agosto 4, 2020 2:25 PM

Sin ingresos, sin IMSS, sin afore y sin apoyo

despensas

Las ventas de las tiendas de autoservicio y departamentales bajaron en abril el 22 por ciento y en mayo el 19 por ciento, según el reporte de la ANTAD.

Lea: Otra propuesta: renta vital de emergencia https://bit.ly/2XPc50i

En abril, 10.7 millones de mexicanos perdieron su fuente principal de ingresos que era un empleo informal.

No hubo ni hay transferencias masivas de recursos a los más desprotegidos, a los que menos tienen. El gobierno federal no está cumpliendo la agenda social a la que se comprometió.

Especialmente, la derrama de recursos no ha llegado a los trabajadores sin seguridad social, el llamado sector informal, vendedores ambulantes, trabajadoras domésticas, empleados sin contrato que perdieron su fuente de ingresos.

El organismo oficial encargado de evaluar la política de desarrollo social lo advirtió el 11 de mayo  al evaluar el anuncio hecho por el presidente: “El 23 de abril de 2020 el Gobierno Federal estableció como prioritarios 38 programas, de los cuales 19 corresponden al ámbito de desarrollo social (…) Ninguno de los programas se dirige explícitamente a la población en situación de pobreza, de acuerdo con la medición del CONEVAL (…) Hasta el momento ninguna acción está dirigida a la población que perdió su empleo a raíz de la emergencia sanitaria.”

Los 3 millones de créditos anunciados no eran para estos mexicanos desempleados de la informalidad porque un millón eran para empresas que cotizaban al IMSS, un millón para empresas que estuvieran en el Censo de Bienestar que se había hecho antes de y sin considerar la pandemia y el resto para trabajadores con INFONAVIT e ISSSTE.

Los desempleados del sector informal tampoco reciben los programas insignia del presidente pues piden como requisito tener cinco hectáreas de tierra o estudiar el bachillerato o ser joven aprendiz o estudiar la primaria.

Pudiera ser que algunas personas desempleadas reciban el programa de adultos mayores o que algún miembro de su familia recibiera ese u otro programa. Aún así, el monto de esos apoyos no es suficiente para compensar la pérdida de su fuente principal de ingresos que representa cerca del 70 por ciento del total. Esto es, quien pierde su empleo, cae automáticamente en situación de pobreza o la profundiza.

Con base en ese diagnóstico de insuficiencia de la política social es que CONEVAL pronostica que aumentará la pobreza por ingresos en 9 millones de mexicanos y la pobreza extrema por ingresos en, al menos, 6 millones de personas más.

Completando el análisis, hay que mencionar que no hay ninguna iniciativa federal para dotar de pensión contra invalidez, accidente o desempleo a 71 millones de mexicanos que no cuentan con acceso a seguridad social según datos oficiales de INEGI y CONEVAL.

El INEGI  reportó que la mayor pérdida de empleos se dio en los micronegocios, que pasaron de dar trabajo a 22.8 millones de personas en marzo a 14.7 millones en abril. Eso indica que los que han perdido el empleo han sido primero los pobres.

La inversión actual en política social no es la más grande de la historia. El monto presupuestal total invertido alcanzó un máximo de 1.12 billones de pesos en 2014 mientras que en 2019 fue de 1 mil 032 billones de pesos.

Se crearon programas pero se cancelaron otros como el de atención a jornaleros agrícolas.

El maestro Máximo Ernesto Jaramillo analiza la reconfiguración  del presupuesto social ejemplificando en las becas: “Antes, con Prospera, el mayor presupuesto estaba orientado a áreas rurales, con las becas de educación básica. En 2020 la beca de educación básica se reducirá a más de la mitad de su presupuesto en 2019, mientras que aumentarán en 70 por ciento y 74 por ciento los programas dirigidos a media superior y educación superior, respectivamente.”

“Lo anterior es grave en términos de progresividad de la redistribución: 83 por ciento de los estudiantes de educación media superior y 90 por ciento de nivel superior se encuentran en áreas urbanas. Además, el 50 por ciento más pobre del país sólo cuenta con 34 por ciento del total de estudiantes de educación media superior y 20 por ciento de superior. De esta manera, la reorientación del presupuesto a niveles educativos más altos beneficiará menos a los más pobres”

La política social no incluye a los más afectados por la crisis; se concentra en otros grupos sociales, no integrados solamente por personas en situación de pobreza.

“Está más bonita la foto de la despensa, que la despensa” le dijo Don Apolonio en la colonia “La Araña” a Marcelo Ebrard cuando era presidente del PRI del DF. Toda la amplia comitiva hizo como que no oyó.

Artículo publicado el 14 de junio de 2020 en la edición 907 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos