martes, febrero 7, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

#SedenaLeaks: Cuándo y porqué el Ejército se negó a capturar a los ‘Chapitos’

IVÁN ARCHIVALDO Y JOAQUÍN GUZMÁN. Sedena los deja libres.

Los hijos del ‘Chapo’ Guzmán fueron ubicados por la DEA en un viaje a Mazatlán

En 2016, la Secretaría de la Defensa Nacional tuvo conocimiento de la ubicación de Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López, hijos del Chapo Guzmán y hermanos de Ovidio, pero no quiso capturarlos.

En una serie de mail entre el agente de la (Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), Mathew A. Emrich y un capitán de la Tercera Región Militar, con sede en Mazatlán, y que forman parte de los archivos hackeados a la Sedena por el colectivo Guacamaya, se pudo constatar el intercambio de información sobre un viaje que realizarían los hermanos Guzmán a Mazatlán en marzo de 2016, dos meses después de que fuera capturado el Chapo en Los Mochis.

El martes 22 de marzo de ese año, el agente especial Emrich, quien al parecer colaboraba con el Ejército brindando información sobre números telefónicos, fotografías y otro tipo de datos relacionados con presuntos capos, informó a un capitán de la Tercera Región Militar, cuyo nombre no aparece, que tenían conocimiento que los hermanos Guzmán viajarían a Mazatlán en los próximos días.

“Capitan Buenas tardes. Recibimos informacion que los hermanos Ivan y Joaquin GUZMAN-Salazar van a viajar a Mazatlan esta semana. Es posible que mañana vamos a tener la info del viaje con numeros. Si obtengamos la info, tienen uds un equipo que pueden realizar la vigilancia sobre el campo y por via electrónica? Debemos tener mas info mañana y solo quieria chacar con uds si están interesados”, escribió en un correo con múltiples faltas de ortografía titulado “Los Hermanos”, y que fue enviado a un mail de la Tercera Región Militar.

Ese mismo día, el capitán a quien fue dirigido el mensaje, admitió al agente especial estadounidense que tenían información sobre Iván Archivaldo y Joaquín Guzmán Salazar, a quienes su “jefe” consideraba personas de “interés”, pero que al no tener una orden de aprehensión en su contra, recomendaba no detenerlos.

“Buenas noches, sobre las dos pnas. que nos menciona dice mi jefe que si son de iteres pero debido a que no cuenta con orden de aprehensión y si se detienen de acuerdo al nuevo sistema penal que existe en este país, este tipo de personas se nos van cuando los ponemos a disposición, y estos amigos ahora andan desarmados o con un arma que alcanzan fianza. Por eso creemos que no se puede actuar y quemaríamos la fuente, creemos que es mejor esperar otro lugar donde es factible que se encuentre con mayores elementos de prueba”, respondió el Capitán.

Y agregó: “Mil disculpas pero es nuestra recomendación por la experiencia que hemos tenidos en el presente año donde se han quedado libre como 10 pnas. detenidas que las hemos detenidos en flagrancia”.

El capitán ofreció darle al agente de la DEA apoyo electrónico, “eso si podría si ustedes lo consideran conveniente a ver que se obtiene de señales de comunicaciones que a ustedes les sirva”.

Al día siguiente Emrich contestó el correo y le aclaró al capitán que los Chapitos sí tenían orden de aprehensión con fines de extradición a Estados Unidos.

“Capitan – Buenos dias. Muchas gracias para la recomendacion. Nosotros entendemos y no las disculpas no son necesario. Vamos a monitor la situacion y les pasare a uds la inteligencia si obtengamos. Los 2 hermanos tienen ordens de detencion y extradicion. Estamos en contacto.”

Después de esos correos en los que Emrich confundió los apellidos de los Chapitos, no se encontró más información relacionada con los hermanos Guzmán, por quien la DEA ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

En ese tiempo el general de la Tercera Región Militar, era Alfonso Duarte Mujica, y el Chapo Guzmán, padre de los Chapitos, había sido recapturado dos meses antes, el 8 de enero de 2016 en Los Mochis, luego de haberse fugado del penal del Altiplano, ubicado en Almoloya, Estado de México.

El historial de los Chapitos

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, actualmente de 39 años de edad, es buscado por la DEA desde el 25 de julio de 2014, es decir que cuando la Sedena tuvo conocimiento de su paradero en marzo de 2016, podía haberlo detenido.

Las autoridades estadounidenses consideran al Chapito, por quien ofrecen una recompensa de 5 millones de dólares, el líder de la facción perteneciente al Cártel de Sinaloa, que dejó su padre.

Según el expediente 3:14-cr-00658-DMS radicado en el sur de California, Iván Archivaldo está acusado de traficar grandes cantidades de cocaína y mariguana de México a Estados Unidos, así como de lavar millones de dólares de las ganancias obtenidas del narco.

Iván, el mayor de los hijos del Chapo, fue detenido el 13 de febrero de 2005 en Zapopan Jalisco, durante un operativo del Ejército y fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, La Palma, por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita en las modalidades de adquirir, depositar e invertir por sí mismo o de otras personas, y fue liberado en 2008 por falta de pruebas.

La propia Sedena confirmó que el 17 de octubre de 2017, Iván Archivaldo fue quien lideró la respuesta violenta en Culiacán para obligar a las autoridades a liberar a su hermano Ovidio Guzmán López, durante el llamado “Culiacanazo”.

Su medio hermano, Joaquín Guzmán López, de 35 años, quien es hermano de Ovidio, en 2015 no contaba con una orden de aprehensión con fines de extradición a Estados Unidos, ya que la DEA lo busca a partir de febrero de 2018.

Su otro hermano Édgar Guzmán López, fue asesinado en el estacionamiento del City Club, en esta ciudad de Culiacán, el 8 de mayo de 2008.

Apodado el Moreno y/o el Güero Moreno, a Joaquín Guzmán López, por quien también se ofrece una recompensa de 5 millones de dólares, el Departamento de Justicia de Estados Unidos lo ubica como uno de los conspiradores para transportar cientos de kilos de mariguana y metanfetaminas a ese país, de acuerdo al expediente número 1:18-cr-00081, en el que también está incluido Ovidio Guzmán.

A Joaquín y Ovidio también se les considera líderes en la producción de drogas sintéticas en Culiacán, como el fentanilo.

“Los hermanos Guzmán-López actualmente supervisan aproximadamente once laboratorios de metanfetamina en el estado de Sinaloa que producen un estimado de 3 mil – 5 mil libras de metanfetamina por mes. La metanfetamina se vende al por mayor a otros miembros de Sinaloa y a distribuidores con sede en EU y Canadá”, señaló en un comunicado el Departamento de Justicia de EU.

Hasta el momento, tanto Joaquín Guzmán López como Iván Archivaldo Guzmán Salazar continúan libres.

Artículo publicado el 04 de diciembre de 2022 en la edición 1036 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1045
GALERÍA
Más de 2 mil 300 personas murieron en Siria y Turquía, luego que se registraran dos sismos de magnitud 7.8 y 7.6 la madrugada de este lunes.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.