septiembre 25, 2020 12:25 AM

AMLO enviará hoy al Senado solicitud de consulta para enjuiciar a expresidentes

amlo-consulta popular

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó esta mañana un escrito para solicitar al Senado la realización de una consulta con la que se busca enjuiciar a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

El documento dijo que será enviado al Congreso a las 11:00 horas de este martes, y que además ciudadanos han logrado recolectar cerca de 2 millones de firmas para solicitar se realice la consulta.

“Me acompaña el consejero jurídico, Julio Scherer Ibarra; vamos a entregar este documento, me informa el consejero jurídico que ya estableció comunicación con los representantes del Senado, tanto con el presidente del Senado, como con Ricardo Monreal, quien es el coordinador de los grupos parlamentarios en el Senado y van a recibir este escrito”, dijo en conferencia Mañanera.

Durante su gobierno dijo que las peticiones para enjuiciar a expresidentes se incrementaron, de ahí la importancia de entregar la solicitud para que se realice la consulta popular durante la jornada electoral del próximo 6 de junio de 2021.

El planteamiento que se hará a la población es: ¿Está de acuerdo o no con que a las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los ex presientes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, antes durante y después de sus respectivas gestiones?

En el escrito que fue leído por López Obrador se señala que en el periodo gobernado por los expresidentes señalados, es decir entre el “entre el 1 de diciembre de 1998 y el 30 de noviembre de 2018 México vivió un periodo caracterizado por la concentración desmesurada de la riqueza, quebrantos monumentales al erario, privatización de los bienes públicos, corrupción generalizada, procesos electorales viciados y practicas gubernamentales que desembocaron en un crecimiento descontrolado de la violencia, inseguridad pública, violación masiva de derechos humanos, la impunidad como norma y el quebrantamiento del estado de derecho en extensa zonas, en una etapa trágica en la vida del país denominada periodo neoliberal o neoporfirista”.

“Los males señalados en el párrafo anterior no ocurrieron de manera fortuita, sino que fueron consecuencia de la aplicación durante cinco sexenios de un modelo político y económico elitista, antidemocrático, antinacional y antipopular, las más altas esferas del poder público y específicamente quienes ejercieron la titularidad del poder ejecutivo dieron fe en innumerables ocasiones tanto de palabra como en los hechos a su adhesión a las políticas privatizadoras, su determinación de privilegiar a los grandes poderes económicos, y de su empecinamiento en estrategias de seguridad violentas inhumanas y contraproducentes.

“En suma los desastres humanos, sociales, y nacionales sufridos por el país durante esos 30 años fueron resultado de una suma de actos voluntarios y racionales por parte de quienes lo gobernaron en ese lapso.

“El neoliberalismo gobernante se tradujo en la pérdida de centenares de miles de vidas, en decenas de desapariciones, en la violación de derechos políticos, sociales, crecimiento de la pobreza, desigualdad, marginación, informalidad y la descomposición social, en el deterioro sostenido de los sistemas públicos de salud, educación, desprotección de millones de jóvenes y adultos mayores, acoso depredador en contra de las comunidades indígenas, deterioro de las instituciones, pérdida de soberanía y devastación de las industrias petroleras y eléctrica”.

“Según cifras del Banco Mundial y de la OCDE, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari crecieron más las diferencias políticas y sociales de ricos y pobres, y no es casual que al mismo tiempo se entregó a particular nacionales o extranjeros una cantidad sin precedentes de bienes públicos, un dato en julio de 1988 cuando salinas fue impuesto en un fraude electoral, en la revista Forbes solo aparecía una familia mexicana los Garza Sada, con 2 mil millones de dolares, pero al finalizar el sexenio ya estaban incorporaos otros 24 mexicanos que en total sumaban una fortuna de 44 mil millones de dólares, casi todos habían sido beneficiados con empresas, minas y bancos que antes eran propiedad de los mexicanos.

“Luego de estar en 1988 en el lugar 26 entre los países del mundo con más multimillonarios, en 1994 México escaló al cuarto sitio, solo por abajo de EU, Japón y Alemania.

“El presidente Ernesto Zedillo continuó las políticas privatizadoras de su antecesor y las llevó hasta sus últimas consecuencias, privatizó bienes nacionales, como los ferrocarriles, pero además adjudicó al conjunto de los mexicanos deudas privadas por 552 mil millones de pesos, en el marco del llamado rescate bancario de 1998. A la fecha aunque el país ha pagado a los bancos 700 mil millones de pesos por bono del Fobaproa, esa deuda pública asciende a cerca de 2 billones y no terminará de saldarse hasta el año 2070.

“Vicente Fox Quesada llegó a Los Pinos como resultado del anhelo social de alcanzar la democracia y alternancia, pero cuando se acercaba el final de su gestión intervino indebida e ilegalmente en el proceso electoral a fin de impedir el triunfo de la oposición, tal intromisión no solo fue reconocida con el fallo con el que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación legalizó el turbio proceso electoral de 2006 sino que el propio Fox, al año siguiente en una entrevista con Telemundo admitió cito: ‘que era importante detener a López Obrador’, y en 2010 se jactó, cito: ‘de haber cargado los dados el proceso electoral’, de esta forma traicionó al precepto democratico al que se debía.

“Desde el principio de su sexenio Felipe Calderón Hinojosa embarcó al país en una estrategia miliar supuestamente orientad a combatir el narcotráfico, que exacerbó la violencia, y multiplicó las zonas bajo control de las bandas delictivas, pese a las innumerables advertencias que tal política habría de terminar contraproducente y costosa para México, lo más grave colaboradores suyos y periodistas independientes le señalaron los indicios de que su secretario de Seguridad Publica, Genaro García Luna era cómplice de unas las facciones del narcotráfico pero el gobernante no hizo nada, y a la luz de la detención  y el enjuiciamiento de García Luna en EU, la actitud de Calderón solo puede explicarse como fruto de una externada irresponsabilidad o complicidad activa o pasiva con la delincuencia organizada.

“La irrupción de grandes cantidades de dinero de procedencia desconocida en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto fue señalada desde 2012, sin que ello tuviera consecuencias legales o llegara el tribunal electoral a anular la elección… sin embargo declaraciones recientes del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya han permitido documentar que parte de ese dinero provino de sobornos anticipados de la empresa Odebrecht, por otra parte los señalamientos de Lozoya apuntan a la presunta complicidad de Peña Nieto a las cuantiosas sumas que se entregaron a legisladores del PAN para obtener los votos para la reforma Energética y compra de Agronitrogerados”.

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

La denuncia de Emilio Lozoya

Consulte aquí el texto íntegro
RÍODOCE EDICIÓN 921
20 de septiembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

viral
cine

DEPORTES

Desaparecidos