La lucha de las viudas de policías en Mazatlán

ANGEL AGUILERA. Una lucha de años.

Daña economía familiar faltante en el pago quincenal de sus pensiones

“Nosotros no pedimos las perlas de la virgen, nosotros pedimos lo que es justo, lo que nos corresponde, lo que nos deberían de dar desde que ellos (nuestros esposos policías) fallecieron y que nos paguen con el retroactivo desde que entró en vigor el decreto 645”, manifiesta Anel Aguilera Acosta, viuda del policía Sixto Escobedo Pérez, caído en cumplimiento de su deber, el 12 de julio de 2008 en Mazatlán.

Aguilera Acosta asegura que las viudas de los policías están recibiendo los pagos de sus pensiones con un importante déficit en su economía doméstica.

“El faltante de dinero varía entre los mil pesos, mil 500, 4 mil y hasta 9 mil pesos por quincena de las pensiones de las viudas”, lamenta.

El decreto 645 es el mandato aprobado por los diputados de las diversas fracciones parlamentarias, en julio de 2021, en el Congreso del Estado de Sinaloa, para que a las viudas de policías, y agentes pensionados y jubilados se les homologuen sus salarios actualizados con los policías activos.

“Yo siempre trato de hacer cosas, no trabajar para un determinado partido, sino con personas que nos puedan apoyar o ayudar con la homologación, pero nunca, ninguno de los que hemos apoyado, jamás nos ha ayudado, jamás; entonces, ahora con este decreto es sí o sí, el decreto está y se tiene, ahora hay que exigir a las autoridades que se cumpla”, argumenta.

La viuda de Escobedo Pérez es una de tantas mujeres que han luchado en busca de pensión conforme a derecho durante las pasadas administraciones municipales emanadas del PRI y el PAN, pero siempre habían sido ignoradas.

“La actual administración municipal es la primera que nos trata como debe de ser, con respeto y dignidad; sobre todo se han sensibilizado con nuestra posición como viudas, eso es lo que yo quiero decir, porque es de mujeres congruentes reconocerlo”, reconoce.

Aguilera Acosta tiene a flor de piel el recuerdo de la muerte de Sixto Escobedo Pérez: “Mi esposo fue asesinado hace 14 años, el 12 de julio de 2008, él iba saliendo de desmontar su trabajo y ahí fue cuando se hizo lo de la Gran Plaza la toma de rehenes de la Gran Plaza, fue cuando falleció mi esposo”.

Rememora: “fue el primero en caer en aquella fatídica administración 2008-2010, más o menos, donde después de él empiezan a caer y caer y caer policías; fueron muchísimos compañeros que cayeron en cumplimiento de su deber”.

Sostiene que actualmente se han integrado a la lucha aproximadamente 30 viudas de policías, más 20 policías y agentes de tránsito jubilados, quienes son apoyados en la búsqueda de justicia por el licenciado Víctor Caballero, integrante de un colectivo en la Ciudad de México.

Con la perspectiva de que se haga efectivo el decreto 645, también están recibiendo apoyo de la licenciada Sonia Rojo Carrizoza, pues sienten la apertura de Édgar González Zataráin y Verenice Oleta Benítez, secretario del Ayuntamiento y directora de Asuntos Jurídicos de la Comuna mazatleca.

“Hemos tenido acercamiento con el secretario del Ayuntamiento, con unos cuatro o cinco regidores, con la licenciada Oleta que nos han tratado bien, debo reconocerlo y decirlo, porque a lo largo de este camino siempre nos hemos topado con pared, con todas las personas que vas te topas con pared”, comenta.

Aguilera Acosta critica que a pesar de que los esposos entregaron con disciplina sus vidas en la corporación policíaca se han topado con pared en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM) de Mazatlán.

“A mi me sorprendió la apertura del secretario González Zataráin, sinceramente me sorprendió, de tantas puertas que se nos han cerrado, incluso dentro de la corporación (SSPyTM) cuando vas y solicitas algo y te ven como bicho raro, y más cuando saben que eres viuda, te cierran puertas y todo mundo lo sabemos”, critica.

No olvida que las autoridades municipales deben otorgar una pensión conforme a derecho a lo que los policías ganaban al momento de fallecer, pero en aquél entonces (2008) sólo se les daba una pensión por orfandad de los hijos del finado.

“Un grupo de viudas luchamos para que se nos reconociera como tal y nos dieron una pensión como viuda y a los niños, orfandad y viudez, pero qué pasa, el gobierno te da conforme a ellos, un sueldo neto, entonces sin tener en cuenta los años que te manejan, que los quinquenios, los grados del policía fallecido”, detalla.

El pago se incrementa, agrega, cuando la Ley te maneja el dinero percibido en el momento de fallecer los policías y la autoridad no te lo hace válido, por lo que conforme pasa el tiempo la cantidad de dinero recibido es cada vez menos.

“Ahora con este decreto, el decreto te dice que debes a nosotras como viudas y lo pensionados, jubilados, darles lo que está percibiendo un policía activo sí, el mismo nivel, porque lo han dado todo por la ciudadanía”, exige.

Asegura que su esposo Sixto Escobedo Pérez tenía tres grados y 14 años de servicio, por lo que él ya tenía derecho al pago de dichos grados, pero no está recibiendo el dinero que corresponde a sus méritos policiales.

“Él ya tenía derecho a quinquenio y los tres grados que no me pagan, a mi me están dando como un agente raso, como se les llama ahorita, entonces es muy grande la diferencia, me faltan el pago de esos tres grados y los quinquenios”, destaca.

Añade que no es la única perjudicada, porque algunas compañeras de lucha que deberían ganar como agentes, les reducen sus pagos aproximadamente desde los mil, mil 500, 4 mil pesos y otros hasta 9 mil pesos por quincena.

Artículo publicado el 21 de agosto de 2022 en la edición 1021 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.