Los expulsados del boom: fuerza laboral de Mazatlán sin opciones para comprar vivienda

ISMAEL TIRADO. Se encareció la tierra.

Miles de trabajadores que diariamente mueven y dan vida a los grandes centros turísticos como hoteles, restaurantes, centros comerciales y lugares de recreación, han visto en la última década que la posibilidad de comprar una vivienda de interés social, es cada vez menor.

Ismael Tirado Robles, presidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios en Mazatlán (AMPI) sostuvo que el puerto está rezagado en la construcción de interés social.

“Atención sí existe, pero son pocos los vivienderos que ahorita están enfocados 100 por ciento, hemos detectado de muchos años a empresas como Mezta, en Pradera dorada, a Cosi y G y G, pero sí, el enfoque de los vivienderos comenzó a transformarse en el segmento turístico, residencial y la vivienda media residencial”, dijo.

Y es que, de acuerdo con datos del Registro Único de Vivienda (RUV), durante 2022 se edificaron 3 mil 505 viviendas en Sinaloa, reflejando una caída de 18.47 por ciento respecto a las 4 mil 299 edificadas durante el 2021, citó El Economista en una publicación reciente.

Aunado a ello, se agrega, el valor de las casas tuvo un crecimiento importante durante el año pasado, según el Índice de Precios de la Vivienda en México, durante el 2022, Sinaloa registró el cuarto mayor aumento a nivel estatal, de 13.1 por ciento anual; mientras que, a nivel municipal, Mazatlán tuvo una variación de 12.9 por ciento, cuando el incremento promedio a nivel nacional fue de 8.9 por ciento.

Difícil situación para 2023: SHCP y SHF

Un reporte emitido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), la situación por la cual atraviesa el país reduce las expectativas en la demanda de créditos para la adquisición de vivienda nueva y mejoramientos para 2023.

Señala que la mayor demanda estimada para los créditos de adquisición (nueva y existente) y mejoramiento, se espera en diciembre de 2023; mientras que la menor actividad se registrará en enero del mismo año.

“La demanda estimada por organismo indica que el principal actor durante 2023 será el Infonavit (41.2 por ciento), seguido por otros organismos (30.1 por ciento), posteriormente la Banca Comercial (24.0 por ciento) y por último Fovissste (4.8 por ciento).

Los estados con la mayor cantidad de demanda de créditos de adquisición (nueva y existente) serán Nuevo León, Jalisco, Estado de México y Ciudad de México; mientras que para mejoramientos serán Ciudad de México, Chiapas, Estado de México y Tabasco.

Que se forme un programa de reserva territorial, la propuesta

Ismael Tirado Robles consideró que falta un acercamiento con los desarrolladores de vivienda con el gobierno para organizar grandes predios, urbanizarlos para que sean factibles financieramente.

“Aquí hay un problema; la tierra ya empezó a encarecerse, la tierra es muy cara, los servicios urbanos también son muy caros, la edificación por sí sola también es muy cara, los costos de permisos y licencias y comienza el mercado a empujar el precio más hacia arriba al punto que deja a empleados que ganan menos de 10 mil, 12 mil pesos sin la oportunidad de adquirir una vivienda a través de los créditos de Infonavit, Fovissste o el Issfam que es para las Fuerzas Armadas; o sea llega un punto en el que los montos de créditos que tienen asignados como trabajadores ya no les alcanza”, dijo.

Y es que a ese panorama se suma que los subsidios que había años atrás, de la federación, poco a poco se han reducido, agregó.

“Las viviendas que eran de 300 mil, 500 mil hace unos años ya se convirtieron en 800 y 900 mil, y eso ha venido dejando rezagado ese mercado”, expuso.

El problema aquí es que no es mucho negocio para un desarrollador hacer vivienda de interés social, dijo, pero la necesidad es enorme.

Ya no se ven los desarrolladores que hace una década construían 5 mil, 2 mil o 3 mil casas, mencionó.
El líder del sector inmobiliario reiteró que es necesario hacer equipo con los tres niveles de gobierno para satisfacer esta necesidad de vivienda.

“Una de las propuestas que pudiera ser muy efectiva es que se pudieran conseguir reservas territoriales grandes donde busquemos la forma junto con el gobierno estatal o gobierno municipal que esos predios tengan los servicios urbanos se los ofrezcamos a desarrolladores y éstos pongan en riesgo su capital y su trabajo para poder crear vivienda”, expuso.

Que se forme un programa de reserva territorial para poder que los desarrolladores creen vivienda y se otorguen los apoyos y estímulos fiscales, dijo.

“La construcción está generando mucho empleo está generando impuesto en el ISAI, está generando impuesto Federal, el ISR; la dinámica que está teniendo actualmente el desarrollo inmobiliario está generando un buen flujo no solamente para la iniciativa privada, sino también al gobierno municipal, estatal y federal”, destacó.

Artículo publicado el 12 de marzo de 2023 en la edición 1050 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Se desató el caos en los Emiratos Árabes Unidos después de que el país fuera testigo de las lluvias más intensas de los últimos 75 años, registrándose en algunas zonas más de 250 mm de precipitaciones en menos de 24 horas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.