lunes, octubre 18, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cine: ‘Nuevo orden’

cine-nuevo orden-1

Por encima, Nuevo orden (México/2020), escrita y dirigida por Michel Franco, no presenta nada que no se supiera, ni que no se haya expuesto ya en alguna de las películas que abundan en el cine mexicano, de esas plagadas de violencia, desigualdad y que muestran la trastienda en la que se mueven las autoridades y los que gobiernan, donde sus acciones en lo oscurito están muy lejos de beneficiar a la gente. De fondo, la ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia no necesita ser una de terror para provocar miedo, pero no a lo sobrenatural y desconocido, sino todo lo contrario, a algo real, que se vive a diario, aunque se manifieste en diferente forma e intensidad.

Cuando Marian (Naian González Norvind) se entera que su mamá Rebeca (Lisa Owen) no ayuda lo suficiente a Rolando (Eligio Meléndez), un exempleado de la familia que necesita dinero para operar a su esposa, ella misma y su chofer van a buscarlo, sin importarle que ya todos los invitados a su boda con Alan (Dario Yazbek Bernal) están en el jardín de su casa en una de las zonas más caras de la ciudad, solo en espera de que llegue la jueza. Mientras ella intenta llegar a la casa de Rolando, en medio de una masiva manifestación ciudadana, en su fiesta se presentan algunas personas que no fueron invitadas, molestas por no tener el mismo nivel económico y oportunidades que todos esos adinerados asistentes al elegante casamiento, dispuestas descargar su coraje y buscar justicia sin compasión ni derecho a tregua.

La cinta, semejante a Este es mi reino –cortometraje de Carlos Reygadas que forma parte Revolución (2010)– en esas escenas iniciales de la fiesta, es siniestra, cruel, brutal, salvaje, estremecedora y saca, sí o sí, al espectador de la comodidad y el estancamiento que no le permite contemplar por completo el lugar en el que está parado y el papel que desempeña en el engranaje del sistema y, mucho menos, voltear a ver al otro y saber de sus inquietudes y necesidades. Es casi un hecho que Nuevo orden no cambie la actitud de nadie, como es seguro que nadie puede mantenerse inmóvil en la butaca ante esa representación de hartazgo entre los menos favorecidos, ese derroche de dinero de los que tienen más, y esa frialdad y bestialidad de parte de los que se supone están al servicio de los ciudadanos.

Acorde con la intensidad que se quiere mostrar, la cámara de Yves Cape no descansa: va de un lado a otro entre los invitados a la boda, así como el ritmo que logran en la edición Óscar Figueroa y Michel Franco, en la que desfilan diferentes planos secuencia que hacen más ágil y sin tropiezos ni interrupciones la narración de la historia, interpretada de manera precisa y convincente por un elenco bien seleccionado.

El reclamo que pudiera hacerse a la cinta del director de Después de Lucía (2012) y Las hijas de Abril (2017), así por otro lado pueda leerse como una crítica, es que se vale de estereotipos de mal gusto e inoportunos para describir a sus personajes, para quienes el color de piel está fuertemente relacionado con los recursos económicos que poseen y su comportamiento. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 20 de septiembre de 2020 en la edición 934 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Estragos por el paso del huracán 'Pamela' en Mazatlán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.