abril 14, 2021 9:10 PM

¿Lo peor ya pasó?

hospital-covid19

Hoy sabemos que 12 días de abril han sido, hasta ahora, los peores en la pandemia de Covid-19 en Sinaloa y Culiacán. Tres de cada cinco muertes registradas hasta hoy ocurrieron en menos de dos semanas: 98 de las 159 al cierre de abril.

Lea: El dato no es dato, y ya no importa https://bit.ly/35qvhDI

Esos 12 días son dos periodos separados. El de mayores muertes fue del 22 al 27 de abril con el 36 por ciento de las defunciones, es decir que una de cada tres muertes sucedieron solo en esos seis días. Es más, el salto en casos está al arranque de ese momento: el 22 de abril se registran 14 muertes por Covid y al día siguiente 13. Solo esos dos días suman el 15 por ciento del total de defunciones.

El otro peor periodo de este abril que nada tiene de primaveral, fue anterior: del viernes 10 al miércoles 15. Otro momento, también de seis días, donde ocurrieron una de cada cuatro muertes, el 25 por ciento del total.

Sumados esos 12 días alcanzan el 61 por ciento de las muertes por Covid-19 en Sinaloa.

Esto es, aclaración pertinente, con las datos disponibles hasta ahora. No necesariamente exactos, quizás rezagados aun en la sumatoria total. No lo sabemos, y no sé si lo sabremos con certeza.

Si eso fue el pico de la pandemia, como dijo el viernes pasado el Subsecretario de Salud Federal, Hugo López-Gatell, el sistema de salud de Sinaloa soportó el esperado impacto en la infraestructura hospitalaria, con sus debilidades y ajustes. Pero si esto se convierte en una montaña rusa de subes y bajas –como estuvo ocurriendo en abril-, es difícil anticipar cuánto tiempo más podrá soportar el sistema.

Antes de López-Gatell, el Secretario de Salud estatal, Efrén Encinas, decía que su predicción es que en un par de semanas –eso es la segunda de mayo- Sinaloa tendrá los efectos más pesados por el número de enfermos al mismo tiempo en los hospitales. Al saber sobre las declaraciones de su homologo federal solo respondió que se trata de modelos matemáticos y que en biología no es igual que en estadística.

Haya pasado o no lo peor de la pandemia, queda claro en todas las predicciones y seguimientos, que los contagios y las muertes no dejan de presentarse en los periodos bajos ocurridos en este mes de abril –es decir, los otros 18 días distintos a esos periodos de picos en la pandemia. El 40 por ciento de contagios y muertes ocurrieron en dosis pequeñas.

 

Margen de error

(Pequeñas dosis) Hay un tema pendiente, y que no es menor aunque tampoco de la mayor urgencia en este momento. Y se trata del enorme margen de error que llegaron a tener las cifras oficiales en Sinaloa sobre muertes. Desde la semana pasada señalábamos en este mismo espacio que el dato de todos los días dejó de ser dato cuando se empezaron a realizar correcciones todos los días sobre él.

Hoy, con las actualizaciones de los últimos siete días, queda claro que el margen de error llegó a ser demasiado amplio como para pasarlo por alto.

Aquí también ocurren dos periodos clave en ese rezago: Los días 8 y 18 de abril. El primer brinco en las muertes ocurre los primeros días del mes, del 3 al 6 de abril las muertes se multiplicaron por 4, pasaron de 5 a 20. Solo que en los datos que se informaron en su momento solo pasaron de 5 a 13.

El día clave es el 8 de abril, porque el desfase entre el informe inicial y el actual, acusa un rezago casi del cien por ciento. Es decir, ese 8 de abril se informaba de 14 muertes cuando casi iba el doble, eran 28 en ese momento.

Es importante ese día, y los datos de ese momento, porque justo un par de días después ocurriría uno de los dos picos que se mencionaron inicialmente –el del 10 al 15 de abril.

La brecha entre los datos que se informaban cada día, y los que después se actualizarían –que aun no sabemos, como se explicó antes, si son los que quedarán afianzados como oficiales- se fue ampliando a lo largo de los días. Para el 18 de abril –el segundo momento clave en este desfase- el número de muertes no informadas en su momento llegó a 30. Es decir, mientras ese día se informaba de 45 decesos acumulados en Sinaloa en lo que iba de la pandemia, después sabríamos que la sumatoria llegaba a 75.

 

Mirilla

(Corrección) Como es sabido, el rezago se empezó a corregir a partir del día 24 de abril. Un día antes, el jueves 23, las muertes por la enfermedad Covid-19, que no estaban en las plataformas correspondientes, llegó a 51. Es decir, se informaba de 67 muertes en total para Sinaloa en la emergencia, pero eran en ese momento 118.

Ahí está una explicación pendiente, aunque no sea de urgencia porque ahora la prioridades siguen siendo otras. Sí es necesario saber qué ocurrió con esa cadena que alimentaba la base de datos. Porque entonces ¿sobre qué base se tomaban las decisiones dentro del gobierno? ¿Sobre los 67 muertes que estaban ocurriendo en las primeras planas de periódicos, noticiarios y portales? ¿O sobre las 118 muertes que estaban en hospitales y clínicas de Sinaloa? (PUNTO)

Columna publicada el 03 de mayo de 2020 en la edición 901 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos