adelante. Porque ya estaba participando en los programas de turismo en favor del pueblo. A mí me entristece de que no haya sabido esto la autoridad, la fiscal, para que, cuando no podían retirar el cuerpo que porque eran pobres sus parientes, no se les ayudó, si ella venía ayudando los programas de gobierno de turismo. Me pesa eso.

AIMÉ JOANNA. Búsqueda infructuosa.

—¿Captas el sentimiento del pueblo de Concordia?

—Yo siento que quedaron cabos sueltos que terminan por sentirse uno mal. Hacerlo sentir a uno mal. No es que uno quiera hacer mal ni pensar mal y hacer sentir mal, sino que los elementos que aparecen por ahí no son lógicos, no tienen… ¡vamos dejan mucho que desear! Entonces el sentimiento del pueblo es ese. Yo al escribir capto el sentimiento., ¡lo que siente la gente! Yo no estoy en plan racional ni soy funcionario del gobierno, ni soy mucho menos del área de policía. Entonces sí, a ellos les toca toda esa aclaración debida, ¿no? Y mis respetos y ojalá todo sea bien. Yo lo que digo es que me lastima el sentimiento de mi pueblo, porque Aimé era de mi pueblo.

-Es una lástima…

-Es una lástima que nos suceda eso. Es una lástima para el gobierno que tenemos actualmente, porque quizá no están actuando de mala fe, pero están resultando hechos de la realidad que nos superan, rebasan al pueblo, rebasan a la sociedad, rebasan al gobierno. Todo el temor que hay para pensar que fue algo así malo lo de ella, fue tanto asesinato en el país sin castigo, tantos secuestros, tantos… ¡tienen a la sociedad en un tris! tantas desapariciones en todo el país! Y eso ha creado una sicología que la gente, pasa algo como esto, atribuye que fue parte de eso. ¿de qué otra manera? No se le puede explicar a la gente.

—Para ti hay dudas razonables, ¿no crees en lo que dice el gobierno?

—Yo creo en lo que dice el gobierno, con las reservas que siente el pueblo. No, no, yo escribo lo que siente el pueblo. No me meto a usar la razón crítica. El sentimiento y ojalá que todo se esclarezca y las cosas vayan para bien. Pero un caso como este no sé cuántos años llevaría, buscándole todos los elementos que dicen. Cuando hablan que el celular de ella apareció no sé a cuántos kilómetros de distancia. ¡No hay lógica en eso tampoco!, ¡ni tampoco lo puede comprobar la autoridad! ¿Por qué?

—Cuenta, Faustino, lo que sientes cuando escribes los versos FEMINICIDIO… en memoria de Aimé.


—Todo lo que narro esa parte de ahí, que llegan con el cuerpo, estuve acompañando al síndico de Aguacaliente de Gárate, cómo la gente desde que llega a la entrada del pueblo por la parte norte. Ya estaba la Banda esperando, hay un cortejo de gente a pie que cruza medio pueblo hasta la plazuela… hasta la iglesia de La Candelaria. Iba la gente que aplaudía en el paso de vez en cuando y la Banda cantando Los Papaquis, que es la pieza que se les toca a las reinas siempre. Es una danza, hay una parte muy evocativa, muy triste, y tiene una parte que es alegre, pero que no se tocaba la parte alegre. Tocaban la parte melancólica, la parte triste. Entonces todo eso estuvo ocurriendo y yo viéndolo, viviéndolo, sintiendo yo en la gente esto, ¿no? Nunca se había visto que, de la iglesia al panteón, de vez en cuando la gente recibiera con aplausos el cortejo.

Feminicidio

A la memoria de Aimé Joanna Millán

La Fiscal, sin otra prueba
que el rumor, dio el veredicto:
que murió en un accidente
carretero, sin testigos.

Que se dirigía al pueblo
en donde había nacido
y ya no llegó, tampoco
que tomara otro camino.

Que apareció en un barranco

al fondo de un precipicio

conduciendo un automóvil

registrado el día mismo

de su desaparición

y el teléfono había sido
localizado a kilómetros
de distancia sin servicio

La tarde del día siguiente
que hubo desaparecido
el pueblo fue a reclamar
que si viva se había ido

que se le encontrara viva,
esto, en el puerto vecino
de Mazatlán, por desgracia
temprano se dio el aviso

que apareció, pero muerta,
en el mencionado sitio,
muy cerca de Villa Unión,
en su propio municipio.

Se llevó al pueblo su cuerpo,
en la iglesia se bendijo
y recibió el homenaje
de quienes la habían ungido

hacía un año como reina
de las fiestas de un cultivo
tradicional, comunero.
En el luto compartido

por todos los pobladores
la Banda interpretó en vivo
La melodía a una reina
en el cortejo tristísimo

La acompañaron aplausos
durante todo el camino
de la iglesia al camposanto,
lo que nunca había ocurrido.

Nadie del pueblo aceptó
lo que en su atroz veredicto
la fiscal con prontitud
Informó cómo había dicho.

Se diga lo que se diga
En torno a la acontecido,
para la gran mayoría
esto fue un feminicidio

Faustino López Osuna
9 de abril, 2023

II
Al publicar estos versos
me hablaron unos amigos
diciendo que la fiscal
los había desmentido

Que en verdad fue un accidente
lo que había sucedido,
que no llegó a asesinato,
tampoco a feminicidio.

Pobrecita Aimé Joanna
que se había convertido
en víctima imaginaria
del espanto colectivo

que padece la nación
por los desaparecidos
y por tanto asesinato
brutalmente sin castigo.

11 de abril, 2023

Artículo publicado el 23 de abril de 2023 en la edición 1056 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.