miércoles, septiembre 22, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Prohíben salir del país a María Eugenia Campos Galván, candidata a la gubernatura de Chihuahua

maru campos-chihuahua

En la audiencia de formulación de la imputación y vinculación a proceso de la candidata a la gubernatura de Chihuahua por el PAN, María Eugenia Campos Galván, y otros dos exlegisladores, se conoció que los obispos y arzobispo de Chihuahua, así como la priista Beatriz Paredes, entre otros, habrían sido parte de la nómina secreta del exgobernador César Duarte Jáquez, hoy preso en Miami, Florida.

Después de posponer la audiencia con amparos por ocho ocasiones, esta mañana concluyó y el juez Samuel Uriel Mendoza Rodríguez prohibió salir del país y dejar una garantía de 500 mil pesos a Campos Galván, al excoordinador de la bancada priísta en el Congreso local, Rodrigo de la Rosa Ramírez y a María Ávila Serna, exdiputada del Partido Verde Ecologista de México y dirigente de ese partido en la entidad.

La vinculación o no a proceso la resolverá el juez Samuel Mendoza en audiencia de este martes a las 9:00 horas. Los tres acusados entregaron sus pasaportes, de acuerdo a Proceso.

La también alcaldesa con licencia está acusada de recibir 9 millones de pesos para ella y para el excoordinador de la bancada panista y secretario del ayuntamiento de Chihuahua, César Jáuregui Moreno, como parte de la “nómina secreta”.

De la Rosa Ramírez habría recibido 2 millones y medio y Ávila Serna, 3 millones 800 mil pesos. El dinero lo habrían recibido a cambio de aprobar iniciativas de César Duarte en el Congreso local, así como la cuenta pública de 2014.

De acuerdo con la causa penal 2821/20, los desvíos los hicieron del dinero que iba destinado al pago de nómina de personal del gobierno estatal hacia la nómina secreta, para el pago a exlegisladores, exdirigentes de partidos, políticos de diferentes niveles, periodistas y obispos, con un monto de 172 millones 633 mil 333 pesos.

El Ministerio Público detalló que, por la documentación contable, se conoce que el dinero se trataba de pagos extraordinarios por compensaciones y los cheques los cobraron en efectivo a través de la empresa de traslado de valores Servicio Panamericano.

En la caja fuerte de la Tesorería de la Secretaría de Hacienda estatal localizaron 190 recibos firmados por los beneficiarios de manera presuntamente irregular y encontraron además 306 recibos firmados por pagos de esos recursos. Los recursos correspondían a la cuenta 166143970 de BBVA Bancomer a nombre de la Secretaría de Hacienda.

Del monto total, 74 millones 976 mil 677 fueron derogados en el 2014 y más de 97 mil pesos en el 2015, cuando los tres imputados eran legisladores del último trienio de César Duarte.

Durante la audiencia de formulación de la imputación, el Ministerio Público solicitó que se realizara de una vez la audiencia de vinculación a proceso de los imputados. La defensa de Campos Galván y de María Ávila solicitó la ampliación del término y el juez estableció el martes 30 de marzo para determinar la vinculación o no a proceso.

Entre los pagos de la nómina secreta también están señalados priistas que lo utilizaron para las elecciones en Chihuahua y otras entidades del país, con un monto estimado de 95 millones. El PRI en el estado recibió 3 millones 671 mil pesos para quien era presidente estatal, Pedro Mauli Romero, quien ya fue sentenciado.

El Ministerio Público presentó siete testigos protegidos y más de 60 testigos no protegidos, entre funcionarios y exfuncionarios, señalados en la nómina secreta, entre ellos funcionarios del Instituto Estatal Electoral.

Otras personas que aparecen en la nómina secreta son: la exdirigente del PRI nacional, Beatriz Paredes Rangel; Christopher James Barousse, exlíder juvenil del PRI nacional, quien está procesado y preso por la misma causa; Pavel Aguilar, exdirigente del PRD; Graciela Ortiz González, exfuncionaria duartista y candidata a la gubernatura por el PRI; Hortensia Aragón Castillo, exlegisladora del PRD y quien regresó 300 mil pesos; el director de El Heraldo de Chihuahua, de la OEM, Javier Contreras Orozco, quien devolvió 10 millones de pesos; Cruz Pérez Cuéllar, senador por Morena y exdirigente estatal de Movimiento Ciudadano, quien enfrenta un proceso de desafuero.

Además, Santiago Moreira Valles; el alcalde con licencia de Juárez, Armando Cabada Alvídrez, quien regresó el dinero; Gerardo Villegas Madriles, procesado con varias causas penales y en prisión; Teokali Hidalgo, exdirigente municipal del PRI, quien regresó 152 mil pesos; César Martínez; Liz Aguilera, exlegisladora y excontralora del gobierno duartista; Doroteo Zapata, dirigente de la CTM y su hija Georgina Zapata, exlegisladora federal.

Además, cada obispo habría recibido 100 mil pesos mensuales y el arzobispo 200 mil, que les eran entregados a través del exfuncionario estatal, Octavio Acosta, según los testimonios.

Una de las principales beneficiarias es la Unión Ganadera División del Norte, fundada y dirigida por César Duarte y sus colaboradores más cercanos, a través de la cual desviaron 73 millones de pesos.

La acusación del desvío de dinero incluye a César Jáuregui Moreno, actual secretario del ayuntamiento de Chihuahua y ex coordinador de la bancada de Acción Nacional, quien habría recibido 2.5 millones de pesos en paquete, para apoyarle en un proceso interno de su partido, según testimonios y documentos presentados en la audiencia.

La representación social explicó ante el juez que uno de los testigos es el ex encargado de la bóveda y dos cajas fuertes de la Tesorería de la Secretaría de Hacienda, quien narró que cada mes, durante dos años, entregó sobres de papel manila con fajos de billetes en cantidades de 100, 200, 250, 350 y 400 mil pesos a la candidata a la gubernatura.

Campos Galván era subcoordinadora de la fracción del PAN en el Congreso local y la secretaria de la Comisión de Fiscalización.

Ella recibió sobres en efectivo. Primero lo hacía en el despacho del secretario de Hacienda y después en el estacionamiento de la dependencia, en el interior del vehículo en el que viajaba María Eugenia Campos, según el testimonio.

La orden para desviar el dinero de la cuenta de Bancomer destinado al pago de los trabajadores estatales salía de la Secretaría de Hacienda. Hacían los retiros y entregaban el efectivo a la empresa de valores que lo transportaba “líquido” de regreso a la bóveda de la Tesorería.

Según la acusación, Campos Galván cobró el dinero para ella y también la partida destinada a César Jáuregui, por casi 8 millones de pesos en efectivo, incluido un millón de pesos para apoyo estrictamente personal que lo utilizó en la reparación de su casa dañada por las lluvias, según el testigo.

El dinero lo fraccionaron en cinco entregas, así como un millón 067 mil pesos que en transferencias bancarias se canalizó a una cuenta de su hermano, Manuel Campos Galván.

El exfuncionario extrajo de la bóveda tres paquetes más de efectivo, dos por un millón de pesos y uno con 2.5 millones de pesos, para Jáuregui Moreno. En total habría recibido 4.5 millones de pesos.

Ese dinero, según el testimonio, fue entregado por instrucción del exgobernador a través del exdirector general de Administración, Gerardo Villegas Madriles, quien está preso, al ex coordinador del PAN, para el proceso interno de ese partido en abril de 2014.

Los 2 millones de pesos fueron entregados en dos emisiones al director general de Administración, para que a su vez los entregara al coordinador de la fracción panista en diciembre del 2015.

En total, los dos coordinadores del PAN en el Congreso recibieron 13 millones de pesos en dos años, de acuerdo con la representación social.

El testigo que fue el encargado de los pagos, presuntamente ilegales, declaró: “Estas entregas de dinero en efectivo, como también lo he señalado, las tengo presente porque en su mayoría las realicé de manera personal a sus beneficiarios, en ocasiones en compañía del propio secretario de Hacienda”.

“Otras no las realicé de forma directa, pero sí a través de compañeros a quienes les pedía el favor. También hubo ocasiones en que recibía la instrucción por la superioridad de que el dinero en efectivo se le entregara a algún servidor púbico, para que éste a su vez lo hiciera al beneficiario final”.

Agregó que el dinero lo resguardaba en la bóveda de la Tesorería a la que sólo él tenía acceso.

El recurso fue obtenido de 2010 al 2013. Cada mes lo desviaban de la cuenta de gasto operativo de la Secretaria de Hacienda y de 2014 al 2016, de la cuenta de la nómina de empleados de la misma dependencia a través de cheques que se cambiaban por parte de la empresa de traslado de valores, y una vez el dinero líquido, lo resguardaban en la bóveda.

“Las entregas de dinero que realicé fueron a favor de diversas personas, entre ellas, funcionarios públicos y partidistas, legisladores locales y federales, candidatos, actores políticos, miembros de la iglesia y de medios de comunicación, entre otros.

“Todos ellos, según la superioridad, resultaban de interés para el gobernador. Aunque también de ese dinero desviado se tomaba para gastos personales del exgobernador y para algunos de sus familiares”, agregó.

Sólo expedían recibos simples para comprobar que los beneficiarios habían recibido el dinero y para llevar el control. Sólo unas cuantas personas se negaron a firmar y otros alteraban sus firmas.

“Con tales recibos integré carpetas blancas de tres aros, ahí se agregaba la copia del cheque elaborado perteneciente a las cuentas de la Secretaria de Hacienda, el recibo de depósito correspondiente al cheque relativo, la carta porte del servicio prestado por Servicio Panamericano de Protección al hacer líquido el dinero y trasladarlo a la bóveda, los recibos firmados por los beneficiarios u operadores del dinero entregado, así como documentos diversos que supuestamente daban soporte a la erogación realizada, esto en el caso de los gastos del despacho del gobernador o de la Casa de Gobierno”, declaró el ex funcionario de la Tesorería.

Asimismo, en todo el sexenio agregaba la relación analítica de ingresos y egresos que solventaron la caja chica, como le llamaban.

Refirió que las entregas de dinero en efectivo a Campos Galván y Jáuregui Robles fueron periódicas y, según le indicaban, era por instrucciones de César Duarte para pagar acuerdos que sostenía con ellos para obtener su apoyo en el Congreso local.

“Incluso recuerdo que para el año 2015 había urgencia de obtener su apoyo para que votaran a favor del Presupuesto de Egresos 2016, presentado por el exgobernador”, detalló.

Las entregas que detalló fueron: 250 o 350 mil pesos cada mes durante 2014 y 2015; un pago de un millón a Campos Galván por 200 mil pesos durante el primer semestre de 2014; un pago de 200 mil pesos a su tarjeta de crédito en junio de 2014; un pago de 100 mil pesos en el último trimestre de 2014.

También le pagaron 80 mil pesos a la alcaldesa con licencia, por conducto de Ignacio R, en julio de 2014; 2.5 millones que se le dio al exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, en el hangar de gobierno estatal a César Jáuregi, por el proceso interno de su partido; 2 millones de pesos que le entregó el exdirector de Administración al panista en dos pagos, en diciembre del 2015 y 400 mil pesos que se le dotaron a la exdiputada María Eugenia Campos ese mismo mes.

“Tanto a César Jáuregui como a María Eugenia C.G., yo les llegué a entregar el dinero personalmente y otras veces por conducto de intermediarios como el propio Ingeniero H. Gerardo V.M. y una persona que ellos enviaron de nombre Ignacio R.

“(…) A mediados del mes de febrero de 2014, me habló el secretario, informándome que en su despacho se encontraba la diputada María Eugenia C.G. y que acudió por el primer apoyo económico a su favor. Motivo por el cual preparé el paquete con el monto de 200 mil pesos en efectivo, y el recibo en el cual plasmé la fecha, monto, quien recibe, y en el concepto describí que era el primer pago de cinco a favor de María Eugenia C.G.

“Dada la instrucción, subí al despacho del Ingeniero H. quien se encontraba acompañado de la diputada, a quien le hice entrega del sobre con dinero en sus propias manos, firmándome el recibo descrito, el cual con posterioridad agregué al archivo que he descrito”, indicó el MP al leer el testimonio.

Al siguiente mes regresó la exlegisladora por otro sobre de 250 mil pesos a favor de César Jáuregui. En marzo, acudió de nuevo la imputada, quien recibió dos paquetes de dinero de ese mes para ella y para Jáuregui.

El testigo detalló cómo fue cada entrega a la alcaldesa con licencia y añadió que en abril de 2014, el exsecretario de Hacienda le pidió con urgencia que preparara un paquete con 2.5 millones de pesos que le solicitó el exgobernador.

“Elaboré el recibo a nombre del ingeniero Herrera y solo asenté ‘gastos del ejecutivo o del despacho del ejecutivo’, en virtud de que hasta ese momento no me dio mayor detalle, por lo que, una vez listo el paquete, me dijo el secretario que lo acompañara al hangar de gobierno del estado, llevándonos a dicho lugar el chofer de nombre Raúl C”.

“Al arribar al hangar, es que nos quedamos en la camioneta el chofer y yo, y solo se bajó el secretario con el sobre con dinero que yo le había preparado momentos antes, al regresar el ingeniero H. me comentó que el dinero se lo entregó al exgobernador César D.J., y éste a su vez se lo entregó a César J.M., para apoyarlo en los gastos de proceso interno del PAN, anotando dicha información en el recibo el propio Ingeniero y yo anoté la palabra ‘hangar’ haciendo referencia del lugar donde fue entregado el dinero”.

La segunda semana de julio de 2014 acudió al despacho del secretario de Hacienda, donde se encontraba César Jáuregui para recibir el pago del mes, pero se negaba a firmar el recibo. Le explicaron que la exdiputada siempre les firmaba el recibo, y que era necesario que lo firmara. “De tanto insistirle al final de cuentas sí logramos convencerlo de que firmara el recibo. Las siguientes entregas, ya fueron realizadas por mí únicamente, tanto en mi oficina como en el estacionamiento de la Secretaría, según se me pidiera”.

Detalló cada entrega también de 2015 y el aumento del monto mensual. “Los meses de septiembre, octubre y noviembre, le entregué a la diputada una cantidad acumulada de un millón 50 mil pesos que yo resguardaba en la bóveda de la Tesorería. En cada ocasión que acudió a la dependencia en los meses en cita, le hice entrega de la mensualidad de 350 mil pesos, firmándome los recibos por mí elaborado con motivo de dichas entregas”.

En noviembre le pidieron entregar 200 mil pesos de manera extraordinaria a los dos exlegisladores panistas y en diciembre le entregaron un millón a Jáuregui por instrucción de Duarte y días después acudió María Eugenia Campos por otro pago y, posteriormente, otro de un millón de pesos a Jáuregui por su apoyo en la aprobación del Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2016.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.