lunes, septiembre 27, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Román y Esteban, justicia, no disimulo

ruben rocha-roman rubio

El miércoles por la mañana Sinaloa se cimbró con las noticias. Dos hombres públicos, un luchador social y un líder político habían sido asesinados en el municipio de Sinaloa. El cuerpo de José Román Rubio López, quien fue candidato de la alianza Juntos Haremos Historia por el distrito 06, había sido encontrado a la orilla del Río Sinaloa cuando la mañana apenas empezaba a calentar. Una hora más tarde se reportó un hombre ejecutado adentro de una camioneta en una comunidad cercana a León Fonseca: era Esteban López Beltrán, quien coordinó la campaña de la candidata a la alcaldía de ese municipio por Morena-PAS. A Román Rubio lo atajaron en la cabecera municipal cuando se preparaba para ir a Las Bayas, una comunidad indígena, para llevarles maíz y despensas. Tenía lustros haciéndolo. A Esteban López, primo hermano del ex gobernador Mario López Valdez, lo levantaron un día antes cuando andaba trabajando en sus tierras. Los dos habían denunciado, junto con Mónica Nava, que la elección había sido vejada por la violencia y demandaron su anulación. Pero nada ocurrió y apenas se reincorporaban a sus rutinas.

Por eso la gente se pregunta por qué. Esteban López siempre trajo sobre su cabeza algo así como la espada de Damocles, desde que, en 2013, compitió por la alcaldía siendo primo hermano de un gobernador que combatió con fiereza al cártel local. La mafia no olvida ni perdona. Aquella vez se retiró pero volvía por sus fueros ahora desde las trincheras de Morena. Y se convirtió así en un blanco perfecto.

Cuando tres días después de la elección los morenistas denunciaron ante Rubén Rocha la violencia de que habían sido objeto –amenazas, secuestro de operadores, robo de más de 30 urnas—Román Rubio le dijo que esta violencia no era nueva, que venía desde 2013. A eso se refería. Los autores intelectuales, dijo, son los mismos.

Antes que militante de Morena, José Román Rubio López era un hombre de izquierda. De esa izquierda de verdad que existe en las mujeres y hombres auténticos al margen de lo que hagan los partidos y sus dirigentes, de sus desviaciones, de sus transas, de sus traiciones. Luchadores como este hombre que fue asesinado la semana pasada ya no quedan muchos. Su vocación de servir a los marginados de toda la vida quedó plasmada en un trabajo permanente con las comunidades indígenas de Sinaloa y de El Fuerte, sobre todo; con los pueblos abandonados, los desplazados por la violencia, con los reprimidos por el gobierno y por los caciques. Sacaba el pecho por ellos y dio la vida por ellos. Por eso lo mataron. Siempre, como él mismo decía, levantando su mano izquierda y cerrando el puño. Era su forma de mostrar, con un gesto sencillo pero muy significativo, su inquebrantable convicción de que este país debía cambiar, tenía que cambiar y estaba obligado a ello para hacerles justicia, por fin, a los más pobres de los pobres. Ese era Román Rubio cuando lo atajaron para asesinarlo.

La pregunta es qué va a hacer Rubén Rocha para satisfacer la necesidad de justicia. Quirino Ordaz ya se va y el Fiscal, Juan José Ríos Estavillo, también. Además, este doble crimen es un reto y no para el gobierno actual, sino para el que viene. Hay un mensaje, sin duda y ya deben tenerlo descifrado los que llegarán al poder en Sinaloa. ¿Cómo responderá el gobernador electo? Es un enigma pues es conocida su postura de que con la mafia hay que sentarse a platicar –en el marco de una política de Estado– porque “es una realidad”.

La postura de Rubén Rocha no dista mucho de la que tiene Andrés Manuel López Obrador, del “abrazos, no balazos”. Rocha habla de que hay que cambiar los paradigmas del llamado combate al narcotráfico porque muchos políticos se han beneficiado de ello sin resolver el problema. El asunto aquí es cómo enfrentar un caso como el de Sinaloa bajo estos criterios. Cómo hacer justicia plena y al mismo tiempo tender puentes para construir nuevos escenarios basados en una congruente política de Estado. Las organizaciones del narco no son homogéneas. En Sinaloa hay una misma raíz y eso pudiera allanar el camino a nuevas visiones. Pero estamos hablando de otra generación. Aquí quedó demostrado.

Bola y cadena
A ROMÁN RUBIO LE GUSTABA usar las redes sociales, sobre todo Facebook. Días antes de la elección acompañó una foto de campaña tomada en la sierra de Sinaloa con un pensamiento estrujante ante su muerte: “Tengo fe, tengo fe que juntos seremos capaces de arrancar de la montaña de la desesperación una piedra de esperanza. Con esa fe sé que seremos capaces de transformar las retumbantes disonancias de desigualdad, exclusión y pobreza en nuestro distrito en una hermosa sintonía de fraternidad, ¡Lucharemos juntos! ¡Trabajaremos juntos! ¡Nos pondremos de pie juntos! Sabiendo que un día seremos libres y capaces de lograr una vida digna para todas las familias. No voy a fallar, por mi gente, por mi historia y por mi amor por Sinaloa…”

Sentido contrario
HAY HECHOS QUE MARCAN UN GOBIERNO. A Quirino Ordaz lo acompañaba ya la sombra de que bajo su administración fue asesinado el periodista Javier Valdez. Pero parece que a la historia no le era suficiente. Los asesinatos de Esteban y Román serán marcas indelebles de la impunidad con que campeó el crimen organizado bajo su gobierno.

Humo negro
SINALOA VIVE AHORA LA PEOR ETAPA de la pandemia de COVID-19, con el agravante de que ahora el gobierno está decidido a no cerrar espacios ni aplicar restricciones serias, que se respeten. ¿Qué espera el Congreso del Estado para llamar a cuentas a alcaldes, al secretario de Salud y al mismísimo gobernador? ¿Quién o quiénes van a responder por tantas muertes?

Columna publicada el 25 de julio de 2021 en la edición 965 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.