Hospital Pediátrico pasará a la federación

ZOÉ ROBLEDO Y QUIRINO ORDAZ. Cambio de mandos.

La intención de AMLO es que sea administrado por el IMSS

La mañana del miércoles 4 de agosto, el director general del IMSS, Zoé Robledo, hizo pública la posibilidad de que el Instituto absorba la operación del nuevo Hospital Pediátrico de Sinaloa (HPS). Del tema, las autoridades están enteradas, pero los trabajadores no.

La orden o sugerencia habría salido del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien durante su más reciente visita a Sinaloa se lo habría propuesto al gobernador Quirino Ordaz Coppel, y durante su discurso en la conferencia mañanera del viernes 30 de julio en la base militar del Sauz, dio un adelanto.

“Acerca de los hospitales que ya están terminados y falta equiparlos, es una demanda del ciudadano gobernador Quirino Ordaz Coppel, ya hicimos el compromiso de que antes de que termine (su administración) van a estar ya funcionando estos hospitales, que están terminados y que falta equiparlos, ese es el compromiso”, dijo el presidente.

Lo que no señaló del compromiso fue la probable incorporación de al menos dos de estos hospitales a la Federación. Para el miércoles siguiente el arribo a la entidad de Zoé Robledo le daría forma a la probabilidad.

“El que venga hoy de visita al Hospital Pediátrico y al Hospital General es para ver un nuevo esquema de integración de servicios, así lo quiere el presidente para que sea el IMSS quien coordine todo esto, junto con el Gobierno del Estado”, dijo el gobernador.

Junto al HPS está el también nuevo Hospital General de Culiacán. Ambos centros médicos pasarían a formar parte del esquema que el Instituto brinda no solo a derechohabientes sino a personas que no cuentan con seguridad social, según explicó el propio Zoé Robledo.

–¿Se va a incorporar el Hospital Pediátrico a la atención del Seguro Social?
–Es la atención integral de salud, es lo que estamos revisando.

En ese mismo sentido, el gobernador reafirmó la intención de que la Federación absorbiera la operación de estos hospitales. Reporteros y reporteras de la fuente le cuestionaron al respecto.

–¿Sí lo va a adoptar en lo que viene siendo el Hospital Pediátrico y el?…
–Con la misma función y el mismo servicio a la población en acuerdo con Gobierno del Estado.

–¿Qué pasará con los trabajadores que tienen incertidumbre?
–Todavía eso no se está viendo, siempre se va a proteger a los trabajadores.

Al respecto, la planta de trabajadores que labora en el HPS señala no tener idea tanto del futuro del hospital como de su situación laboral.

“Hay mucha inquietud pero no se sabe exactamente qué es lo que está pasando. Se están informando en los grupos pero no se sabe nada todavía. En sí, ningún trabajador sabemos qué es lo que está pasando, ni las jefaturas de enfermería”, señala una fuente del HPS.

Terminado en esta administración

Creado en julio de 1983, el Hospital Pediátrico de Sinaloa nació como organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio.

El patrimonio se conformaba de los bienes muebles, inmuebles y recursos del hospital y los que le destinen los gobiernos Federal y del Estado, así como los subsidios, participaciones, donaciones y legados que reciba de personas físicas o morales, nacionales o extranjeras.

Es decir, el hospital administraba sus propios recursos. En promedio hasta antes de la fecha de su desaparición como organismo público descentralizado, el HPS percibía cerca de 150 millones de pesos anuales y lograba al menos garantizar la operación de sus 128 camas y su capacidad operando siempre arriba del 80 por ciento.

Sin embargo al inicio de la administración de Quirino Ordaz Coppel el HPS dejó de ser un organismo público descentralizado y pasó a formar parte del Estado. Fue el viernes 3 de febrero de 2017 en que se publicó el decreto número 88 en el Diario Oficial (DOF), en donde se extingue la figura jurídica administrativa como organismo público descentralizado.

Posterior a esa fecha, el denominado “Hospital Pediátrico de Sinaloa”, pasó a formar parte de los Servicios de Salud, abrogando la Ley del Hospital Pediátrico de Sinaloa.

El último año en que el HPS pudo contar con las cuotas de recaudación por sus servicios, fue 2016 y logró 130 millones 204 mil 999 pesos.

Después de eso fue crisis tras crisis. Falta de insumos, medicamentos, el pago tardío de salarios y prestaciones, incertidumbre en trabajadores eventuales y un hospital dividido entre los sindicatos de salud y del estado.

La comunicación ha sido entre autoridades. Los de abajo, los que laboran y operan el hospital con todo y carencias y falta de apoyos, no saben nada.

Y al final del día, el HPS sí quedará concluido con la administración de Ordaz Coppel, pero ya no como patrimonio de los sinaloenses sino operado por la federación.

Artículo publicado el 08 de agosto de 2021 en la edición 967 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.