jueves, agosto 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Ofertan cerveza en plena ‘Ley Seca’ al aire libre en El Fuerte

CollageMaker_20200510_225055287

El sol cae a plomo, pero hombres desconocidos forman una fila, mientras otro grupo se arremolina alrededor de una camioneta color champagne en la que está encaramado un sujeto. Presuntamente este vende cerveza de manera ilegal, a la vista de todo, a cielo abierto y en un descampado.
En el video no hay referencia en dónde es.
Pero según la publicación, se trata de la ranchería El Vado, en el municipio de El Fuerte.
Esta se ubica a 4.9 kilómetros al oeste de la cabecera municipal. Es una comunidad mayoritariamente agrícola, a la que se llega por una calle que según un mapa es el camino principal a La Galera, una zona de esparcimiento público en ambas márgenes del río Fuerte.
El lugar está es el estadio de béisbol.
Quien graba el video camina apresurado, porque quiere alcanzar unos botes de cerveza.
Se burla de quienes esperan turno para comprar. Dice que es la cola para las tortillas.
Hace un paneo rápido del lugar. Y graba toda clase de vehículos: camionetas, autos, viejos y recientes, de variopinto tono de esmalte.
Mientras se acerca, va riéndose, burlón, de los presentes.
La grabación se detiene abruptamente, cuando esta por acercarse al tumulto.
La venta de cerveza clandestina se disparó en la zona norte de la entidad, desde que el gobernador, Quirino Ordaz Coppel decidió implantar la “Ley Seca”, según él, para no favorecer el contagio del virus SARS-COV-2 que provoca Covid-19.
La enfermedad ya ha matado a 214 personas en la entidad y enfermedad a mil 479 individuos, según las cifras oficiales de la Secretaría de Salud dada a conocer esta noche de domingo 10 de mayo, en que se festeja el Día de la Madre.
La medida de Ordaz Coppel no detuvo los contagios y generó un nuevo fenómeno: grupos armados compraron toda la cerveza en algunas tiendas, saquearon depósitos, enamoraron a dependientes, cruzaron ciudades con la carga ilegal expuesta a ojos de todos, pero sin que ninguna autoridad los detectara.
Fueron invisibles para las fuerzas policiales del estado y de los municipios.
Los precios del six-pack de cerveza se fijaron en 270 pesos y en 900 pesos la “charola” con 24 botes.
Ninguna policía reportó allanamiento de “aguajes” como se conoce a los “picaderos” en donde se comercializa cerveza de manera ilegal, mucho menos captura de grupo armado realizando porteo de bebidas alcohólicas, o bien la venta al público prohibida por Quirino Ordaz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.