abril 23, 2021 5:11 AM

No hay signos de recuperación en el corto plazo en Mazatlán: Berdegué

CARLOS BERDEGUÉ. Negro horizonte. 

Los veranos prósperos y tumultuosos a los que estaba acostumbrado Mazatlán han quedado atrás. A partir de la pandemia del Covid-19, el sector que atiende directamente a los visitantes mantiene sus reservas y de manera conservadora no ve un escenario ni medianamente próspero en lo inmediato.

Lea: Reapertura de hoteles en Mazatlán, a la expectativa del turismo doméstico https://bit.ly/2Czb9VU

Carlos Berdegué Sacristán, presidente de la Asociación de Hoteles, Moteles y Empresas Turísticas de Mazatlán, dijo que ha sido una temporada complicada, no solamente para Mazatlán sino para todos, hay menos gente viajando y se combina con la situación económica que no ayuda.

“Las primeras dos semanas de julio esperaban mejor de lo que estuvieron, las dos semanas restantes, tradicionalmente suelen ser mejores, la verdad es que hasta ahorita han estado entrando muchas llamadas, pero muy pocas reservaciones”, indicó.

Los precios en el hospedaje se han caído, pero la gente tiene mucho cuidado de gastar y viajar, “en todo el país, en todo el mundo, nadie está teniendo un verano fácil, nadie”.

Estimó que julio cerrará en la plaza debajo de los 45 por ciento en promedio de ocupación.

“No creo que lleguemos a los 45-50. Hay hoteles que han tenido mejor ocupación en fin de semana, pero la verdad los promedios van a andar así”.

—¿No ve una recuperación para agosto?

—Pues todo depende de estas dos segundas semanas de julio; sentimos que agosto va a estar muy parecido a julio, no vemos un gran repunte en asientos de avión o en reservas para agosto. Mazatlán comparado con Cabo… Cancún pues está arriba, Cancún va a cerrar julio arriba como al 23 por ciento.

—¿O sea que dentro de esta situación le está yendo mejor a Mazatlán?

—Sí, por la carretera, la gran mayoría de los hoteles van a estar abajo del 40 por ciento de ocupación, o sea, no le va a poder pegar siquiera al punto de equilibrio, no está fácil.

Hay empresas que no están cubriendo el punto de equilibrio, hay otras que sí,“pero desde luego está siendo un verano muy complicado”, reiteró.

Descartó que esta situación los obligue a despedir personal,“porque en general, la gran mayoría ha sido muy responsable, pero todo depende de la situación económica de cada empresa, hay empresas que van a tener que cerrar hasta que haya vacuna, hay otras que sí van a poder aguantar, depende de la situación financiera”.

MAZATLÁN. Aquellos días.

Las restricciones de ocupación

—¿En qué porcentaje está permitido que tengan huéspedes?

—Los porcentajes los ponen los protocolos, dependiendo de tus áreas que tengas abiertas. La gran mayoría de los hoteles está teniendo ocupaciones muy bajas y no está teniendo problema para cumplir con los protocolos.

Los protocolos los marcan las capacidades que tenga cada hotel en sus instalaciones como áreas públicas, albercas, restaurantes, explicó, “la gran mayoría de los hoteles están teniendo ocupaciones debajo del 30 por ciento; “hay hoteles que están al 15 por ciento”.

“En nuestro caso estamos siendo auditados por una empresa internacional Preverisk; nos están revisando que tengamos orden, y la verdad es que como las ocupaciones son muy bajas, no estamos teniendo problemas”, aseguró.

Óscar Pérez Barros, secretario de Turismo en Sinaloa, estimó que las primeras dos semanas en Sinaloa el promedio de ocupación fue del 28 por ciento, con más afluencia los fines de semana y que se espera cerrar el mes con una ocupación promedio del 45 por ciento.

Para agosto, la expectativa es llegar al 50 por ciento, pero dependerá del comportamiento de la pandemia, dijo.

Sinaloa tuvo una reactivación turística que se notó de inmediato en los diferentes  destinos. Mazatlán tuvo turistas de Durango y Culiacán. De Culiacán se movieron a Mazatlán y Altata; los del norte visitaron El Maviri y Topolobampo.

 

¿Dónde más se hospeda la gente?

Desde el 1 de julio, a través de redes sociales los usuarios señalan la presencia de gente aglomerada en espacios públicos sin cumplir con los protocolos de sana distancia y uso de cobre bocas.

Un aspecto que es visto en algunos fraccionamientos de la zona turística, donde en los últimos años han construido torres de departamentos, donde la intención de muchos compradores es la renta.

Jorge Letamendi, integrante del Colectivo Unión de Colonias y Fraccionamientos de Mazatlán, consideró que así como se imponen protocolos para los hoteles, restaurantes, malecón y playas, se apliquen acciones en las zonas donde de manera arbitraria se permitió la construcción de torres.

“Tener más gente donde no la había en donde está la probabilidad de contagio; mientras más gente transite por tu cuadra, es más insegura, hay gente que no es cuidadosa, gente hecha ‘bola’ en 300 metros cuadrados”, dijo.

Las rentas vacacionales se han intensificado los fines de semana, dijo sin que existan ningún control; “si yo rento mi casa a través de una plataforma, nadie, ni la federación, estado ni municipio me viene a revisar a pesar de que yo tendría un ingreso y tendría qué hacer un pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR) y hacer el pago de Impuesto por Hospedaje estatal; hay un vacío por ese lado”.

Es algo que la gente ve como un negocio alternativo que es válido, pero no justificable y el Ayuntamiento debería tener en control, pero no lo hace.

Artículo publicado el 19 de julio de 2020 en la edición 912 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos