mayo 16, 2021 4:06 PM

Fiestas de fin de año: tips para mantenernos en peso

GULA fin de año

Con todo lo que hay para comer este mes, pensar en llegar en nuestro peso al 2021 puede parecer un verdadero reto. Esta semana se celebrará navidad y la siguiente el año nuevo. En ambos casos, algunos de nosotros tendremos la oportunidad, por el acomodo de las fechas, de tomar puentes y prolongar la fiesta.

Pavo, carne asada y barbacoa, son algunas de las cenas más populares entre nosotros. Pero no son estos platillos de los que nos debemos cuidar, sino de todo lo que acompaña la fiesta.

Estamos acostumbrados a acompañar las cenas con refrescos, cerveza o el trago que se tenga a la mano; nada precisamente ligero. Tortilla enrollada en una mano y el cubierto en la otra, como cerrando la posibilidad de que algo escape de ese plato, en el que al menos la mitad, serán carbohidratos. Más tarde los buñuelos y, quizás, el atole. Tazones con Sabritas al centro de la mesa para botanear. Y así seguimos.

Pero cinco o seis cenas de este tipo no justifican la obesidad; dos o tres kilos, tal vez sí. No culpemos a diciembre por lo que nos comimos en todo el año. El término de un año siempre trae consigo la ilusión de nuevas metas para el siguiente, que una de esas metas tenga que ver con nuestra salud, con alimentarnos mejor, con dejar de engañarnos y tomar responsabilidad de lo que comemos, de lo que bebemos y de cuánto nos movemos.

 

Siete consejos para fin de año

1- Evita harinas. Este es un consejo para todo el año, pero especialmente, para estas fechas. Ya que comemos más de lo habitual, evitar harinas y todos sus derivados es primordial si queremos mantenernos en peso. Te las encontrarás en forma de pan, pasteles, tortillas y pastas, y la meta será reducirlas al máximo, dando prioridad a las proteínas y los vegetales en tu plato.

2- Muévete. No ha sido el año de la actividad física, la pandemia del COVID-19 limitó nuestra movilidad por meses, por lo que mantenernos activos en el cierre del año es muy importante para no acumular los kilos de los excesos. Camina, corre, salta, baila, golpea un costalo lo que quieras, pero muévete. El sedentarismo es una causa importante del sobrepeso que actualmente vive la humanidad.

3- Mantenerte es la meta. Diciembre no es buen mes para iniciar una dieta, suena cruel, pero es realista. Come, disfruta de las reuniones responsablemente y enfócate en no ganar peso, balanceando tus platos y evitando lo obvio. Si quieres iniciar una dieta, es mejor dejarlo como propósito de año nuevo.

4- Come comida real. Evita al máximo los ultraprocesados, el azúcar, los refrescos y todo aquello que ya sabes que te enferma. Regularmente, las cenas de fin de año llevan un entrañable esmero de quienes las cocinan, ya que se preparan grandes clásicos para agasajar a los invitados: come eso, que además tiene una buena porción de amor, no te llenes de tortillas y refresco.

5- Modera el alcohol. Además de embriagantes, las bebidas alcohólicas son vehículo para ingerir bebidas azucaradas indirectamente. Los cocteles suelen ser mezclados con refrescos, jarabes y otros concentrados azucarados, que nos hacen caer en desajustes. La cerveza tiene un altísimo índice glicémico, por lo que nos provoca subidas de insulina, lo que a su vez nos provoca hambre o ansiedad de comer más.

6- Hidrátate. Es importante beber al menos dos litros de agua al día. Mantenerte hidratado ayuda a acelerar el gasto energético, elimina toxinas y crea un efecto de saciedad: a mayor agua en nuestro estómago, se requiere menos comida para saciarnos. Si se consume agua fría, se puede aumentar la quema de calorías, ya que se activa el mecanismo de termogénesis, que sirve para nivelar la temperatura del cuerpo.

7- Duerme bien. Hace años era impensable una relación entre el buen sueño y la obesidad, pero la hay. Un metaanálisis realizado a más de 600 mil personas concluyó que quienes duermen menos de siete u ocho horas diarias aumentan el riesgo de padecer síndrome metabólico u obesidad en un 40 por ciento. Esto se debe a que la falta de sueño reduce los niveles de leptina, la hormona encargada de regular el apetito. Con la leptina en niveles bajos, la grelina, que es la hormona que estimula el apetito, se vuelve predominante y el apetito feroz.

En resumen, disfruta el fin de año, diviértete, pero cuídate. Esa sería la mejor manera de iniciar el 2021.

Artículo publicado el 20 de septiembre de 2020 en la edición 934 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 955
16 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.