Gobierno federal afirma que violencia ha disminuido; familiares de víctimas se sienten indignados

jalisco

El anunció del gobierno federal de que en seis estados se concentran la mayoría de los asesinatos que se cometen en México, mientras que en el resto de las entidades la violencia va a la baja, más que alegrar a víctimas de homicidios y familiares de personas desaparecidas, causó mucha indignación entre ellos, pues las desapariciones forzadas siguen al alza mientras que el nivel de impunidad es de los peores en el mundo.

“Parece que nuestros gobernantes no saben en que país viven, porque aquí en Sinaloa, por ejemplo, existe una gran crisis forense y peor aún, el número de desapariciones forzadas no ha bajado, y ya ni se diga en el resto del país, donde la violencia esta desatada”, dijo María Isabel Cruz Bernal, líder del colectivo Sabuesas Guerreras, un grupo de madres con hijos desaparecidos de Culiacán, que tienen años buscando a sus seres queridos.

De acuerdo a datos de la Comisión Nacional de Búsqueda, hasta diciembre de 2021 existían 90 mil 034 personas desaparecidas en todo el país, y Sinaloa era uno de los estados con mayor incidencia, pues según el Comisionado de Búsqueda en Sinaloa, Juan Carlos Saavedra Ortega, en el estado hay 5 mil 237 personas desaparecidas, aunque esa cifra no considera a las personas que están desaparecidas y que no son reportadas.

“La realidad es que siempre hay una cifra negra desconocida, por la falta de denuncia de parte de los familiares”, comentó Óscar Loza Ochoa, desde la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa.

Esa realidad hizo que el propio Saavedra presentara su dimisión el viernes de la semana pasada, pues durante el periodo que estuvo al frente de la Comisión de Búsqueda en el estado, fue cuando más se disparó el reporte de personas desaparecidas en el estado, el cual coincidió con una ola de violencia vivida en todo el país.

Los datos parecen sacados de una película de terror, pues del 5 de enero de 1964 al 29 de julio de 2021, había 81 mil 617 personas desaparecidas y de 8 mil 417 ya no serían localizadas nunca, por el tiempo trascurrido.

Hasta julio del año pasado, la Comisión Nacional de Búsqueda reportó 221 mil 820 personas desaparecidas, de las cuales 131 mil 786 fueron encontradas: 123 mil 067 de ellas fueron encontradas con vida mientras que 8 mil 719 personas estaban muertas.

TAMAULIPAS. Escenas de violencia en las calles.

“Por eso nos extraña el anunció del gobierno federal, porque aquí en Sinaloa las desapariciones siguen día a día y es algo que también ocurre en el resto del país, y el gobierno parece no considerar las desapariciones forzadas en sus datos, y menos las que no se reportan cuando los familiares tienen miedo a represalias por parte del gobierno y se ven en la necesidad de no denunciar nada”, explicó Cruz Bernal, quien tiene cinco años buscando a su hijo Yosimar García Cruz, desaparecido el 26 de enero de 2017.

De acuerdo a una investigación hecha por este semanario, el nuevo modus operandi de organizaciones criminales como el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa, es desaparecer a sus víctimas para evitar la presencia de autoridades en zonas aisladas, lo cual, en palabras de los mismos delincuentes “les calienta el terreno”.

“Sin cuerpo no hay delito, por eso mejor los enterramos en lugares donde sabemos que no los van a encontrar, y entonces sin cuerpo ya no viene la fiscalía a nuestro territorio”, dijo un sicario de un grupo criminal en Michoacán, entrevistado para este reportaje.

El padre Gregorio López Gerónimo, un activista religioso en Michoacán, lamentó que el gobierno del presidente López Obrador se ufane de que el crimen está a la baja, cuando estados como Guerrero, Tamaulipas, Zacatecas, Veracruz, inclusive Sinaloa, se sigue sintiendo un alto grado de inseguridad y no hay quien pare eso.

“La delincuencia sigue fuerte, no sólo en Michoacán, sino en muchas otras entidades del país, y no basta con que digan que el índice de homicidios este bajando, sino que muestre que verdaderamente la ciudadanía está segura, y que el nivel de impunidad baje, y es algo que no vemos párrocos de iglesias de otros estados de la república que comentamos la situación”, señaló el padre Goyo, como lo conocen en la zona de tierra caliente.

Apenas el jueves de la semana pasada, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Ícela Rodríguez Velázquez, dijo durante la conferencia mañanera en Palacio Nacional, que seis estados de la república mexicana conglomeran más de la mitad de homicidios dolosos en todo el país, mientras que en el resto del territorio se estaba dando una tendencia a la baja en ese delito, para después presumir que era debido al inicio de un fortalecimiento en varias entidades en materia de seguridad.

Los estados que concentran la mayoría de homicidios dolosos son: Guanajuato, con 3 mil 516 homicidios; Baja California, con 3 mil 14; Michoacán, 2 mil 732; Estado de México, 2 mil 648; Chihuahua, con 2 mil 428, y Jalisco, donde 2 mil 38 personas fueron asesinadas.

“Esta baja se da a raíz del fortalecimiento de la estrategia de seguridad implementada el 20 de julio pasado, y desde entonces ha habido una tendencia a la baja del homicidio doloso”, consideró Rodríguez Velázquez, durante la conferencia.

Para ellos, un triunfo de la baja incidencia en homicidios es Sinaloa, que cerró 2021 con 655 homicidios, según datos de la Fiscalía del Estado. No obstante, aunque los números sugieren que la violencia va a la baja, el nivel de inseguridad continúa golpeando a los sinaloenses, inclusive a los mismos miembros de las diferentes facciones que componen el Cártel de Sinaloa, pues gente consultada para este reportaje tiene meses sugiriendo que las cosas no andan nada bien entre “los jefes”.

“Se siente que hay algo, no sabemos qué es, pero hay rumores que las cosas no andan bien”, comentó una fuente ligada a la facción de Ismael, el Mayo Zambada.

BAJA CALIFORNIA. Los homicidios no ceden.

Para analistas, víctimas de homicidios, y activistas, el problema de la inseguridad es sólo una parte, porque la otra es el nivel de impunidad que existe en todo el país, pues según el grupo Impunidad Cero, de todos los delitos que se cometen, el 94 por ciento no se denuncian, y de los que se denuncian, apenas el 1 por ciento son resueltos.

“Esto quiere decir que la probabilidad de que un delito cometido sea resuelto en nuestro país es tan sólo de 0.9 por ciento. De ese tamaño es la impunidad en México”, señala una investigación hecha por Impunidad Cero.

Según el grupo, esas cifras obedecen a la baja confianza que reportan los ciudadanos hacia los agentes del Ministerio Público, y a las procuradurías estatales, pues en un sondeo hecho por ellos, sólo el 10.3 por ciento de las personas encuestadas en diferentes partes del país dijeron confiar en las fiscalías de los estados.

Sinaloa es una de las pocas entidades que parece estar por encima de la media nacional, según Impunidad Cero, pues de los delitos que se cometen aquí, el 92.90 por ciento no se reportan, y de aquellos que se reportan, sólo el 1.10 por ciento se resuelve.

“La realidad es que muchos delitos no se denuncian porque la gente tiene miedo, no sólo de las autoridades, sino también de miembros del crimen organizado que amenazan a las familias si éstas hacen mucho escándalo que pueda incomodar a esas personas”, dijo el padre Goyo.

Por situaciones como las anteriores, expertos consideran que es difícil precisar el número de personas desaparecidas en zonas aisladas, como la sierra de Sinaloa, o tierra caliente en Michoacán, en las zonas rurales de Tamaulipas, donde el narco se ha apoderado de comunidades enteras y no existe un estado de derecho que proteja a la sociedad civil.
“Yo sé de casos en donde una persona es desaparecida, y la familia viene a pedirme apoyo, y yo les recomiendo que hagan el reporte a la fiscalía, pero no lo hacen por miedo, al gobierno, pero también a miembros del crimen organizado”, dijo el Padre Goyo.

Aunque el 2021 fue un año en que el homicidio fue a la baja al reportarse 33 mil 308 asesinatos en México, los dos primeros años del presidente Andrés Manuel López Obrador fueron los más violentos en la historia reciente de México, pues en 2019 cerró con una cifra récord de 34 mil 690 homicidios mientras que en 2020 rompió ese récord al registrarse 34 mil 554 asesinatos.

Artículo publicado el 23 de enero de 2020 en la edición 991 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1099
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.