domingo, febrero 5, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las versiones sobre el desplome del helicóptero donde murieron 14 marinos

LA AERONAVE. Accidente imperdonable.

La FGR señala como causa la falta de combustible, fuentes extraoficiales ven poco probable esa versión; que se haga público el contenido de la caja negra, dicen

Después de participar en el operativo donde se capturó a Rafael Caro Quintero, en el poblado de San Simón, en Choix, el pasado 15 de julio, 14 marinos murieron al desplomarse el helicóptero en el que viajaban de regreso. Sólo uno sobrevivió.

Luego de 77 días del accidente, el pasado jueves la Fiscalía General de la República (FGR) informó que el accidente del helicóptero UH-60M Black Hawk ANX-2307 de la Semar, uno de los cuatro que participaron en la detención del “Jefe de jefes”, se debió a la falta de combustible.

“Por lo que toca a la caja negra, la empresa fabricante (Sikorsky Aircraft), después de haberla recibido y analizado, ha señalado que fue la falta de combustible la causa de la caída”, informó la FGR en un breve comunicado.

La información oficial también afirma que el dictamen en materia de incendios de explosión, descarta que la caída de la aeronave, se haya debido a un ataque “de carácter externo, ni ninguna explosión por algún artefacto ajeno”, como se especuló en un inicio.

Hasta el momento las autoridades federales han mantenido en secrecía el dictamen del peritaje realizado por la empresa estadounidense, así como el nombre de los marinos fallecidos, aún cuando algunos fueron difundidos por medios de comunicación días después del accidente.

De acuerdo a testigos, el helicóptero donde viajaban los 14 marinos fallecidos, sobrevoló junto con tres más el poblado de San Simón la mañana del 15 de julio. En las inmediaciones de la localidad serrana de Choix aterrizaron para dejar a los militares que detuvieron a Caro Quintero en una plantación de aguacates. Posteriormente abordaron nuevamente las aeronaves y emprendieron el viaje de regreso. En una de ellas fue trasladado el exlíder del Cártel de Guadalajara a la Ciudad de México.

Horas después del arresto del capo sinaloense, en la ciudad de Los Mochis, a 130 kilómetros de distancia, el helicóptero siniestrado fue visto volando en formación diamante, junto a dos más, antes de precipitarse sobre unas tierras de cultivo en un predio conocido como Las Mañanitas, a 10 kilómetros al sur de la ciudad.

En el helicóptero que fue adquirido en 2014 por la Sedena, viajaban 15 elementos de la Semar, 14 murieron en el lugar y uno sobrevivió.

CABINA DEL BLACK HAWK.

Caída por falta de combustible, sí podría ser la causa

Un piloto de la Semar, quien pidió omitir su nombre, señaló que la versión de que la causa del accidente se debió a la falta de combustible dada a conocer por la FGR, sí puede ser posible.

“Que se caiga porque no trae gasolina, efectivamente porque los motores trabajan con inyección de combustible, tienen que quemar combustible para poder funcionar las turbinas, de lo contrario se paran las turbinas, dejan de funcionar”, explicó.

Entre los factores para que el helicóptero se haya quedado sin combustible, mencionó el descuido por parte del comandante de nave y el copiloto, quienes pudieron haber hecho un incorrecto cálculo del combustible que necesitaban para su plan de vuelo, es decir la ruta que seguirían, un segundo factor es que no hayan monitoreado durante el vuelo los niveles de combustible y tercero que hayan perdido combustible debido a una fuga.

“Si ellos no hicieron su planeamiento correcto de consumo de combustible, es cuando no les alcanza el tiempo para llegar, se les acaba el combustible y no hay donde aterrizar, que sean zonas montañosas, que no haya planicies, pues se va a terminar cayendo”, detalló.

“La otra es que por descuido de los pilotos, de ambos, porque lleva dos pilotos el Black, el comandante de nave y copiloto, en vuelos siempre tienen que ir checando sus niveles tanto de combustible como presiones de hidráulico, de aceite, todos los instrumentos de los motores los llevan en cabina de vuelo, también todo eso tienen que ir verificando, tienen que ir monitoreando por cualquier anormalidad que se presente en algún instrumento puedan actuar con tiempo y forma para evitar un accidente, y puede también que esa parte la descuidaron, no pusieron atención en el nivel de combustible, que tenían bajo, y se desplomó el helicóptero”.

A diferencia de un avión, agregó, los helicópteros no pueden planear, y si se suma el peso que tienen los modelo UH-60M Black Hawk, “caen como piedra”.

“La otra (causa) pudiera ser que alguna línea principal de combustible se haya zafado por un mal mantenimiento o se haya roto, se haya tirado el combustible, ya para eso tienen que intervenir autoridades aeronáuticas para hacer el peritaje y determinar cuáles fueron las causas de que se haya quedado sin combustible y haya caído”.

La investigación para determinar las causas del accidente, dijo que debe incluir la caja negra y la grabadora de voz con que cuentan los helicópteros Black Hawk. En esta última se graba todo lo que se dice en la cabina durante el vuelo.

Otro elemento de la Marina, quien también pidió el anonimato, cuestionó la versión oficial del percance y consideró sospechoso que no se hagan público los audios de la caja negra.

“Nadie tiene esa información, excepto los marinos y la Fiscalía y nadie cree eso (versión oficial), pero es la línea del Palacio (Nacional)”, manifestó.

El helicóptero siniestrado fue adquirido junto con 17 más a la empresa Sikorsky Aircraft, con sede en Estados Unidos en 2014 y fue entregada en 2017 a la Fuerza Aérea Mexicana.

La aeronave está equipada para realizar misiones de intercepción marítima y terrestre, reconocimiento, búsqueda y rescate. Es operada por dos pilotos, quienes generalmente se acompañan de dos personas que operan el armamento. Y pueden trasladar hasta 14 pasajeros sentados.

Los Black Hawk de la Semar poseen cabina con pantallas multifunción y sistema electro óptico FLIR Star Safire III en la nariz. Portan un cabrestante para izamiento de personas, sistemas de escape opcional denominados Upturned Exhaust System (UES), que dirige los gases de sus dos motores hacia arriba, para que el rotor los disipe más rápidamente, reduciendo con ello la firma infrarroja y dejándolo menos expuesto a ataques de armamento dirigido con dispositivos detectores de calor.

Cuentan con dos ametralladoras de fabricación M60 de calibre 7.62mm o dos ametralladoras multicañón Dillon Aero M134D Minigun de calibre 7.62 mm, ambas de fabricación estadounidense.

Poseen dos turbo ejes General Electric T700-GE-701D que generan 1 mil 716shafthorsepower (SHP) o caballos de potencia cada uno, aunque pueden elevarse a los 2 mil SHP por 2.5 minutos en caso de pérdida de un motor para realizar una aterrizaje de emergencia que mueve una hélice cuatripala en su rotor principal y otra cuatripala en el de cola que le dan una velocidad máxima de 160 nudos (295 km/h), un techo de 19 mil pies (5 mil790 m) y una autonomía de 320 millas náuticas (590 km) que puede extenderse si se le instalan tanques externos (hasta cuatro de ellos).

Artículo publicado el 02 de octubre de 2022 en la edición 1027 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1045
GALERÍA
El ex gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla fue despedido por familiares y políticos. El gobernador Rubén Rocha Moya y su gabinete hicieron guardia durante homenaje póstumo en Palacio de Gobierno.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.