enero 25, 2021 6:03 AM

Video y guiño desafortunado

IMELDA CASTRO.
En precampaña.

Da pena ajena. Ver a la senadora Imelda Castro en la puerta de Badiraguato festinando para sus redes sociales la aprobación de la Ley Federal para la Regulación de la Cannabis que legalizará la venta y consumo de mariguana.

Lea: Imelda Castro: sin grupos, ni obsesiones, ni enemigos, busca la gubernatura https://bit.ly/2Jr9hln

Y, es que esta afirmando, en su filípica, que muy pronto los campesinos podrán cultivar cannabis para satisfacer la demanda local o internacional.

Se le ve prisa por difundir esta iniciativa que todavía está siguiendo el proceso legislativo y, entonces, se trata de aparecer y decir aquí estoy, miren lo que estoy haciendo por ustedes en el Senado, y mejor véanme, porque quiero ser candidata de Morena al gobierno del estado.

No se detiene para precisar que fue aprobada como cámara de inicio en el Senado de la República y que todavía deberá revisarla, y en su caso, si así lo consideran los diputados federales, hacerle adecuaciones, y votarla antes del 15 de diciembre.

Mejor, todavía, cuando ya esté aprobada la ley viene un periodo de seis meses para la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis que será la institución pública que operará conforme a los términos de la Constitución y la Ley General de Salud. Además, deberán elaborarse los reglamentos y coordinarse con todas las secretarías que tengan competencia en las diversas áreas de impacto en la regulación del uso del cannabis.

O sea, todavía falta un tiempo considerable, por lo que la alocución para redes sociales no puede ser otra que la electoral, la de aparecer en cualquier escenario y hacer de la ocasión una oportunidad política.

Sé que dirán sus más fieles, que de eso se trata.

Y en esa lógica electorera, no es irrelevante que haya ido a Badiraguato, ese municipio serrano que históricamente ha sido un gran productor de la yerba sino porque al menos simbólicamente es la residencia del Cártel de Sinaloa.

Es decir, si se observa con agudeza su discurso, da pie para pensar que no le está hablando a los campesinos productores de mariguana que probablemente no tienen acceso a internet y no se enteraron de lo que dijo su senadora simplemente porque no siguen los discursos políticos y eso lo sabe bien cualquiera.

Entonces, el destinario puede interpretarse que es otro, el líder del narco, que no ha sido ajeno a la promoción de figuras en la política sinaloense sino fungido como operadores para tal o cual partido o candidato.

Así, estaría diciéndoles, quiero ser candidata a gobernadora.

En política, bien lo dijo Jesús Reyes Heroles, la forma es fondo, nadie puede llamarse a engaño o pecar de ingenuidad, porque todos los actos, incluso los fallidos, tienen un efecto en la percepción pública.

Por eso el político, en este caso la política, tiene que equilibrar su ambición, su deseo de estar en la conversación pública, y los posibles efectos colaterales que puede crear en la atmosfera política, o de plano aceptar que se está buscando ese apoyo a su ambición, el del poder de facto, que sería lamentable en la perspectiva de la 4T.

No establecer ese punto de equilibrio habla de cierta desesperación ante lo que es evidente y que viene siendo, que las posibilidades de ser la candidata morenista, son remotas, por más que algunos y algunas le vean atributos de qué es la gobernante que Sinaloa necesita y es que con esta aparición, lleva fácilmente a la conclusión que no son tales esos atributos y es puro blof cargado de ganas, sólo de ganas.

Es la apuesta de siempre, que la suerte le beneficie, así ha sido dos veces diputada local, regidora, y dirigente partidaria, ahora senadora y vicepresidenta del Senado, nunca ha estado fuera de la nómina política. Su paso por la academia fue fugaz sin mayor brillo cómo lo fue en Ríodoce, donde publicó algunos textos y luego se fue para no volver.

Imelda debería detenerse y reflexionar su paso por la política de izquierda que le ha dado mucho, y a cambio de muy poco, cómo parece indicarlo su paso por el Senado que ha sido sin pena ni gloria o mejor la ha exhibido en contraste con Rubén Rocha.

En definitiva, el video de Badiraguato será interpretado seguramente como una muestra de que algunos políticos van a la tierra de Joaquín el Chapo Guzmán a llevar la buena nueva de que la mariguana ya será legal y como alguien comentó el video, “desde cuándo la gente de Badiraguato ha necesitado permiso para cultivar y comercializar su yerba”.

¡Qué necesidad!

Artículo publicado el 29 de noviembre de 2020 en la edición 931 del semanario Ríodoce.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 939
24 de enero del 2021
GALERÍA
Toma de posesión de Joe Biden como presidente de EU
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos