abril 23, 2021 9:07 AM

Los dichos de Lozoya y la guerra mediática con miras al 2021

videoescandalos

La justicia no es el propósito

 

 

Ahora que reina la confusión en México, cuando hay mensajes contradictorios sobre el pasado reciente de este país, es necesario desmenuzar lo que rápidamente ocurre y pasa. La noticia diaria queda rebasada ante la siguiente revelación. La declaración ministerial de Emilio Lozoya es pública y día con día se presenta un nuevo filete de ese gran trozo de información, acusaciones y entredichos. A contrapelo salen los vicios ocultos que el Presidente guardó bajo  la alfombra, como el video donde su hermano recibe dinero en sobres amarillos.

A continuación las estampas de las muchas implicaciones del exdirector de PEMEX en la declaración oficial, cuando aun falta que esos dichos lleguen a un juez y cubran el trayecto de la justicia.

 

I. La campaña. Enrique Peña candidato. 2011-2012.

Emilio Lozoya refiere en su declaración ministerial las aportaciones a la campaña presidencial de 2012 por las empresas de Marcelo Odebrecht. Eso mismo que estalló en toda América y que mucho tiempo negó.

Lea: De Emilio Lozoya a Pío López  https://bit.ly/3lhh9nF  

Asegura que tanto el candidato del PRI como el coordinador de campaña, Luis Videgaray, estaban enterados de las negociaciones que se hicieron con enviados de la empresa Odebrecht para recibir dinero a cambio de contratos futuros. Cada remesa de dinero era aprobada por ellos mismos.

Asegura que les solicitaron a Odebrecht 6 millones de dólares. Se comprometieron a aportar cuatro, pero solo depositaron 3.15 millones. Esos recursos fueron para pagar servicios a consultores extranjeros por 1.6 millones de dólares y el resto -1.5 mdd- se los quedó él en cuentas en Suiza que utilizaba para sus negocios personales.

 

II. Presidente electo. Reforma estructural. 2013-2014

En la declaración cronológica de lo ocurrido en estos años, Emilio Lozoya señala que lo propusieron como Director de PEMEX y que operara la reforma energética. Dice: “no se trató de una negociación, sino que claramente fue una extorsión ejercida por parte de ellos (los legisladores panistas) hacia mi persona”.

Señala que se negoció que los panistas recibirían en sobornos un total de 50 millones de dólares.

Nombra a Francisco Javier García Cabeza de Vaca (actual gobernador de Tamaulipas), Francisco Domínguez Servién (actual gobernador de Querétaro), Jorge Luis Lavalle (entonces Senador de la república), Ricardo Anaya (que sería años después el candidato presidencial del PAN), Ernesto Cordero (Senador en ese entonces).

Asegura que como cada uno de ellos tenían proyectos políticos en sus respectivas entidades, necesitaban recursos. Que también le llevaban a empresarios para obtener futuros contratos. Es más, afirma que “tenían una actitud muy agresiva… inclusive amenazaban con boicotear la reforma energética si no recibían sus sobornos”.

Lozoya los llama siempre sobornos. Dice: “la actitud de los panistas en obtener recursos era brutal.”

Es contundente Emilio Lozoya sobre la gran influencia del conglomerado brasileño para ese momento, el inicio del sexenio de Enrique Peña cuando fue aprobada la reforma energética: “Para 2013, Odebrecht ya tenía al Presidente de su lado… no era una relación de contratos, sino de poder.”

 

III. Ricardo Anaya y José Antonio Meade. Los presidenciables.

Dos personajes son clave en las acusaciones de Lozoya. Quienes llegarían a ser, con los años, los dos contendientes políticos del ahora presidente López Obrador: Ricardo Anaya, entonces era diputado federal con aspiraciones a gobernador de Querétaro, no pensaba en ese tiempo más alto; y José Antonio Meade, Secretario de Relaciones Exteriores con Enrique Peña, y funcionario también con Calderón.

Sobre Anaya dice Lozoya que se le entregó el soborno a un enlace directo de Ricardo Anaya en el estacionamiento de la Cámara de Diputados (Osiris Hernández).

Sobre Meade asegura que le pidió protección por contratos y negociaciones previas al retorno del PRI a la presidencia. Incluso, dice que el 15 de septiembre de 2014 se le entregaron 4 millones de pesos a Meade.

 

IV. Tiempos de ex presidentes.

-Felipe Calderón

Las declaraciones de Lozoya van más atrás. Asegura que hay evidencias que desde la presidencia del panista Calderón llegaron los sobornos por contratos de filiales de Odebrecht, específicamente Braskem.

Asegura que entre 2010 y 2012 –en tiempos de la presidencia de Calderón- se “habían entregado sobornos… para la suscripción y aprobación del contrato Etileno XXI.” Que una vez seguro el contrato, ya con Enrique Peña, Odebrecht liberó 84 millones de pesos más para seguir con los sobornos a legisladores panistas.

Dice que Calderón “no solo le otorgó (a Braskem) un contrato por más de 20 años de venta de ETANO con un descuento inexplicable de aproximadamente 25 por ciento”, sino que además les otorgó préstamos de NAFIN y BANCOMEXT por 400 millones de dólares.

-Carlos Salinas.

Del ex presidente Carlos Salinas refiere la acusación que intervino en varias ocasiones para obtener favores y contratos en favor de uno de sus hijos. Asegura que rechazó a sus enviados, pero que cuando dejó la dirección de PEMEX y llegó José Antonio González Anaya, esos contratos con Federico Martínez salieron adelante.

 

V. Luis Videgaray, más y más dinero.

Encargado de manejar el dinero del país, Videgaray Caso se convirtió en 2012 en el hombre fuerte después del Presidente. Refiere Lozoya que cuando el dinero escaseó para seguir con la entrega de sobornos para sacar adelante las reformas estructurales en el poder legislativo, especialmente la energética, entonces Videgaray echó mano de partidas presupuestales.

Lea: Estamos podridos https://bit.ly/3lgiprd

Primero le insistió en que pidiera más dinero a futuros contratistas, pero le respondió que ya nadie quería dar más recursos si no empezaban a darles contratos.

“Él, molesto, dijo que conseguiría hasta 10 millones de dólares adicionales –tomándolos, según dijo, de partidas federales y/o de empresas- y los enviaría a la que era la oficina en Montes Urales, desde donde se organizaba la entrega de los sobornos a legisladores.”

Pero según Lozoya los sobornos no fueron solo para legisladores del PAN en ese momento, sino que abarcó periodistas. Señala en la declaración entregada a la Fiscalía que le preguntó cómo hacía para mantener una prensa favorable:

EMILIO LOZOYA Y PEÑA NIETO. Aquellos tiempos.

“Tú no sabes usar el poder. Yo tengo una lista de periodistas, como Lourdes Mendoza (ya había mencionado Lozoya que le ordenaron comprarle una bolsa de 4 a 5 mil dólares), a quienes mantengo contentos con cañonazos de 50 a 100 mil pesos mensuales. Es la única forma de poderle ganar a Osorio Chong, que me quiere desplazar.” Va más allá y señala que un préstamo que obtuvo el periódico El Financiero también lo negoció directamente Videgaray.

Lozoya describe esa “ambiente de abuso de poder y corrupción –como si se tratase de crimen organizado.”

Y enumera diversos métodos para conseguir recursos, muchos de ellos ampliamente documentados en revelaciones periodísticas y que mancharon el sexenio de Peña Nieto, y ahora admite uno de sus funcionarios. Sobre todo el personaje clave, Hinojosa.

Lozoya asegura que se dieron adjudicaciones de proyectos y obras a Grupo Higa –quien construyó la famosa Casa Blanca. Pero después, agrega, Juan Armando Hinojosa no tenía contratos, y “se dedicó a intermediar entre empresas de construcción, SCT y PEMEX”. Por ello, dice Lozoya, recibía Hinojosa entre 2 y 5 por ciento del costo final de las obras. Y que a su vez compartía, en efectivo, con el presidente Peña Nieto.

 

VI. La egoteca de Peña Nieto

Aunque aun no llegaba a la mitad de su mandato, el Presidente Peña pensaba en su retiro. Según el relato de Emilio Lozoya, quien manejaba el dinero en efectivo del Presidente, Antero Rodarte, le dijo a finales de 2015 “que la casa y el museo (que también estaba construyendo Higa) estaban concluidos y que ahí se colocarían los regalos, reconocimientos y el historial del Presidente.”

Refiere que una vez el hombre de confianza de Peña para manejar el dinero en efectivo, Antero Rodarte, le dijo que estaba harto de lo poco que le pagaban, “en comparación con las maletas llenas de fajos de billetes que él tenía que resguardar en la bodega del Museo de Peña.”

También para el museo estaba el regalo del entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte, hoy preso por corrupción. Dice Lozoya que en una gira por el estado le entregó Duarte a Peña una carpeta con fotos de un Ferrari y la llave, todo con la leyenda: “Este Ferrari perteneció al Presidente López Mateos.”

Luego Peña Nieto pidió abrir una botella de vino, Vega Sicilia, para celebrar la “exitosa gira”.

 

VII. El huachicol en tiempos de Peña Nieto

Según la denuncia de Lozoya, él emprendió desde PEMEX una serie de operaciones tendientes a disminuir el robo de combustible y lo logró. Pero asegura que extrañamente sus sucesores en la dirección de la paraestatal, cancelaron el programa y lo que resultó es que en los últimos tres años de Enrique Peña se incrementó de nuevo el robo.

 

VIII. Los compromisos por delante

* Agronitrogenados y Alonso Ancira.

A la compra que hizo PEMEX a la empresa Agronitrogenados de Alonso Ancira, le da Emilio Lozoya un capítulo aparte. Es insistente en el interés directo y personal del Presidente Peña y de Luis Videgaray para que compraran rápidamente la planta en un precio que ellos mismo acordaron por 275 millones de dólares.

 

IX. Esquema de corrupción

Es certero Lozoya en su acusación: Enrique Peña y Luis Videgaray “crearon un esquema de corrupción en el Gobierno Federal, en el cual el común denominador era el siguiente: todas las personas que de cierto modo apoyaron en la campaña presidencial, tenían que ser remuneradas o compensadas. La forma en cómo eran recompensados, era dándoles contratos de proveeduría de insumos, contratos diversos, adquisición de empresas o inmuebles, para que estas personas se beneficiaran.”

 

Los otros videos

Ya en plena guerra de videos, como aquella que vivió el país en el año 2004, cuando se publicaron videos de René Bejarano, cercano operador de López Obrador, los videos con acusaciones de uno y otro lado son cosa de todos los días.

Hay dos recientes: en uno aparece el hermano del Presidente, Pío López Obrador, recibiendo en dos ocasiones sobres con dinero en efectivo. Y no de cualquier persona, sino de David León Romero, ex director de Protección Civil y quien se encargaría de dirigir una empresa del gobierno para la distribución de medicinas y equipo médico.

A  partir de la publicación de este video, por Carlos Loret de Mola, el presidente le pidió no tomar el cargo ofrecido hasta que su situación se aclarara. Andrés Manuel López Obrador dijo desde su conferencia mañanera que se trataron de “aportaciones” para la campaña electoral de 2015 en Chiapas y que no son comparables con los montos que se manejaron en el pasado para corromper legisladores panistas.

Artículo publicado el 23 de agosto de 2020 en la edición 917 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos