junio 23, 2021 2:55 PM

Cine: ‘Nadie sabe que estoy aquí’

pelicula-nadie sabe que estoy aqui

Por más de diez años, la vida para Memo (Jorge García) en esa apartada localidad del sur de Chile significa ayudar a su tío (Luis Gnecco) a curtir el cuero de las ovejas; embarcarse, atravesar un lago para meterse a escondidas a las casas cuando sus dueños no están y esculcar en sus pertenencias; añorar su intento de ser cantante; y desear estar de nuevo en un escenario para ser reconocido por su talento. Sus días de timidez, silencio y aislamiento terminan cuando se graba cantando en el teléfono celular de Marta (Millaray Lobos), una chica del pueblo que recién conoce, por lo que ya no puede esconderse más y debe enfrentarse al pasado que detuvo su más grande sueño.

Lo que al principio sugiere una historia de suspenso o terror, termina como un emotivo y tierno drama. En Nadie sabe que estoy aquí (Chile/2020), primer largometraje de Gaspar Antillo, esa única casa en medio del bosque, separada del pueblo por un lago (el Llanquihue); las advertencias del tío al sobrino de que algún día lo descubrirán entrando a las casas ajenas; la vestimenta de Memo, que alude a un descuartizador (“oye, ¿no te cansas del olor a sangre? –le pregunta Marta, al ver el cuero de las ovejas por todo el taller); lo parco, serio, inexpresivo y misterioso que luce el protagonista casi todo el tiempo, excepto por sus impulsos violentos cuando algo no le parece, inevitablemente, hacen pesar que en algún momento pasará algo fatal. Y sí, la trama tiene algo de siniestro, aunque no necesariamente como se había imaginado.

El filme, más que nada, busca la reivindicación de una persona a la que le “cortaron las alas”, se limitó, coartó, silenció y confinó a un lugar y una actividad a los que no aspiraba, pero que, de acuerdo con otros, era lo más conveniente. Por eso: “Anda al programa, Memo, te va a dar paz”; “tú tienes un talento increíble. Tienes una voz maravillosa, Memo. Yo estoy segura que tú le ganarías a toda esa gente que va a los concursos de canto a la tele. Por eso es que tienes que ir a ese programa”; tú eres un hombre grande, un alma gigante, Memo. Un hombre bueno, un hombre de verdad. Nunca te olvides de eso”; “tú no tienes por qué quedarte solo acá, o por lo menos no quedarte solo acá por siempre”, únicamente buscan que alguien se reconcilié consigo mismo y los demás, se voltee a ver, se reconozca y acepte el enorme potencial que posee y lo muestre al mundo.

El premio sobre Nuevas narrativas en el Festival de Tribeca en Nueva York para la cinta que es la primera producción chilena de Netflix (donde está disponible desde la semana pasada), no es casualidad: su forma de llevar el ritmo, de mostrar el presente, el pasado y la imaginación del protagonista; y el manejo del color, la música y la fotografía son parte de un todo que funciona excelentemente para que el relato, además de disfrutarse, se quede en la mente por mucho tiempo, al igual que la impresionante actuación de García, quien no solo es preciso con la mirada, los gestos, las expresiones, los movimientos corporales y las reacciones, sino que también interpreta muy bien Out of Sight, el tema principal de Nadie sabe que estoy aquí. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 28 de junio de 2020 en la edición 909 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.