Se fue el Profe Cruz, el que ‘llevó’ a Gabo a Recoveco

cruz y gabo

Hace 21 años fundó El Club de Lectura La Hojarasca en una comunidad que cambió por las letras

Se fue el Profe Cruz, el mismo que llevó las letras de Gabriel García Márquez a Recoveco y aunque físicamente no estuvo ahí, a cambio recibió sus libros para la Biblioteca Macondo, instalada ahí en su querido Centro de Bachillerato Técnico Agropecuario número 133.

Siempre soñó con que en esta comunidad, perteneciente al municipio de Mocorito, la violencia minara a través de la lectura. Y cada año organizaba un festival, leían de manera interrumpida la novela Cien años de soledad, acudían escritores y recibían el reconocimiento de tal osadía.

No era un hecho común. El Profe Cruz Hernández Fermín había llegado para promover la lectura a tierras inhóspitas, lejos de programas oficiales, lejos de todo.

Le tocó iniciar de cero. Propiciar en sus alumnos, no digamos el gusto, sino el amor que él mismo profesaba por la lectura.

Siempre tenía los ánimos para seguir hablando de Gabo, de sus conversaciones y encuentros con él. Y aquel momento cuando recibió una decena de libros con dedicatoria.

El propio García Márquez supo de ellos, le pareció una buena “ocurrencia” y así fueron recibiendo más y más libros de él.

Un club de lectura

El Profe Cruz fundó hace 21 años el Club de Lectura La Hojarasca y su historia se volvió de interés público.

Siempre vestido de mezclilla y sonriente, pugnó porque se supiera que en su comunidad leían a García Márquez, nunca se cansó de presumirlo.

Hace poco más de seis años se jubiló de maestro, pero nunca se desligó del festival cultural, incluso ya estaba con los preparativos.

Apenas a finales de diciembre recibió una fúnebre noticia: cáncer en el riñón, luchó pero no resistió. Sábado 4 de febrero falleció.

Guillermo Gallardo, amigo y compañero en la organización de este sueño, señaló que se fue con él uno de los mayores seguidores del autor colombiano.

“Hace muchos años, cuando estaba joven, el profe Cruz empezó a leerlo sobre todo El coronel no tiene quién le escriba. Llegando a Recoveco trató de vincularse a las ferias, eventos hasta que platicó con él en el DF y empezaron a tener este contacto y les empezó a mandar libros para fundar la biblioteca”, recordó.

“Aunque se jubiló siempre estuvo pendiente, participando. El profe se puso mal a finales de diciembre y fue hospitalizado en el ISSSTE, lo llevaron a Recoveco de regresó y en los últimos días con mucho ánimo, energía para sacar adelante el evento de esta edición, programado del 6 al 10 de marzo”.

Reconocer a un gran promotor

Gallardo recordó que cada año reconocen a un personaje en el festival, el de este año sería para Cruz Hernández Fermín.

Se lo comunicó hace unos días y primero le dijo: ‘no hay muchos mejores que yo para eso’.

“Yo le dije que él lo merecía, que había tenido la osadía de impulsar ese gran proyecto de lectura y me dijo, bueno pues, está bien, pero ya no nos alcanzó”, señala.

“En enero lo hospitalizaron, cuando regresó a su casa le marqué y no me contestó, al rato me regresó la llamada y me dice ‘aquí estamos, tuve vacaciones en el ISSSTE’”.

Gallardo señaló que su pardita simboliza una pérdida incalculable, incuantificable, porque era un gran promotor de la lectura y el libro, de los que no surgen con frecuencia.

“El Profe Cruz, siempre fue un gran amigo y gran persona, seguía soñando con su proyecto de Macondo, para él era su lugar favorito, todos los días iba para allá, a esa parcela de 100 hectáreas, donde pasaba el mayor tiempo de sus tardes”.

El Coronel Cruz Hernández

Cruz Hernández Fermín sabía que la lectura era una buena inversión, que aquí rindió frutos, sin ocupar los reflectores institucionales se convirtió en el mayor promotor de lectura en Sinaloa.

El Profe se ha ido como el “coronel”, que siempre fue, pero aquí siempre habrá quien le escriba.

Artículo publicado el 05 de febrero de 2023 en la edición 1045 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1106
GALERÍA
Más de 120 mil personas, entre locales y de diversas partes de la República se concentraron en el gran malecón de Mazatlán para presenciar el Eclipse Total de Sol.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.