Tamaulipas en el centro de las tensiones

PRESENTAN A CINCO “ENTREGADOS”. Con mensaje del Cártel del Golfo.

El secuestro de cuatro estadounidenses pone en entredicho la estrategia de AMLO para combatir al crimen organizado

La muerte de dos estadounidenses secuestrados la semana pasada en Tamaulipas, va a influir para que Estados Unidos envíe a más de sus agentes a territorio mexicano ante la ola de violencia que viven varios estados fronterizos con ese país, y ante la falta de resultados por parte de las autoridades mexicanas para acabar con los cárteles de la droga.

“Hay muchos americanos molestos por esas dos muertes, y cuando eso pasa todo mundo opina y eso hace que se muevan muchas aguas, lo que significa que va a generar presión por parte de Estados Unidos, pero también más elementos para que se apruebe la propuesta de juzgar a los cárteles como organizaciones terroristas”, dijo Pablo Carstens Madero, analista de seguridad, y uno de los pocos negociadores de secuestro que hay en el país.

El señalamiento hace eco a una iniciativa de ley presentada por los congresistas republicanos Dan Crenshaw y Michael Waltz, para que Estados Unidos utilice toda su fuerza policial, militar, judicial, y de inteligencia, para ir contra los cárteles de las drogas y los combatan como si fueran grupos terroristas, para de ese modo librar a sus conciudadanos de la violencia de los cárteles.

“Washington gasta miles de millones de dólares para acabar con el narcotráfico, y cada vez más constituyentes nos preguntan si vale la pena seguir tirando tanto dinero a la basura”, dijo Crenshaw a medios de comunicación en Washington.

La propuesta no fue bien vista por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien calificó la iniciativa de ley como una “actitud injerencista y propagandística por parte de los congresistas estadunidenses”, pues es otro pretexto para que ingresen más agentes gringos al país a realizar labores de inteligencia, pero también para militarizar la frontera norte en su afán por acabar con los cárteles de las drogas que trafican fentanilo.

“Quieren invadir otro país con la excusa de que van sobre narcotraficantes terroristas, desde luego es pura propaganda. Sin embargo, hay que estar rechazando todas esas pretensiones de intervencionismo. México es un país independiente, soberano”, dijo López Obrador al enterarse de la iniciativa de ley.

No es la primera vez que funcionarios de Estados unidos sugieren investigar y juzgar a narcotraficantes mexicanos como terroristas, pues anteriormente, en 2017 el ex presidente Donald Trump también emitió un proyecto de ley en donde se solicitaba que narcotraficantes mexicanos fueran juzgados como terroristas, y posteriormente, a principios de 2023, una coalición de 21 estados de Estados Unidos, pidió al presidente Joe Biden y al secretario de Estado, Antony Blinken, designar a los cárteles de la droga como organizaciones terroristas.

Según los fiscales, encabezados por el fiscal de Virginia Jason Miyares, la violencia que se vive en México pronto va a brincar a Estados Unidos, pero además la crisis de los opioides sigue afectando a todos los estados, condados, ciudades, pueblos y comunidades de ese país.

“Tan solo el año pasado, más de 100 mil estadounidenses murieron por sobredosis de drogas, y los opioides sintéticos como el fentanilo fueron responsables de más de la mitad”, sostuvo Miyares.

Un cocinero de fentanilo contactado por Ríodoce, dijo en su defensa: “Nosotros no le ponemos una pistola a los gringos para que usen fentanilo; ellos la usan porque les gusta, y uno no los anda induciendo a que se drogue”.

La muerte de los dos estadounidenses a manos de una organización criminal que opera en Tamaulipas, sin embargo, cambia todo el panorama, pues para Estados Unidos representa el pretexto ideal para incrementar el número de sus agentes que operan en México, pero también para incrementar sus recursos y motivar al resto de los legisladores a que aprueben la iniciativa de ley de considerar a los cárteles como organizaciones criminales.

EL ATAQUE A LOS ESTADOUNIDENSES. Inicia la tensión.

Mark Davis, ex agente del FBI, y quien durante años estuvo comisionado en México para investigar delitos federales, muchos de ellos relacionados con el tráfico de drogas, coincidió con esa teoría, y opinó que el incidente de los estadounidenses asesinados será la punta de lanza para que México permita a más agentes estadunidenses entrar al país.

“Basado en mi experiencia, va a haber uno o dos peces pequeños que el gobierno mexicano va a arrestar, pero una vez que se calme la situación, ninguno de los arrestados va a pasar mucho tiempo en prisión, y bueno, dicho esto, ni esos arrestos ni esos homicidios van a afectar las relaciones unilaterales entre ambos países, y entonces Estados Unidos usará este incidente para exigir tener a más de sus agentes en territorio mexicano”, dijo Davis en un mensaje de texto enviado a este semanario.

No obstante, agregó Davis, este acuerdo será a corto plazo, pues así mantendrá aplacado a Estados Unidos, pero la realidad es que, a largo plazo, la autoridad de los agentes estadounidenses será muy limitada, y México conducirá sus propias investigaciones. independientemente de lo frustrados que puedan estar el gobierno de Estados Unidos”.

Para Carstens Madero, el secuestro de los estadounidenses significará una presión momentánea, y ello significará que las autoridades realmente investigarán el caso, pues en lo inmediato la meta será dar resultados contundentes e inmediatos.

“Con esto digo que van a capturar a los culpables, como ya los hay, porque Estados Unidos no busca propiamente quién se las hizo, sino quien se las pague”, dijo el analista.

La noticia del secuestro ha dado la vuelta al mundo en pocas horas, y el FBI inmediatamente emitió una recompensa por 50 mil dólares para quien proporcionará información que ayudara a localizar a los cuatro estadunidenses. La presión de Estados Unidos dio resultados casi inmediatos, pues tres días después las autoridades localizaron a los secuestrados, sólo que dos de ellos estaban muertos y uno más gravemente herido, e inmediatamente fueron entregados al FBI.

Las primeras pesquisas mostraban a los cuatros ciudadanos estadounidenses cruzando por Brownsville, hacia Matamoros, en Tamaulipas en una Minivan color blanco, con placas de Carolina del Sur. Pocos días después trascendió que los estadunidenses tenían antecedentes penales y que en su momento habían sido detenidos e investigados por tráfico de narcóticos y otros delitos.

“Si esa información es veraz, no me sorprendería saber que estaban en México por razones delincuenciales, y si el cártel los ‘confundió’ con traficantes de drogas haitianos o con otros delincuentes, es porque tal vez estaban protegiendo su territorio”, consideró Davis.

Según las autoridades, las víctimas fueron identificadas como Latavia McGee y Eric James Willliams. Los dos supervivientes fueron trasladados a un hospital en Texas.

Según trascendió desde el pasado 8 de marzo, los supuestos culpables fueron entregados por el Cártel del Golfo, cuando cinco personas fueran encontradas con vida en una de las calles del centro de Matamoros, todos ellos tirados en la banqueta y atados de manos y, a lado de ellos, una cartulina pegada en una pared y firmada como el CDG (Cártel del Golfo), en donde el grupo criminal se disculpa por el secuestro, y como consecuencia, entrega a los responsables.

“El cártel del golfo, Grupo Escorpiones, reprueba energéticamente los hechos el día viernes 3 de marzo en donde, desafortunadamente, falleció una persona inocente, madre trabajadora, y fueron secuestrados 4 ciudadanos americanos, de los cuales 2 fallecieron, por ello hemos decidido entregar a los involucrados y responsables directos de los hechos, quienes en todo momento actuaron bajo su propia determinación e indisciplina”, se lee en el mensaje.  

El FBI por su parte, creó una línea para exhortar al público a que proporcione información sobre el secuestro y asesinato de los ciudadanos estadunidenses, para aclarar y confirmar si, efectivamente, las personas entregadas por el cártel fueron realmente quienes cometieron el secuestro.

*Con información de AP y La Jornada

Artículo publicado el 12 de marzo de 2023 en la edición 1050 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Policías jubilados y viudas de policías se manifestaron en palacio de gobierno, piden la homologación de sueldos y el pago justo a las viudas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.