sábado, diciembre 10, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Anorexia vs obesidad

obesidad 54

Sí, la anorexia al igual que la obesidad es un trastorno de la alimentación, ¿por qué entonces no se tratan igual?

Las personas con anorexia, bulimia o atracones, son atendidos en primera instancia por psicología. Si la psicoterapia no funciona como se espera, entonces se escala a psiquiatría. Y si de plano no funciona el tratamiento médico ambulatorio, entonces estos pacientes se internan para alimentarlos por vía parenteral (alimentación en el suero) o gástrica, a través de una sonda que conecta el exterior con la cavidad gástrica.

Los protocolos de atención están bien definidos en la anorexia, la bulimia, y el trastorno por atracones. Sin embargo, en la obesidad no hay guías específicas, simplemente porque la frontera entre el peso ideal y el sobrepeso y la frontera entre la obesidad y la obesidad mórbida, están perdidas, aunque hay criterios quirúrgicos o bariátricos para indicar la cirugía.

No es lo mismo un índice de masa corporal de 30, que un índice de masa corporal de 40, aunque el índice de masa corporal ideal ronda entre 24 y 26.

Los pacientes anoréxicos igual que los obesos mórbidos, son referencia social, es decir, igual llama la atención una persona con facies cadavéricas que una persona con expresión corpulenta a expensas de grasa corporal.

Mientras los anoréxicos se obsesionan por las calorías que ingieren y sufren un trastorno de la percepción óptica en tanto el espejo les regresa una imagen diferente a la que percibe cualquier persona que los acompaña. Una mujer anoréxica a pesar de saber que su peso ideal debiera ser 60 kilos y la báscula registra 40, aun así, se percibe gorda.

Algo parecido le ocurre al obeso, aunque la báscula le reporte 120 kilos, él se ve y se siente como de 80 o menos.

Los trastornos de la alimentación, donde se pierde el control ya sea por ausencia de apetito o por ausencia de saciedad, todos o casi todos están incrustados en el cerebro, en el hipotálamo concretamente donde se encuentran los núcleos de la alimentación y la saciedad. En este sentido, lo primero que hay que descartar es que no “descompongan” estos núcleos, por eso, la evaluación conjunta del endocrinólogo y la psicología es indispensable.

Tanto los anoréxicos como los obesos necesitan apoyo psicológico. Fortalecer la conciencia de que en la libertad de elección está inicialmente el conflicto, quien elige no comer o comer es la persona, lo que no puede elegir es tener o no tener hambre, o percibir o no la saciedad.

La evaluación médico-psicológica es lo primero. Un médico calificado y un psicólogo clínico que profundice en las cavernas inconscientes para ayudar al paciente a encontrar la raíz de su conflicto que se traduce en excesos.

Ambos, los que no comen y los que comen de más, tienen serios problemas en su sexualidad, relacionarse con un cuerpo cadavérico o relacionarse con un cuerpo que esconde los genitales por su gordura, es una invitación a la frustración sexual.

Artículo publicado el 17 de julio de 2022 en la edición 1016 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1036
GALERÍA
Cientos de personas, entre ellas el gobernador Rubén Rocha asistieron a la CdMx a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.