domingo, enero 29, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

La marcha de la dignidad contra la planta de amoniaco en Topolobampo

MARCHA DE COMUNEROS. Resistencia y solidaridad.

Crece el repudio a política de imposición del proyecto

La mecha de la indignación contra el gobierno se encendió cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la planta de amoniaco en Topolobampo se inauguraría y el gobernador, Rubén Rocha Moya, aceleró la ignición con sus recurrentes discursos a favor del capital suizo-alemán de Proman.

Una semana después de aquello, cientos de personas salidas de todas partes marcharon por la carretera Los Mochis-Topolobampo refrendando que “la tierra que pretenden los extranjeros, vale sangre, y si la quieren, vengan por ella”.

Y sin temor, plantados frente al acceso del terreno cuya escrituración está en el limbo, pues se trata de predios de zona marítimo federal terrestre que no pueden tener propiedad, sino concesión, reiteraron su advertencia de que detendrán a cualquier precio el avance de la industria, que consideran venenosa.

A esas personas, ninguna autoridad los convenció de negociar con el gobierno y rechazaron acercarse a la filial mexicana Gas y Petroquímica de Occidente que ha divido comunidades y familias yoremes, al distribuir dádivas como compra de conciencia.

Ese domingo anterior, clareando, los contingentes se pusieron en movimiento, y las traiciones comenzaron. Camioneros que habían aceptado trasladar a los residentes de Paredones se rajaron de última hora. Otros, que llevarían a los de Ohuira, también se acobardaron por efecto de las amenazas de Vialidad.

Sin embargo, uno a uno de ellos, tomaron camino como pudieron. En motocicleta, bicicleta, de raite, asistieron. Llegaron automovilistas, políticos de Movimiento Ciudadano, del PRI, PAN, PRD, y Morena. Todos y ninguno faltaba, porque la cachucha partidista la habían dejado en casa. Estaban, aclararon, como ciudadanos que defienden su tierra.

“Está cabrón lo que pretenden hacer los políticos. No se vale. Es el negocio de unos, de los de siempre, afectando a muchos, indígenas, principalmente. Está cabrón. Hay que defender la camiseta y la causa de los yoremes, que es nuestra”, opinó Miguel ángel Camacho Sánchez, cabeza visible de Movimiento Ciudadano.

Él, al igual que decenas de pescadores que desde la noche del sábado habían suspendido la captura de camarón para paralizar la zafra, se apostó en el cruce de Macario Gaxiola y Centenario. Aguardaron a reunir más gente. Poco después de las 8:30 horas, organizaron los contingentes. Y emprendieron la marcha por unos 5 kilómetros, hasta que se detuvieron, abordaron la fila de vehículos que los precedían y circularon a baja velocidad hacia Topolobampo. En el ejido Rosendo G. Castro, se apearon, y de nuevo caminaron. Pararon justo en la entrada que según GPO es de su propiedad.

Allí hicieron un círculo, y comenzaron las arengas. Enrique Ayala Carrejo, directivo de Sinaloa Despierta, denunció que a pesar de que se pidió por escrito la custodia de Vialidad y Protección Civil, el municipio la negó, y por el contrario, usaron a la policía preventiva para hostigar a los contingentes, e intentaron amedrentarlos usando un dron, en tanto que al capital extranjero, fuerzas policiales estatales lo protegieron.

“Es evidente, la descomposición del gobierno, en favor de los inversionistas extranjeros y en contra del pueblo. El slogan de que primero lo pobres, es meramente una fantasía y un engaño burdo”, dijo.

El vocero del colectivo Ciudadanía Activa Sonora condenó a los empresarios porque dijo, estos buscan sacar rajas del presupuesto para salir adelante. Si hay congruencia en el presidente (Andrés Manuel López Obrador), esta planta Aquí No.

Gildardo Izaguirre, de Mazatlán, convocó a la resistencia civil contra el gobierno y la planta de amoniaco hasta que se reubique la industria.

Los asistentes festejaron el llamado con la consigna ¡La planta de la muerte, al rancho del Presidente!

Melina Maldonado Sandoval, ambientalista y activista en Lázaro Cárdenas, reconoció la suma de movimiento ¡Aquí No! y sostuvo que recurrentemente se ha demostrado la ilegalidad del proyecto de la planta de amoniaco, pese a las imposiciones y mayoriteo pretendido. “Vamos a hacer valer el estado de derecho. Ni AMLO puede estar por encima de la ley. La haremos valer”. Ella mandó un mensaje: “AMLO, no mandas en mi territorio; nuestra ley, la haremos valer”.

Juan Manuel Corona Fox, de Ciudadanos en Armonía, de Mazatlán, afirmó que la lucha legal continuará y se impugnará la propiedad del terreno por ser área federal no enajenable por particulares por ser bienes naturales. Le vamos a meter a lo legal, aseguró.

Miguel Ángel García Leyva, representante de la Cooperativa de Pepenadores “Progreso” de Culiacán, afirmó que la planta de amoniaco es un monumento a la corrupción y a la impunidad que demanda el desplazamiento forzado de los pueblos originarios, y un atentado contra la naturaleza y la vida. “Hay una conjugación de intereses político-empresariales en este monstruo que pretende apropiarse de la tierra y el agua, y que al igual que ocurrió en Mexicali y en Hermosillo, será derrotado”, dijo.

Asunción Salas Zepeda, de Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Lucio Tarín Espinoza, de Fuerza Social “Bachomo”, Alejandro Ayala Aguilar, de Sinaloa Despierta Guasave, Camilo Valenzuela, Movimiento Socialista de Sinaloa, José Luis Buitimea, yoreme de Charay, Armando Pinzón, de Cooperativa de Turisteros y Jorge Apolinar Parodi Núñez, de Toplobampo, se pronunciaron también contra GPO y condenaron la política de la simulación de los gobiernos federal, estatal y municipal.

En tanto, Felipe Montaño Valenzuela, cobanaro de Ohuira, insistió en que pese a todas las amenazas, la corrupción desatada entre los yoremes y el favorecimiento legales del gobierno

federal a los alemanes, la residencia civil continuará aún y cuando ya ha trascendido el ataque a los lideres fundadores.

Y reiteró. “Nuestra tierra vale sangre, si la quieren, vengan por ella”.

El contingente clausuró las instalaciones colocando una manta. 90 minutos después, protegidos por policías, guardias civiles la desprendieron y sólo dejaron un banner en el que GPO pedía dialogar por el beneficio de Sinaloa.

Artículo publicado el 13 de noviembre de 2022 en la edición 1033 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1043
GALERÍA
Culiacán vivió una serie de narcobloqueos, saqueos y enfrentamientos tras la detención de Ovidio Guzmán y 21 personas más en Jesús María. Se reportaron al menos 29 personas muertas, entre ellas 10 militares y 35 heridos.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.